Electric Sunshine, un Porsche 912 de 1968 eléctrico

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 

Pensar en un deportivo clásico con más de 40 años en muchos casos supone enfrentarse a algunos quebraderos de cabeza respecto al tema de los consumos y las emisiones. Pero ¿quien dijo que mantener un clásico y ser sostenible en términos ecológicos son dos actividades reñidas entre si? Precisamente esta historia es el claro ejemplo de como con trabajo, dinero y ganas, se puede convertir un antiguo y humeante deportivo en una máquina eficiente con cero emisiones de CO2.

El Porsche 912 de 1968 de nuestra historia es un ejemplar del clásico deportivo que la casa de Stuttgart lanzaba en los años 60 como la alternativa “barata” del 911. Concretamente este automóvil ha sido conservado y restaurado para lucir así de impresionante (perfectamente podría estar en un museo). Pero lo más interesante de todo es que su último propietario, un importante director de Hollywood que permanece en el anonimato, invirtió 60.000$ (47.000€) en integrar una mecánica eléctrica.

Porsche 912 de 1968 eléctrico

El viejo motor de cuatro cilindros enfrentados que incluía de serie el Porsche 912, ha sido sustituido por un conjunto de baterías y un motor eléctrico compacto con el que teóricamente podría superar los 110 km/h, aunque reconocen que puede tener sus dificultades para pasar más allá de los 100 km/h. Lógicamente, adaptar un motor eléctrico a esta máquina tiene sus desventajas, pero qué demonios ¿quién puede presumir de un coche así con un coste energético casi ridículo?

La autonomía de este Porsche 912 eléctrico ronda los 50-70 km, dependiendo del uso que se haga. Por sorprendente y excéntrico que nos pueda resultar, adaptar un clásico así con una mecánica eléctrica tiene su sentido. Recordemos que un chasis tan ligero como el de este deportivo sesentero es una buena base para una preparación de este calibre. En su día, el Porsche 912 marcaba en la báscula poco más de 900 kg.

Porsche 912 de 1968 eléctrico

Más allá de la preparación mecánica, este Porsche 912 eléctrico ha recibido un nuevo equipo de frenos, la transmisión has sido reconstruida, nuevos faros antiniebla y amortiguadores, y se han tintado las lunas y decorado y retapizado el habitáculo en el que se han incorporado unos asientos más cómodos.

Tiene que ser sencillamente sublime y digno de una estrella de Hollywood llegar a cualquier sitio con una joya reluciente como ésta sin hacer el más mínimo ruido, aunque se pierda el encanto de los motores de combustión de antaño (éste montaba un flat-4, cuatro cilindros enfrentados). ¿Qué clásico te “llevarías puesto” con un motor eléctrico?

Porsche 912 de 1968 eléctrico

Vía: eBay | Autoblog.nl
En Diariomotor: EvPorsche ya está vendiendo los Porsche eléctricos | eRUF Greenster, el Porsche 911 Cabrio eléctrico

Vídeo destacado del Porsche 911

Lee a continuación: El Porsche 911 Turbo de TechArt se catapulta por encima de las seis centenas

Ver todos los comentarios 17