Actualizado 12:53
Cepsa Altas Prestaciones

Lamborghini Huracán: guía definitiva sobre su tecnología y curiosidades

( @davidvillarreal ) el

No es fácil que nos hagamos una idea de lo difícil que resulta para una marca como Lamborghini dar relevo a un deportivo tan popular y exitoso como el Gallardo. Intentaremos presentaros el contexto en el que llega el Huracán con cifras. El Lamborghini Gallardo ha cubierto, con más de 14.000 unidades fabricadas, prácticamente la mitad de todos los Lamborghini que se han fabricado en cincuenta años de historia de la marca.

El mercado ha cambiado, los rivales son mucho más competitivos, la tecnología lo es todo y el mantenimiento de los márgenes de beneficio y un precio acorde con sus prestaciones será crucial para que el Huracán repita y supere los éxitos de su predecesor. Es lo que se espera de él y llega con el listón muy alto.

Por eso mismo Lamborghini ha asegurado el desarrollo de algo más que una cara bonita con un motor muy potente, los de Sant’Agata han puesto toda la carne en el asador para que sus rivales no le mojen la oreja, para ser al menos tan rápido como ellos, pero sobre todo para proporcionar a sus clientes el deportivo definitivo, el más versátil. El Huracán pretende ser un coche que puedas utilizar a diario para moverte por tus eventos sociales, bajar al supermercado y pasear por el puerto deportivo y el que querrás llevarte el fin de semana, ya sea para un improvisado viaje con tu pareja o para fulminar dos juegos de neumáticos a 500€ el kilo en tu circuito favorito.

Así es el Huracán y así te vamos a desgranar los entresijos de su tecnología.

Lamborghini Huracán

Hay cosas que no cambian, ni probablemente deban cambiar. Y salvo los más veteranos, muy pocos entenderán hoy en día un Lamborghini con cualquier otro motor que no sea un diez o un doce cilindros. El Huracán repite la receta de su predecesor, un V10 de 5.2 litros y 610 CV, para empezar, porque seguro que en unos años estrenará versiones aún más potentes.

Aunque en esencia se trate del mismo bloque que el utilizado en el Gallardo, el Huracán ha mejorado sus registros con la nueva Iniezione Diretta Stratificata, algo que suena muy exótico en italiano y que no es otra cosa que la estratificación en la inyección directa que nos permitirá – entre otras cosas – ahorrar combustible por una planificación más eficiente de la mezcla en la cámara de combustión, combinando el concepto de inyección directa (arranque y altas revoluciones) e indirecta (en bajo y medio régimen). Te lo diremos solo una vez y luego nos olvidaremos del tema, porque ¿a quién le importa lo que consume un Lamborghini? Pero el Lamborghini Huracán homologa 12,5 litros/100 kilómetros y 290 g/km de CO2, que no está nada mal para un superdeportivo de más de 600 CV.

Lamborghini Huracán

Sigamos con otras palabras italianas. Lamborghini Doppia Frizione es el nombre escogido para el nuevo cambio de doble embrague y siete relaciones de Sant’Agata, LDF para los amigos. La efectividad de esta transmisión con accionamiento hidráulico y embrague de multidiscos permitirá que el Huracán acaricie los 325 km/h y fulmine el 0 a 100 km/h en 3,2 segundos, aunque si seguimos acelerando habremos alcanzado desde parados los 200 km/h en menos de diez segundos.

No te olvides de que como su predecesor y la mayoría de los Lamborghini que hemos conocido desde el Diablo VT, el Huracán contará de serie con tracción total. Lamborghini lo esgrime como una de sus ventajas a la hora de ofrecer la máxima tracción, ya sea tras pasar el vértice de una curva o en una salida lanzada.

Os contaremos otro secreto. El Huracán realiza un reparto constante sobre ambos ejes, aunque en condiciones normales el reparto en el tren trasero es mayor, en una relación del 70% frente al 30% del eje anterior. En la práctica, dejaremos que un embrague central hidráulico y la electrónica que lo pilota – un avance importante respecto al acoplamiento viscoso del Gallardo – se encargue de ajustar automáticamente el reparto de tracción para sacarnos de apuros o para vencer en los circuitos, en la décima, a nuestros rivales de tracción trasera.

No hace falta que te digamos que si le provocas, este Huracán desatará sus vientos cruzándose de lado en cada curva.

Lamborghini Huracán

Estarás conmigo, seguro, en que un sistema de tracción total tan efectivo como el de este Huracán es una póliza de seguro para utilizar a diario tu superdeportivo, haga un sol radiante o llueva a mares – en cuyo caso no solo temas por la potencia, sino también por los rodillos que calza tu coche. Pero un motor de diez cilindros en uve y un sistema de tracción total conlleva incrementar el peso y los kilogramos en un superdeportivo son un lastre para las prestaciones.

Lamborghini no podía permitirse repetir el concepto del Aventador, un monocasco de fibra de carbono muy costoso de producir, algo muy complicado – por no decir imposible – de ofrecer en un deportivo de tanto volumen como se espera del Huracán. De ahí que optasen por una idea bastante interesante, retomar el concepto del Aluminum Space Frame de Audi y condimentarla sustituyendo ciertas piezas por fibra de carbono, que son complejas de producir pero no tanto como un monocasco completo.

Lamborghini Huracán

El resultado también se aprecia en la rigidez estructural, muy superior a la del Gallardo. Lo que significa, entre otras cosas, que podremos someterlo a fuerzas laterales muy superiores, llevarlo a límites inalcanzables para su predecesor.

Podemos deciros que la estructura del Huracán no pesa más de 200 kilogramos, que el reparto de pesos es del 42:58 y que su peso en vacío es de 1.422 kilogramos. Hablamos de cifras similares a las de un Ferrari 458 Italia, de tracción trasera, con dos cilindros menos y solo 570 CV. De hecho, el Huracán ofrece una relación de peso y potencia de 2,33 kilogramos/CV, más favorable que los 2,42 kilogramos/CV del 458 Italia.

Lamborghini Huracán

Seguro que lo último que te esperas de un Lamborghini es un tacto de dirección que no te transmita lo que pasa debajo de esos rodillos que lleva por ruedas. Pero tal vez debamos concederle una oportunidad a este Huracán, que estrenará un sistema electromecánico de piñón y cremallera con una relación bastante deportiva, de 16.2:1. Aún hay más. Opcionalmente podremos reservarlo con Lamborghini Dynamic Steering (LDS) un sistema de desmultiplicación variable que nos permite variar la relación entre el 9:1 y el 17:1, es decir, que sea perfecto para entrar en el garaje o maniobrar entre carritos en el súper y altamente preciso en un trackday.

Me gusta muchísimo el detalle de las inmensas levas que monta tras el volante. Es tan triste reconocerlo como que sucediera, pero mi primer contacto con un Lamborghini en circuito – Gallardo para más señas – fue un tanto frustrante, mi lucha por encontrar las pequeñas levas del Gallardo para llegar a la curva con el trabajo hecho y una vez más encontrarlas para salir del giro a fondo y empezar a engranar marchas a un ritmo endiablado, puesto que muy pocos deportivos suben de vueltas tan rápido como un V10 de Lamborghini. Esa fue mi primera vez…

Lamborghini Huracán

Ficha técnica
  • Motor 5.204 cm3 atmosférico
  • Potencia 610 CV @ 8.250 rpm
  • Par máximo 560 Nm @ 6.500 rpm
  • Relación peso / potencia 2,33 kg/CV
  • Velocidad punta 325 km/h
  • 0 a 100 km/h 3,2 segundos

[ap_neumaticos_michelin neumatico=pilot-sport-3]

[ap_michelin centrado=si]

De serie, el Lamborghini Huracán contará con llantas de 20” y discos de freno carbocerámicos. El neumático que equipa de serie es un Pirelli P Zero, una gama desarrollada específicamente para el Huracán, con medidas 245/30 delante y 305/30 detrás.

Está claro que Lamborghini ha querido fabricar un deportivo brutal, pero muy práctico en el día a día. Otra muestra más la tenemos en el hecho de que opcionalmente también podamos configurarlo con un sistema de amortiguación adaptativa, mediante un dispositivo magneto-reológico, una tecnología propia de berlinas de lujo que desde hace poco también se ha vuelto en la esencia de los deportivos de nueva generación.

Todos estos sistemas estarán gobernados por el ANIMA de Lamborghini, que además de significar el alma – en italiano – es el acrónimo de Adaptive Network Intelligent Management. El Lamborghini contará con una especie de manettino en el volante – como el de sus vecinos de Ferrari – que permitirá jugar con los modos Strada, Sport y Corsa, adaptando las válvulas del acelerador, los flaps del escape, el cambio LDF, el control de estabilidad, las suspensiones y la dirección, al tipo de conducción que vayamos a practicar.

Lamborghini Huracán


Suscríbete a
Altas
Prestaciones
Recibirás cada sábado en tu correo el artículo de Diariomotor Altas Prestaciones

El Lamborghini Huracán también tiene su punto friki, faltaría más. El equipo de entretenimiento y el cuadro de mandos se han fusionado en una pantalla de 12,3” que verás tras el volante, con la última tecnología en gráficos y procesamiento. Te parecerá una tontería – a mí me parece muy curioso – pero Lamborghini pensó que como la aguja del cuentarrevoluciones se va a desplazar tan rápido cuando aceleremos a fondo, necesitarían un sistema gráfico que soportase 60 frames por segundo – a la altura de videoconsolas de última generación como la Playstation 4 – para que el movimiento de la aguja sea homogéneo. Está todo pensado…

En Lamborghini siguen obcecados con que sus deportivos sean auténticos aviones de combate preparados para sobrevolar sobre la carretera. El último gadget estrenado por el Huracán es la Lamborghini Piattaforma Inerziale, que además de sonar muy bien en italiano, consta de tres acelerómetros y tres giroscopios distribuidos por el coche para calcular en tiempo real los movimientos del vehículo y la aceleración lateral, horizontal y vertical, el balanceo, los cabeceos y los derrapes, para que la centralita determine en décimas de segundo como deberán actuar los diferentes sistemas electrónicos, especialmente el diferencial central y el control de estabilidad.

Lamborghini Huracán

Aunque de serie el Lamborghini Huracán ya venga con todo el equipamiento indispensable, Lamborghini aún deja margen para añadir algunos extras que posiblemente no te vengan nada mal. El equipamiento opcional, además de la dirección variable LDS y las suspensiones adaptativas, también incluirá un asistente de parking con cámara trasera, asientos confort con más ajustes y calefacción, navegación 3D, una cubierta transparente para el motor con el vano forrado en fibra de carbono, llantas especiales y un sistema de monitorización permanente de la presión de los neumáticos.

Lamborghini Huracán