Cualquier ciudadano de La Línea podrá multar

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 

Os imagináis un mundo donde cualquiera, ya sea conductor o peatón, pudiera multarnos por cometer una infracción o aparcar en lugares donde no está permitido hacerlo. Precisamente esta medida es la que han tomado en el ayuntamiento de La Línea de la Concepción, provincia de Cádiz, donde han pensado que una buena forma de concienciar a los conductores (sobretodo con el tema del aparcamiento) es ofreciendo la potestad a sus ciudadanos de tomar una prueba en forma de foto de la infracción y comunicárselo a las autoridades.

Desde ahora, cualquier ciudadano que tome una fotografía o un vídeo de un vehículo infractor podrá enviárselo por email al consistorio para que éstos inicien las pesquisas correspondientes y tramiten la denuncia. Eso sí, será imprescindible que el improvisado “guardia urbano” se identifique y también identifique al infractor, cosa que parece más que complicada. Ahora se enfrentan al descontento de buena parte de los conductores y de los partidos de la oposición que se plantean la legalidad de esta medida.

Visto por el lado bueno, parece razonable y útil si se consigue evitar que algunos desalmados dejen aparcado su vehículo en zonas reservadas para minusválidos (sin tener discapacidad alguna). Pero si nos ponemos a pensar mal es fácil que nos imaginemos a vecinos resolviendo sus discrepancias con una cámara de fotos en la mano cada vez que aquellos que le caen mal cometan cualquier infracción punible. Y es que, ¿os imagináis la tensión de circular por las calles de una ciudad donde todos los peatones son policías municipales?

El ayuntamiento asegura que no hay afán recaudatorio, y que lo único que desean es concienciar a los conductores para que éstos tengan un comportamiento más cívico en las calles de su ciudad. En mi opinión estas situaciones lo único que hacen es dar fe de lo burros y poco cívicos que somos a veces creyéndonos que estamos por encima de la ley, y precisamente no me parece que la solución sea convertir a cualquier viandante en un policía de incógnito sino mejorar nuestra cultura y también nuestra educación vial. En ese sentido siento envidia del civismo de algunos países europeos.

Ahora bien, ¿estaríais de acuerdo con que cualquier ciudadano pudiese poner multas?, ¿sólo en algunos casos? Personalmente me parecería más que justo que todos aquellos conductores que disponen de tarjeta de discapacidad tuviesen esta potestad para denunciar y así intentar evitar con todos aquellos que sin acreditar discapacidad alguna aparcan en los lugares reservados a este colectivo.

Vía: EuropaSur
En Diariomotor: Europa nos considera malos conductores | Un ayuntamiento repartirá el dinero de las multas entre los buenos conductores | Coches ecológicos y ayuntamientos contaminantes

Lee a continuación: Privado: Multado por masturbarse al volante

Ver todos los comentarios 30