comscore
MENÚ
Diariomotor
Opel

8 MIN

Opel Astra, primeras impresiones

Opel Astra, primeras impresiones

El nuevo Opel Astra sigue siendo el compacto de cinco puertas de toda la vida pero en su cuarta generación ha pegado un estirón y no sólo en cuanto a tamaño se refiere.

Nos hemos puesto al volante del Astra con ganas de criticar constructivamente sus características. Concretamente el elegido ha sido el Astra con acabado Enjoy, que se sitúa inmediatamente por encima del básico Essentia. El motor es el gasolina 1.6 litros de 115 CV que está asociado a un cambio manual de cinco marchas.

Opel Astra, primeras impresiones" alt="Opel Astra, primeras impresiones"/>

La apariencia

Por fuera

El nuevo Astra se muestra tal cual un Insignia en pequeño, pero a pesar de tomar prestados aspectos de la gran berlina el Astra no deja de ser un compacto de los más grandes del segmento. Destaca su frontal a imagen y semejanza de la nueva Opel o sus luces traseras con cuatro haces curvos que ofrecen una luz más vistosa que la típica de bombilla.

Mide nada menos que 4.42 metros de largo, un crecimiento de unos 17 centímetros en comparación con su antecesor, aunque también crece en anchura hasta los 1.81 metros y en altura hasta los 1.51 metros (6 cm más en ambos casos). No da la sensación de más coche pero sirve para agrandar el habitáculo.

Por dentro

Desde el acabado Enjoy al que hemos accedido el interior rezuma una calidad más que aceptable, y en este caso regada por algunos añadidos como el volante multifunción, la palanca del freno de mano y el cambio en cuero. Los asientos no están hechos en piel pero tienen una calidad que aparenta resistir bastante bien al paso del tiempo.

E igual sensación dan los instrumentos, algunos con acabado brillante. Por ejemplo la botonera de la consola central, muy completa por cierto, tiene un tacto muy agradable y con un poco de uso es sencillo aprenderse las posiciones de cada cosa. Las decoraciones de las puertas, al menos en el nivel Enjoy, son correctas aunque de nuevo el aspecto plasticoso brilla más de lo debido.

La iluminación es otro de los aspectos cuidados en el Opel Astra. En esta versión los tonos de luz dominantes son el naranja sobre fondo rojo y no se quedan solamente en los displays y en botones. Una de las sorpresas está en la luz que sale por debajo de la palanca de cambios. Un detalle original y cuidado.

La habitabilidad

Confort

El tarado de suspensiones que vienen con la versión Enjoy es más que suficiente para ir cómodos en los asientos traseros. Los badenes y las irregularidades de la calzada se transmiten de forma bastante amortiguada al interior sin que parezca que se pierde la sensación de lo que ocurre tras las ruedas.

Con el aumento de dimensiones el Opel Astra aprovecha para abrir un buen espacio interior que permite mayor libertad de movimientos. Un factor esencial para sentirse cómodos, además del espacio, está en los asientos. Los que incluye el acabado Enjoy son suficientemente cómodos para que en el día a día no nos resintamos de la espalda aunque les falta un mayor nivel de configuración que sí tienen versiones superiores.

A la hora de sentarse tres personas en la segunda fila el problema no está en la distancia hacia la primera fila ni en la altura. Tres pasajeros adultos irán sin estrecheces pero tampoco con demasiado espacio sobrante. Los que tengan suerte de encontrarse pegados a las puertas tendrán un pequeño reposabrazos sobre el que relajarse. Para el reposabrazos trasero central, que tiene espacio dedicado a refrescos también, hay que irse a un acabado superior.

Espacio de transporte. Interior y maletero

La apuesta de Opel en el interior es clara: mucho espacio, una buena calidad y muchas formas de llevar objetos de forma segura. El primer pulso lo da el túnel central en la zona delantera. Por debajo de la consola hay un hueco especialmente grande, ese donde va perfectamente la cartera y el móvil. Por detrás de la palanca de cambios hay un hueco para el cenicero cilíndrico.

Si no te dejas llevar por el humo del tabaco, puedes extraerlo y colocar una lata de refresco. En la versión Enjoy hay otros dos huecos más para latas o para lo que se te ocurra con ese tamaño. En versiones superiores en las que el espacio de la palanca del freno de mano se sustituye por el botón del freno eléctrico, los últimos dos huecos tienen un pequeña tapa corrediza. Además se incluye el reposabrazos que oculta un pequeño cajón.

La guantera de siempre es lo menos curva posible para maximizar el espacio y puede llevar un soporte con monedas y otro para bolígrafos. Replicando este espacio pero en menor cantidad está una pequeña guantera situada a la izquierda del volante, donde se puede llevar un pequeño estuche o los papeles del coche bien ordenados. O quizás es mejor idea llevarlos algo más “escondidos”, pero mejor que no sea en las bolsas de la espalda de los asientos.

El maletero del anterior Astra cubicaba 380 litros mientras que el del nuevo Astra sólo llega hasta los 370 litros. ¿Qué ha ocurrido? El mayor tamaño del nuevo modelo se cede para mejorar el confort interior. A cambio, el Astra incluye ahora el sistema FlexFloor para configurar el espacio existente. El suelo puede elevarse para encajarse a dos alturas dentro del maletero.

La más baja ofrecería el mayor espacio por encima de ella y la segunda se situaría a mitad de distancia entre el fondo real y la boca la carga. Por último el suelo flotante puede elevarse para coincidir con la boca de carga, facilitando con ella la entrada de objetos pesados. El manejo del fondo se hace mediante un tirador y para traspasarlo el fondo se divide en dos partes.

Con el FlexFloor se puede dividir el maletero del Opel Astra para albergar diferentes objetos, se hace más sencillo introducir bultos grandes y se puede esconder objetos que no se quieren a la vista nada más abrir el maletero.

Visibilidad

En las últimas generaciones de los compactos y utilitarios se han visto dos procesos en cierta medida contrarios: aumenta la superficie de los espejos retrovisores, especialmente los exteriores, mientras que disminuye la de las lunetas traseras. En el nuevo Astra la disminución del segundo apenas se nota y el crecimiento de los primeros ayuda a disminuir los puntos muertos.

El motor

La mecánica probada era la 1.6 gasolina atmosférica de 115 CV, asociada a una caja de cambios manual de cinco marchas. Las sensaciones de este motor se caracterizan más bien por ser muy escasas, es un motor que alcanza su fuerza en elevadas revoluciones y por tanto para una circulación descansada está escaso de fuelle. El cambio es suave y progresivo, lo que se espera de un coche nuevo de este nivel.

Si se conduce de forma cómoda, pidiendo fuerza hasta las 3.000 / 3.500 rpm, el consumo se puede ir más allá de los 8.5 litros a nada que te descuides. Circulando de forma “manual” a 110-120 km/h lo que gasta este Astra va disminuyendo pero la mejor forma de hacer decaer el consumo es utilizando el programador de velocidad. A 120 km/h por autovía el consumo puede alcanzar los 6.0 / 6.5 litros/100 km. Para esta potencia el consumo es más que mejorable.

Para los que quieran un poco de viveza este Astra no es el más adecuado, por mucho que se le pueda exprimir al motor. Al menos ofrece un buen tacto en cuanto a su cambio, muy progresivo y que deja poco espacio a los saltos. Quien busque una opción en gasolina que le aporte algo debe irse como mínimo al 1.4 turbo de 140 CV o directamente al potente 1.6 turbo de 180 CV. En diésel las opciones irán desde el ecoFLex 1.3 CDTi de 95 CV hasta el 2.0 CDTi de 160 CV (todos los motores del Astra).

El equipamiento y el precio

Este Opel Astra en concreto tiene un precio oficial, sin incluir descuentos, de 18.400 euros. De serie incluye airbags frontales, laterales delanteros y de cabeza delanteros y traseros, control de estabilidad ESP Plus, radio CD-MP3 con mandos en el volante y toma auxiliar, aire acondicionado, retrovisores con ajuste eléctrico, mando a distancia, sensor de lluvia y encendido automático de luces, etc.

Algunos extras como el ordenador de a bordo o las llantas de aleación de 17” estaban instalados en el Astra probado para dejar el precio final sobre los 18.800 euros. Con la calidad y el equipamiento que lleva el Astra Enjoy podría decirse es un precio aceptable aunque la mayor pega puede estar en el insulso motor. El Astra más asequible es el Essentia con el motor gasolina 1.4 de 100 CV, sin aire acondicionado, llantas de aleación, etc (todos los equipamientos del Astra).

Opel Astra, primeras impresiones

18
FOTOS
VER TODASVER TODAS

En Diariomotor: Los motores del Opel Astra | Opel Astra en Frankfurt 2009 | Nuevo Opel Astra, equipamiento y precios