El Audi Q2 ya se pasea, en vídeo, por las calles de La Habana, en Cuba

 |  @davidvillarreal  | 

La espera se acorta, y el lanzamiento del Audi Q2, que se producirá tras el verano, está cada vez más cerca. Eso solo significa que la información de que dispondremos acerca del nuevo Audi Q2, el crossover más pequeño de Audi, será cada vez mayor. De momento el último material que nos ha llegado del benjamín de Audi es un nuevo vídeo del Audi Q2 en el que lo vemos rodando por las calles de La Habana, en donde ha estado presentándose estos días. Unas imágenes en las que el Audi contrasta, y mucho, con el destartalado, pero espectacular para nosotros los más nostálgicos, parque automovilístico cubano.

Ya os podemos ir adelantando que llegará a los concesionarios en otoño y que, tal y como ya nos temíamos, es muy probable que afecte negativamente a las ventas de Audi A3 y Audi A1. Será interesante analizar hasta qué punto algunos clientes optarán por el nuevo Q2 en detrimento del A1 o el A3 que hubieran escogido antes de su lanzamiento. Sobre todo por el hecho de que este pequeño crossover, en torno a los 4,3 metros de longitud, haya conseguido un aprovechamiento del espacio que incluso podría canibalizar ventas de su hermano mayor, el Audi Q3.

Reto que dependerá, en gran medida, de su posicionamiento comercial y su precio, que probablemente esté en cifras similares, o cercanas, a las del Audi A3.

A la espera de más datos, ya sabemos que el Audi Q2 gozará de una dotación de equipamiento muy completa, y las tecnologías de sus hermanos mayores, incluida conexión a internet ilimitada. También sabemos que no se puede descartar una versión picante, pongamos que un Audi Q2 RS, aunque de momento la gama de motores del Audi Q2 estará compuesta de motores de tres y cuatro cilindros, diésel y gasolina, entre 116 CV y 190 CV de potencia.

Fuente: Audi
En Diariomotor:

Lee a continuación: ¡Viva el streaming! Conexión a Internet ilimitada (y de serie) para el nuevo Audi Q2

Solicita tu oferta desde 25.200 €
  • pancho

    A buenooo. Igual de seguro que nos e va a vender en Quba!

  • X 2.0

    Me ha gustado mucho el video, está bien que Cuba siga abriéndose al mundo. Espero que no pierdan algunas esencias del socialismo que si han funcionado y cambien o mejoren todo aquello en lo que el bloqueo y las políticas de los Castro han fallado. Es bonito ver el contraste entre viejos y nuevos coches, espero que los cubanos no pierdan la afición por los clásicos y sigan restaurándolos, solo que ahora con mas y mejores medios.

    • Germán Medina Pérez

      Es que los cubanos no es que tengan afición por los clásicos, les toca restaurar todo por necesidad. Y en Venezuela vamos por el mismo camino. No se consiguen repuestos, solo usados. Los cauchos nuevos estan incomprables, ahora venden puros cauchos usados y pare Ud de contar. Carros nuevos solo para los ligados al gobierno o empresarios con dinero. La industria automotriz está quebrada. Se fue la fabrica Bridgestone, FCA esta próxima a irse tambien. La única que produce es Ford y eso muy pocas unidades e igualmente incomprables y en dólares (previa consignación). Ya pronto desarrollaremos la “afición” por los clásicos también.

      • Leonmafioso

        Y qué decir de Pirelli que también está a punto de cerrar operaciones por la falta de divisas y materia prima.

      • X 2.0

        Por supuesto, primero es la necesidad. Pero está el club de autos clásicos “A lo Cubano´´, y esos restauran tanto por necesidad como por afición, y cuentan con clásicos realmente buenos que ya quisiéramos ver por aquí. Además hacen eventos de aceleración y habilidades. Acceder a este club no es fácil, porque exige a los nuevos miembros una serie de requisitos para sus clásicos que no son fáciles de cumplir en Cuba.
        En Cuba existe necesidad, pero también afición y mucha. Hay que recordar que los años previos a la revolución, se celebraban grandes premios de Formula 1, carreras en las que estuvo presente el gran Juan Manuel Fangio. También es fácil ver vehículos importados por cubanos que viven en el extranjero.