CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Familiares

5 MIN

La saga Audi RS: RS2 1994

Colaboradores | 22 Dic 2009

El primero de la saga, el Audi RS2, sorprendió a propios y extraños cuando nació y no era para menos. Primero por la carrocería elegida para el lanzamiento, exclusivamente Avant, y después por la potencia que su mítico motor.

Heredado de los formidables S1 campeones de mundiales de rallyes en los años 80, el 2.2 5 cilindros 20 válvulas turbo que declaraba 315 CV a 6.500 revoluciones. Esta potencia era transmitida al suelo por la eficiente tracción integral Quattro que por esa época todavía conservaba el bloqueo del diferencial central mediante botón.

Aunque muchos de los componentes eran fabricados por Audi, obvio por otra parte, el RS2 era fabricado por Porsche en sus instalaciones de Zuffenhausen en Alemania después de fabricar bajo contrato el Mercedes E500 en la misma línea de montaje. Como antes hemos mencionado la base en la que se forjó este “rompeesquemas” se basaba en el 80 Avant plataforma B4, el actual A4 es plataforma B8.

Conservaba además la arquitectura clásica de berlinas Audi: motor longitudinal por delante del eje delantero, una distancia entre ejes digamos que, discreta, y un reparto inicial de la tracción 50:50. Este esquema inicial daba un comportamiento subvirador, que a base de suspensiones, una altura al suelo de 40 milímetros inferior al modelo estándar y unas ruedas de 17” DUNLOP de altas prestaciones trataban de mitigar este comportamiento

Colaboración con Porsche, clave

Está claro que la complicidad que gozan las marcas del grupo VAG y Porsche, incluso antes del culebrón empresarial de compra entre ellas, siempre ha estado allí y este RS2 fue uno de los beneficiados de dicha sinergia. Desde frenos, con pinzas de 4 pistones Brembo y un diámetro 300 mm, nada usuales para la época, pasando por la puesta a punto del chasis, y acabando en la colaboración de la casa de Stuttgart para apretarle las tuercas al 2.2 5 cilindros en línea mediante multitud de modificaciones.

De ellas as más importantes fue la del Turbo KKK de generosas dimensiones y presión de soplado. El carácter del RS2 se podría considerar como violento debido al carácter poco progresivo del turbo, al estilo de los también venerables Saab 900 Viggen. Esta característica de rudeza no se ha trasladado al resto de la serie porque ya hablamos de motores de unas potencias sobrenaturales pero más progresivos, recurriendo a dobles turbos o incluso a algún atmosférico.

Como anécdota, los desarrolladores vieron adecuado dejar constancia de la asociación entre marcas y por ello se modificó el escudo de Audi Sport con el anagrama de Porsche, o disponer del mismo equipo de llantas (Porsche CUP) de 17”, como han cambiado las cosas, del 911 generación 996 o algunos detalles más imperceptibles como los espejos retrovisores del 964 turbo

Prestaciones, por encima de las circunstancias

Si nos trasladamos allá por mediados de los 90, si alguien pensaba en un gallito en el corral de las berlinas deportivas el primer nombre que le venía a la boca era M3, en esos años la generación E36 con su fantástico 3.2 6 en línea de 286 caballos reinaba la carretera, por lo que nuestro protagonista tenía una buena referencia donde medirse.

Bien es cierto que el concepto de familiar deportivo que iniciaba este RS2 no tenía rival, pero si comparamos prestaciones vemos como este animal aún pesando más, unos 1.600 kilogramos, catapultaba este peso por encima de los 100 km/h en unos 4.8 segundos hasta los 262 km/h, mientras que el M3 tardaba 5,5 segundos. ¿La clave? La tracción Quattro le permitía traccionar mejor que cualquiera de sus rivales de propulsión, incluso sólo era superado por una décima de segundo por el 911.

Equipamiento de primera clase

A estas alturas Audi equipó al RS2 de todos los adelantos que pudieran incluir a sus vehículos por esas fechas. Como por ejemplo podría ser los faros de xenón, o en el mercado español , el doble airbag. Respecto a ayudas a la conducción el ABS más EDS era de serie.

Por último en cuanto a la terminación del modelo en su habitáculo nos encontrábamos con unos maravillosos asientos Recaro tapizados en cuero y alcántara, o cuero integral, donde también te encontrabas con unas generosas inserciones de carbono o madera de gran calidad. Incluso al ver una unidad a día de hoy, como tuvimos la oportunidad en la concentración de Madrid, se observa la gran calidad de realización del habitáculo conservada a día de hoy desde el momento de compra.

Por todas estas características este primer RS además del iniciador de una saga que sigue en vigencia más que nunca, se ha convertido en un icono en sí mismo, que se aprecia tanto en su país de origen Alemania, como en EE.UU donde es una pieza de colección muy cotizada.

Mañana continuamos con la saga RS dando el salto hasta el año 2000 en el que se estrenó el primer RS4.

I Concentración Audi RS2 Audisport-Ibérica

31
FOTOS
VER TODASVER TODAS

En Diariomotor: La saga Audi RS: Introducción