Ford C-MAX en Ginebra, mucho "kinetic-design" por dentro y por fuera

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 

Hace unos meses el Ford C-MAX se exponía en Frankfurt y allí pudimos conocer en directo su silueta, pero hasta ahora no habíamos podido acceder a su habitáculo para comprobar las mejoras que Ford ya nos adelantó en su día y que por fín hemos visto en el Salón de Ginebra de 2010.

Por fuera, como en la anterior generación, el Ford C-MAX sigue siendo bastante sencillo y parece que ha sido uno de los modelos de nueva hornada de Ford que mejor ha asumido el diseño kinetic design, adquiriendo una línea mejor perfilada y de aspecto deportivo que se asemeja algo más a la idea del S-MAX.

La posición del conductor apenas ha cambiado y para satisfacer a aquellos a los que les guste, sigue siendo bastante elevada. En consecuencia, la palanca de cambios sigue estando situada un poco alta reduciendo enormemente los movimientos cada vez que queramos accionar una marcha.

El cuadro de mandos está compuesto por dos “relojes” analógicos para el cuentarevoluciones y el cuentakilómetros y una pequeña pantalla central a todo color que hace las veces de ordenador de a bordo.

El volante se ha modificado con un nuevo diseño de cuatro radios en los que se han incluido los controles del equipo de sonido y el sistema de control por voz del vehículo, éste sigue siendo de piel con las costuras por detrás y mantiene el tacto agradable que tenía su predecesor.

El antiguo salpicadero plano y despejado del antiguo Ford C-MAX ha dado paso a un nuevo salpicadero asimétrico más complejo pero también más atractivo, aunque siga utilizando plásticos duros ligeramente pulidos. En el centro y arriba del todo nos encontramos con una pequeña pantalla digital en la que podremos controlar los consumos, la autonomía disponible y los litros de combustible que nos quedan en el depósito.

Bajo ésta pantalla y flanqueado por dos salidas de aire rectangulares, tenemos el nuevo equipo multimedia Sony con un control central en forma de ruleta y con algunos botones integrados como el bloqueo de puertas y las luces de emergencia.

A priori las plazas traseras no han crecido considerablemente y bajo los pies, escondidos debajo de las alfombrillas, siguen manteniendo unos prácticos receptáculos para guardar pequeños objetos. También se mantienen de serie las bandejas traseras de plástico de baja calidad (su apertura es un poco precaria y se atascan), aunque tampoco viene mal tenerlas por si se necesitan.

En cuanto al maletero nada podemos deciros, ya que la unidad que se expuso en Ginebra aún era un modelo de preproducción y no se nos permitió abrir el portón trasero, probablemente se deba a que aún tienen que pulir bastantes detalles antes de que este vehículo se comercialice.

Ford C-MAX en Ginebra

En Diariomotor: Ford C-MAX y Grand C-MAX en Frankfurt | El nuevo Ford Focus llega “recargado” a Ginebra

Lee a continuación: El nuevo Ford Focus llega "recargado" a Ginebra

El Ford C-MAX es un monovolumen compacto de 5 puertas y 5 plazas (la versión de 7 plazas se llama Grand C-MAX). Es más amplio que su hermano pequeño el B-MAX

Ver todos los comentarios 20