CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Curiosidades

4 MIN

Isdera 116i Autobahnkurier, regreso a un glorioso pasado

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 12 Mar 2009

Antes de hablar del espectacular 116i Autobahnkurier debemos conocer la historia de Isdera. Es un fabricante de automóviles independiente no demasiado conocido de nacionalidad alemana. Nace en 1969 de mano de Eberhard Schulz, actual propietario de una empresa que se ha caracterizado por crear deportivos y superdeportivos radicalmente innovadores, sin seguir para nada las tendencias del mercado. Todo empezó con el Erator GTE, construido por el propio Schulz, que lo empleó como carta de presentación.

Tras construir su interpretación personal del Ford GT40 obtuvo un trabajo técnico en Porsche, que le permitía disponer de un alto nivel de ingresos. Sin embargo, en secreto Schulz era todo un fanático de Mercedes, tanto que al cabo de unos años en Porsche decidió volcarse en Isdera, no sin antes diseñar un prototipo para Mercedes – denominado CW311 - cuyas piezas eran mitad Mercedes mitad Porsche. El que pretendía ser el sucesor del clásico 300 SL acabó derivando en el espectacular Isdera Imperator.

Isdera 116i Autobahnkurier, regreso a un glorioso pasado

Tras grandes éxitos en el mercado de exclusivos superdeportivos – tanto que los coches se fabrican sólo sobre pedidos en firme – con el Imperator y el Isdera Spyder, ambos construidos con trenes de rodaje y chasis Mercedes la fama del constructor ha perdurado hasta hoy en día con innovadores vehículos como el Commendatore 112i y especialmente el protagonista del artículo: el imponente 116i Autobahnkurier. Se trata de un enorme GT de lujo inspirado en grandes coches de los años 30, especialmente el Bugatti 57.

El Mercedes 540K también es una influencia clara, según Schulz admite, propietario del único 116i AK construido. Su estampa visual es realmente arrebatadora, dominada por un enorme capó de apertura lateral coronado por un águila. Todo es clásico en el 116i, desde la calandra y cláxon hasta los guardabarros aerodinámicos sin olvidar la disposición del habitáculo, situado casi sobre el eje trasero. Las dos ventanillas partidas y su curiosa separación ponen la guinda a un exquisito pastel.

Isdera 116i Autobahnkurier, regreso a un glorioso pasado

Dentro, todo son lujos pero el ambiente clásico se diluye en parte, más parece el interior de un Jaguar de los años 80, lo que puede justificarse en que el proyecto para el 116i comenzó en 1984. Entre las comodidades encontramos elevalunas eléctricos, dirección asistida, tapicería de cuero o climatizador automático, muchos elementos que no encontrarían muchos millonarios de los años 30 en sus coches. Tampoco los cambios automáticos y la tracción integral eran propios de aquella lejana época.

Sin embargo ni ahora ni entonces habría muchos coches con dos motores bajo el capó, sí, dos. La razón de que el capó sea tan inmensamente largo es que dentro habitan dos motores 5.0 V8 Mercedes colocados en posición longitudinal, coordinados con un cambio automático de 5 marchas. Uno de ellos propulsa el eje delantero y el otro el trasero, entre ambos cubican nada menos que 10 litros y desarrollan una potencia combinada de 600 CV a 5.100 rpm, junto a un par máximo de 900 Nm a unas cómodas 2.700 rpm.

Isdera 116i Autobahnkurier, regreso a un glorioso pasado

Creo que ya no hace falta explicar por qué la longitud del Autobahnkurier es de 5.650 mm de largo y su ancho alcanza los 1.950 mm de ancho, extiéndose su batalla hasta los 3.630 mm. Su asentamiento en la carretera se hace a través de llantas de 18 pulgadas calzadas con neumáticos 285/60 R18 en ambos ejes. Es evidente que no está concebido para ratonear por la ciudad, sino para viajar largas distancia con comodidad y estilo, es por ello que cuenta con un depósito de gasolina de 145 litros de capacidad.

Aún así, la practicidad de este gran GT no es demasiado elevada, sólo posee dos plazas amplias y su maletero únicamente cubica 333 litros de volumen. En cuanto a inconvenientes, el elevado peso final de 2.270 kg, la mala aerodinámica y esos 10 litros de cilindrada, que se traducen en el consumo medio de este barco de carretera, que finalmente se cifra en unos mareantes 21.7 l/100 km, similares al gasto del Bugatti Veyron. La velocidad punta del Autobahnkurier es de unos correctos 242 km/h.

Isdera 116i Autobahnkurier, regreso a un glorioso pasado

El 116i Autobahnkurier fue presentado en el año 2006 en el Concours d’ Elegance de Schwetzingen, generando instantáneamente admiración y asombro a partes iguales. Resumiendo, el 116i es un coche realmente deseable, Schulz puede estar orgulloso, hecho que demuestra conduciéndolo con frecuencia, de hecho, se rumorea que es su vehículo habitual. Como postre os mostramos más imágenes, lamentamos no poder ofrecéroslas en alta resolución.

Isdera 116i Autobahnkurier, regreso a un glorioso pasado

Isdera 116i Autobahnkurier, regreso a un glorioso pasado

Isdera 116i Autobahnkurier, regreso a un glorioso pasado

Isdera 116i Autobahnkurier, regreso a un glorioso pasado

Isdera 116i Autobahnkurier, regreso a un glorioso pasado

Isdera 116i Autobahnkurier, regreso a un glorioso pasado

Isdera 116i Autobahnkurier, regreso a un glorioso pasado

Isdera 116i Autobahnkurier, regreso a un glorioso pasado

Isdera 116i Autobahnkurier, regreso a un glorioso pasado

Isdera 116i Autobahnkurier, regreso a un glorioso pasado

Isdera 116i Autobahnkurier, regreso a un glorioso pasado

Isdera 116i Autobahnkurier, regreso a un glorioso pasado

Isdera 116i Autobahnkurier, regreso a un glorioso pasado

Isdera 116i Autobahnkurier, regreso a un glorioso pasado

Isdera 116i Autobahnkurier, regreso a un glorioso pasado

Isdera 116i Autobahnkurier, regreso a un glorioso pasado

Isdera 116i Autobahnkurier, regreso a un glorioso pasado

Isdera 116i Autobahnkurier, regreso a un glorioso pasado

Isdera 116i Autobahnkurier, regreso a un glorioso pasado

Vía: Isdera
En Diariomotor: Artz, un preparador muy poco habitual, Spyker Cars: deportivos artesanales holandeses, Un Lamborghini Countach hecho a mano, desde el sótano a la realidad