Audi A1, primeras impresiones en Ginebra

Óscar Miguel  |  @omiguel  | 

El Audi A1 se ha ganado a pulso un hueco especial en el Salón de Ginebra, porque es una nueva estrategia en la marca de los aros para hacerse con el cliente joven, más urbano y que busca un coche premium por debajo de otros como el propio Audi A3.

Estéticamente lo conocemos ya de sobra por las imágenes oficiales pero como es habitual en directo ofrece otro aspecto. Sigue siendo tan curvo y tan elegante con esos arcos pintados en gris suave u oscuro y tocándolos se nota que, aunque es plástico, está bastante bien rematado. El frontal impone en directo con el respiradero clásico de Audi y sobre todo con las luces y con los detalles cromados. La parte de atrás en cambio es clara y las luces muy modernas, de hecho recuerdan a cierto coche del mismo grupo y que no voy a nombrar.

Audi A1 en Ginebra" alt="Audi A1 en Ginebra"/>

Un detalle que me ha gustado mucho es el de la superficie acristalada, muy amplia y que permite que el interior tenga mucha iluminación. Adentrándonos en él se nota que todo está bien rematado y que el diseño del salpicadero y de los instrumentos se hace bastante conocido. Al sentarse en el asiento del piloto da la sensación de que todo es muy dinámico y hecho para disfrutar, si bien a una persona corpulenta el espacio le puede parecer insuficiente. En el lado del acompañante el espacio es suficiente pero no en longitud para un adulto un poco alto.

Del diseño del salpicadero y de los paneles de instrumentos me ha llamado la atención el tacto de las salidas de aire, originales pero poco agraciadas en cuanto a su facilidad de movimientos. Está claro que es uno de los aspectos con el que se quedará cualquiera que entre ya que destacan entre el resto. Se puede decir que el tacto del cuero y demás, que ya veremos en el caso de la tela, es muy “Audi” en el sentido positivo de la afirmación.

El diseño de las plazas traseras es uno de los aspectos que más discutiría. Parece que se salen del tono de los asientos delanteros, deportivos pero justos, y el espacio para los pasajeros no es para dos personas un poco anchas. Son bastante planos en su base y no parece que ello ayude a que se vaya cómodo en un viaje un poco largo. Como interesante complemento tienen un compartimento duro entre ambos para depositar latas de refresco o botellas de agua.

Las funcionalidades más interesantes para los pasajeros se pueden controlar a través de una pantalla que se despliega en el centro del salpicadero y que se maneja desde la botonera de la consola centra, esencialmente con una rueda para moverse entre los menús. Permite controlar el ordenador de a bordo, el sonido, la navegación, etc con una interfaz más que intuitiva y colorista. Los diales que ve el conductor con la velocidad y el tacómetro son los que más le pegan al Audi A1.

Dando un último paseo hacia fuera llegamos al maletero. El portón es sencillo y se levanta casi casi con un dedo, dando lugar a un espacio de carga cuyo mayor inconveniente es el de la altura de la boca de carga. Fuera de eso tienen unas dimensiones suficientes para llevar el equipaje de los ocupantes delanteros y poco más. En este sentido y en relación a las plazas traseras parece que o el espacio no daba para más o que está mal aprovechado en ese sentido.

Son estos detalles los que valorará quien se atreva con un Audi “pequeñito”. Su carácter premium y su diseño juvenil lo convertirán en un objeto de deseo con toda seguridad. Eso sí el que busque algo más de personalidad tendrá que irse al Mini Cooper o al Alfa Romeo Mi.To, sus principales rivales, porque Audi será más limitada en tema de colores y de opciones para configurar el exterior. El A1 S Line será uno de los que mejor acogida tengan. De hecho, parece que comprarse un coche así sin los detalles del S-Line se queda algo “corto”.

Conociendo de antemano los motores y equipamientos sólo cabe probarlo a fondo y valorar el precio, del que podemos esperar que sea inferior al A3 y posiblemente a la altura del Mini.

Y antes de acabar, una mini encuesta. ¿Qué color os gusta más para el Audi A1 de los vistos en las fotos? ¿El rojo “pasión”? ¿El morado? ¿O el sencillo blanco? En general hay pocos coches a los que el blanco les quede bien y personalmente creo que éste es uno de ellos.

Audi A1 en Ginebra

En Diariomotor: Audi A1 | Audi A1 S line

Vídeo destacado del Audi A1

Lee a continuación: Citroën Survolt y Revolte, dos prototipos muy peculiares en Ginebra

El Audi A1 es el coche más pequeño de Audi, de tamaño similar a un Renault Clio o un Ford Fiesta, pero de gama premium. Desde finales de 2018 está a la venta en su segunda generación

Ver todos los comentarios 55

El Audi A1 es el coche más pequeño de Audi, de tamaño similar a un Renault Clio o un Ford Fiesta, pero de gama premium. Desde finales de 2018 está a la venta en su segunda generación