CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Seguridad Vial

3 MIN

Crisis o dejadez en el mantenimiento de nuestros coches

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 23 Nov 2009

Varios estudios recientes han demostrado que la crisis económica afecta directamente al mantenimiento de nuestros vehículos. Algunos conductores prefieren revisar sus vehículos en talleres de mecánica rápida en lugar de los concesionarios y otros estiran algunos componentes más allá de lo debido. No es nada nuevo, pero empieza a ser preocupante cuando es nuestra seguridad la que está en juego, tal es el caso de los neumáticos o las luces. Estirar su vida útil es abiertamente peligroso.

Bridgestone ha revisado desde principio de año la friolera de 193.364 neumáticos, extrayendo la conclusión de que sólo el 21% de los vehículos tenía un dibujo adecuado y la presión correcta en las cuatro ruedas. Aunque habría que determinar en qué momento se han realizado dichas revisiones – si fuese al ir a cambiar los neumáticos el estudio no sería válido – y teniendo en cuenta que Bridgestone barrerá para casa, sólamente uno de cada cinco vehículos circula en condiciones de seguridad.

En 2008 el porcentaje de aprobados era del 30%, y en 2006 se superaba el 50%. No tenemos el desglose de los porcentajes pero es de esperar que la crisis ha hecho mella en los presupuestos familiares y propicia que estiremos los neumáticos más de la cuenta. No son baratos pero no es excusable que juguemos con su integridad, es lo único que nos mantiene en contacto con el asfalto, si tenemos algún problema de adherencia las probabilidades de accidente aumentan exponencialmente.

En el 29% de los casos al menos un neumático no estaba en condiciones óptimas, muy gastado, con algún golpe o poco hinchado. El aire para hinchar los neumáticos es gratuito y en la mayoría de gasolineras podemos revisar la presión. Es recomendable hacerlo cada semana para ver que todo va bien, aunque en general se recomienda echarles un vistazo al menos una vez al mes. Otro estudio ha sido realizado por el especialista en alumbrado Hella, relativo al estado de nuestros faros.

Según su estudio un 35% de los conductores circula con los faros en mal estado. Bien llevan alguno fundido, están mal reglados o no tienen la intensidad suficiente. Es muy sencillo darnos cuenta de cuándo fallan los faros, y hay que tener en cuenta que pierden intensidad a medida que pasa el tiempo. Se recomienda sustitución completa cada dos años, no notamos que pierden intensidad porque el efecto es para nosotros muy gradual, pero en términos absolutos hay grandes diferencias.

Más del 40% de los accidentes suceden en condiciones de penumbra – entre el anochecer y el amanecer – así que es para pensárselo. Respecto al mal reglaje de los faros, perjudica al propio conductor y a los demás conductores, que se pueden deslumbrar muy fácilmente y perder la orientación. Como último apunte, los faros antiniebla sólo se pueden usar con condiciones de visibilidad muy reducida – fuerte lluvia o niebla -, y sin embargo tampoco es extraño ver antinieblas en ciudad.

Vía: El Mundo Motor En Diariomotor: ¿Neumáticos anchos o neumáticos estrechos? | La DGT empezará a multar a aquellos con neumáticos en mal estado | Control de presión de neumáticos, obligatorio en Europa a partir de 2012