comscore
MENÚ
Diariomotor
Seguridad Vial

3 MIN

Europa se plantea limitar a 120 km/h la velocidad punta de las furgonetas

Ya hace tiempo que los coches pueden llevar limitadores de velocidad y también hace tiempo que se ha discutido, incluso comentado desde la Administración, la posibilidad de instaurar limitadores de velocidad obligatorios en los vehículos.

Hay varias ventajas y inconvenientes en este práctica pero hasta el momento esta posible iniciativa no había avanzado más allá de eso mismo, una iniciativa. Parece ser que el debate continúa en Europa y que se están planteando instaurar una limitación electrónica de velocidad que comenzaría por instalarse de forma obligatoria en las furgonetas y vehículos comerciales.

El límite planteado se situaría en los 120 km/h y tendría una doble finalidad: aumentar la seguridad del transporte y reducir la emisión de CO2. Este parámetro nos lleva a la idea inicial de que se pueda minimizar las emisiones de estos vehículos hasta los 135 gr/km de CO2, aproximadamente como los de un coche actual, para el año 2020.

Las reacciones a esta posible medida no se han hecho esperar. Por un lado las empresas con flotas comerciales, como era de esperar, se han mostrado optimistas ante esta medida, puesto que no sólo les ayudaría a minimizar los costes por combustible sino que además les evitará el pago de alguna que otra multa y reducirá el riesgo de tener un accidente. Lógico cuando no se supera una cierta velocidad y para eso no es necesario un limitador.

Del otro lado algunos transportistas no se muestran muy contentos con la idea. Afirman entre otras cosas que esta medida puede minar la atención del conductor debido a que el limitador va asociado a un regulador automático de velocidad y no es necesario presionar el acelerador para mantener la velocidad. Personalmente no estoy de acuerdo con esta afirmación porque usado con responsabilidad el control de velocidad es una herramienta más para hacer el viaje más cómodo.

Personalmente creo que la idea más subyacente en este límite, que es bastante razonable, es la de recortar la contaminación que emiten las furgonetas. Pero, ¿realmente se circula con ellos a mucho más de 120 km/h? La idea no es mala pero posiblemente no ayude tanto a limitar el nivel de contaminación de estos vehículos como lo harán diversas mejoras técnicas como las que afecten al rendimiento de los motores, la micro-hibridación, etc.

La limitación es una forma de conseguir las bonanzas que se predican pero el mejor camino no debería ser ese sino la educación de los conductores. Además introducir muchas limitaciones dudo que ayude mucho en la tranquilidad y concentración necesarias para el conductor.

Vía: autoexpress.co.uk En Diariomotor: Italia eleva el límite de velocidad a 150 km/h | Crónica de una pequeña mudanza en una furgoneta Renault Master