El Audi R8 de Hispano-Suiza presentado en Ginebra

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 

Cuando antes de llegar ya sabes lo que te vas a encontrar no se puede hablar de decepción. Pero probablemente esa palabra sea la que más se acerca al sentimiento que muchos tuvimos en Ginebra al constatar que el nuevo Hispano-Suiza no es más que un Audi R8 modificado, tal y como ya os adelantábamos hace un par de semanas.

Sin que conozcamos aún su nombre, se presentó este superdeportivo que lucirá el emblema Hispano-Suiza pero que nada tiene que ver con la histórica marca que a principios del Siglo XX competía con Rolls-Royce, sino con el grupo aeronáutico francés SAFRAN. El objetivo que tienen es fabricar (y vender) entre 20 y 25 unidades anuales a un precio en torno a los 700.000€.

Nos guste o no, está claro que encontrarte por la carretera con una máquina de éstas impresiona. Tiene un frontal extremadamente afilado que nos recuerda al morro de un tiburón, con unas peculiares entradas de aire y faros afilados que se esconden por debajo del voladizo del frontal, en el que también nos encontramos con una tapa para abrir un pequeño portamaletas.

Por detrás, la tapa transparente del Audi R8 ha sido sustituida por una tapa del motor enrejada que sin abrirse difícilmente nos deja ver con claridad el motor. No obstante merece la pena abrirla y ver el V10 de Audi sobrealimentado para sacar la friolera de 750 CV.

La carrocería ha sido construida bajo un spaceframe de aluminio reforzado con magnesio y fibra de carbono. Las cifras hablan por sí mismas: 3.4 segundos en el 0 a 100 km/h y una velocidad máxima de 340 km/h.

En el interior apenas nos encontramos con detalles muy sutiles que nos recuerdan que este vehículo está basado en un Audi R8, tales como la distribución del cuadro de mandos, los tiradores de las puertas o la posición de la palanca de cambios.

De hecho todo el habitáculo ha sido diseñado con la exquisitez razonable de un superdeportivo que cuesta casi 700.000€ y teniendo en mente más el lujo y la sofisticación que la propia deportividad.

Una lástima que un buen intento de recuperar un emblema clásico como Hispano-Suiza haya quedado deslucido con la presentación de este Audi R8 preparado, cuando todos teníamos en mente algo grande como el regreso estelar de Bugatti en la pasada década.

Hispano-Suiza en Ginebra

En Diariomotor: Audi R8 V10 FSI | Hispano-Suiza estará en Ginebra y podría presentar un superdeportivo

Vídeo destacado del Audi R8

Lee a continuación: Hyundai i-Flow y Kia Ray, el futuro de los híbridos coreanos en Ginebra

El Audi R8 ofrece una visión muy particular de la deportividad apostando por la máxima tecnología sin olvidar la identidad de la marca

Ver todos los comentarios 26