CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Superdeportivos

3 MIN

Chris Evans compra un Ferrari 250 GTO por 14 millones de euros

Chris Evans es el locutor de radio más famoso de Gran Bretaña, su show de la BBC Radio es escuchado por millones de oyentes todos los días. Imagino que habrá complementado sus altos ingresos con unas buenas inversiones financieras, ya que acaba de comprarse un Ferrari 250 GTO. Un Ferrari 250 GTO del año 1963 – número de chasis 4765GT – que adquirió en una subasta de RM Auctions en Mónaco hace unos días por la increíble suma de 12 millones de libras, aproximadamente 14 millones de euros.

En pesetas, unos 2.300 millones. Son cifras que incluso cuesta asimilar, aunque estemos hablando todos los días de superdeportivos – o no tanto – con precios de seis cifras. El caso es que el señor Evans se lleva a casa uno de los 36 250 GTO fabricados entre 1962 y 1963. El Gran Turismo Omologato original se convirtió en su época en un mito por derecho propio, ganando multitud de grandes premios, gozando de un diseño arrebatador, un motor puntiagudo que pide guerra y un comportamiento exquisito.

Es lógico que cualquiera quiera poseer un coche así, y más Evans, que es un confeso coleccionista de Ferrari, contando con casi una decena en su colección, entre los que se incluyen un Enzo, un 288 GTO, un F40 y su anterior adquisición, un California. La mayor parte de ellos son de color blanco, pero esperemos que no le dé por repintar su nuevo 250 GTO, porque sería todo un atentado histórico. El primer GTO de la historia de Ferrari es uno de los coches más valiosos y preciados del mundo, ¿por qué?

En primer lugar por su diseño: clásico, deportivo, un diseño impecable de Sergio Scaglietti se mire por donde se mire. En segundo lugar su motor, un 3.0 V12 atmosférico que entregaba hace más de 40 años 302 CV a 7.500 rpm y era capaz de alcanzar los 290 km/h. Siendo un coche de competición, era muy ligero: sólo 1.050 kg gracias a un chasis tubular soldado a mano y una carrocería fabricada en aluminio. Aunque no lo parezca, hubo muchas prisas al comenzar a producir esta maravilla con ruedas.

Por ejemplo, no tenía velocímetro, y partes de la instrumentación provenían del Fiat 500. Como apenas daba tiempo a rematarlo, se comenta que los asientos estaban tapizados con monos de los empleados de Ferrari. En aquella época, como es lógico, llevaba una caja de cambios manual de cinco relaciones. Fue la primera en emplear las clásicas guías de metal, un detalle que perdura hasta hoy en día pero que desaparecerá en menos de cinco años, ya que Ferrari apenas equipa ya cambios manuales.

Con suspensión independiente delantera y eje rígido trasero, tenía un comportamiento extremadamente sobrevirador y un motor que al ralentí se mostraba incómodo, casi protestando por subir de vueltas. Para muestra de lo que le espera a Chris Evans, el vídeo anterior, con el que cerramos este artículo.

Vía: InsideLine En Diariomotor: Bugatti 57 Type 57 SC Atlantic, el coche más caro de la historia | Ferrari 330 TRI/LM, el coche más caro del 2007 | Más de 9 millones de euros por un Ferrari 250 Testarossa