Multa por pasar un semáforo en ámbar o cómo hacer las cosas mal

Óscar Miguel  |  @omiguel  | 

Parece ser que de un tiempo a esta parte una serie de personas han sido multadas en la capital por pasar un semáforo en ámbar. Sí, habéis leído bien, en ámbar. Parece ser que un fallo de sincronía entre la cámara y el semáforo ha permitido que el Ayuntamiento descontara 4 puntos del carné y sancionara con 200 euros a conductores que cumplían con la ley.

El Ayuntamiento de Madrid instaló en 15 cruces de la capital un sistema de control por cámara que permite fotografiar a los vehículos que sobrepasan un semáforo en rojo, un hecho que es claramente sancionable. Sin embargo varios conductores han recibido denuncias por este supuesto cuando en realidad no ha sido así, tal y como prueba la imagen superior: un vehículo es fotografiado y sancionado al pasar el semáforo cuando aún estaba en ámbar.

La norma lo deja claro para exculpar a estos conductores: está permitido pasar un semáforo en ámbar siempre y cuando la deceleración necesaria para quedarse por detrás de la línea de detención no se pueda realizar en condiciones de seguridad. Ese es exactamente el caso de los vehículos que aparecen en la imagen por lo que no deberían haber sido sancionados.

Semáforo

Está claro que los ayuntamientos están en su derecho a multar a quien sobrepase un semáforo cuando éste se encuentra en rojo pero para ello no se puede utilizar un sistema que falla tan clamorosamente como en este caso. AEA, Automovilistas Europeos Asociados, advierte que utilizar un sistema de control que no ofrece garantías resulta de dudosa legalidad e insta al Ayuntamiento de Madrid a que desista de utilizarlo y a que retire las denuncias realizadas hasta ahora.

A mi modo de ver el Ayuntamiento de Madrid debe rectificar rápidamente, bien inactivando este sistema de control bien modificándolo para que ofrezca resultados para que ofrezca muchas más garantías. Ya se sabe que la electrónica también puede fallar pero lo que no se puede permitir es que se realicen denuncias con unas pruebas que claramente demuestra la inexistencia de la infracción.

Mi compañero Fernando ya comentaba este hecho y se pregunta si realmente estábamos ante un error de sincronización entre lo semáforos y el sistema de control. Suponer el principio de buena fe del Ayuntamiento de Madrid es mucho suponer aunque así debería ser. En cualquier caso no dudo de que los conductores multados podrán recurrir las sanciones con la ley en la mano.

Vía: aeaclub
En Diariomotor: Un ayuntamiento repartirá el dinero de las multas entre los buenos conductoresSólo en Italia, una pizza gratis tras recibir una multa por exceso de velocidad

Lee a continuación: Un ayuntamiento repartirá el dinero de las multas entre los buenos conductores

Ver todos los comentarios 21