Mis felicitaciones a la Guardia Civil de Tráfico

 | 

Durante todos estos años desde que tengo carnet de conducir no he tenido demasiado contacto con la Guardia Civil de Tráfico. No sé si porque soy muy bueno como conductor o porque soy muy discreto como infractor. Aun así, de mayo a esta parte me he dado cuenta de que esta Unidad Funcional de la Benemérita (sin menoscabo de todas las demás) es una organización que merece todos mis respetos, y he descubierto un buen puñado de motivos por los que me parece que ha llegado el momento de ofrecerles mis más sinceras felicitaciones.

Les felicito, en primer lugar, por haber podido mantener sus puestos de trabajo a pesar de la invasión, durante estos últimos años, de máquinas diseñadas, programadas y construidas para realizar parte de su trabajo. Una parte que nuestros gobernantes consideran “fundamental” dentro de sus tareas: poner denuncias; más concretamente, denuncias por exceso de velocidad.

Les felicito, en segundo lugar, porque yo también estoy convencido de que con su profesionalidad y espíritu de servicio han contribuido, en gran medida, a la mejora de los niveles de seguridad vial y disminución de los índices de siniestralidad de estos últimos años.

Les felicito, en tercer lugar, por haber comprendido que el tiempo que antes dedicaban a poner denuncias (en especial las de exceso de velocidad y que ahora efectúan de forma automatizada y aséptica unas maquinitas) lo pueden emplear en realizar tareas más efectivas para mejorar el trafico rodado. Han dejado claro que, hoy por hoy, un buen Guardia Civil de Tráfico puede llevar a cabo una gratificante y provechosa jornada laboral aunque se haya dejado olvidado el bolígrafo en casa.

Les felicito, en cuarto lugar, por dejar claro ante la opinión pública (al menos ante aquella que no esta aborregada) que la seguridad vial no es un asunto tan sencillo que se pueda resumir con la burda y simplista ecuación de que más multas significan menos accidentes. Las cifras de siniestralidad de este verano (la más baja desde 1962, con un parque automovilísitico 20 veces mayor, y más de un 4% por debajo del mismo mes de 2009) no ofrecen lugar a dudas sobre lo mentecato de esta teoría.

Les felicito, en quinto lugar, por haber dejado claro su superioridad frente a cualquier tipo de maquinita (por muy bien programada que esté), al seguir teniendo criterio suficiente como para darse cuenta de que no todas las infracciones son iguales, ni suponen el mismo peligro, ni se deben sancionar de la misma manera. Algunas infracciones son simples errores o pequeñas negligencias que se pueden subsanar con una leve reprimenda o con una escueta llamada de atención. Otras, en cambio, merecen ser atajadas (y de ser posible, erradicadas) con ayuda de todo el peso de la ley. Y solo una persona con formación y experiencia puede hacer ese tipo de distinciones.

Les felicito, en sexto lugar, por haber demostrado ser uno de los pocos colectivos profesionales de este pais que ha sabido reaccionar, con inteligencia y elegancia, ante una de las muchas sinrazones con las que acostumbra a avasallarnos la casta política prepotente y pagada de sí misma que nos gobierna. Con elegancia, al no verse en la necesidad de tener que perjudicar, ni siquiera desde el punto de vista pecuniario, a ciudadanos inocentes, y con la inteligencia de haber dado en la diana al atacar a la casta política en el verdadero motivo de todos sus desvelos: el dinero.

Y les felicito, en séptimo lugar (last but not least), por haber dejado plenamente en evidencia a esta clase política cuyo único interés en la seguridad vial (aunque se empeñen en negarlo, a pesar de la evidencia) es convertirla en una de sus principales fuentes de ingresos con los que pagar sus prebendas y despilfarros.

Porque no les basta con haber convertido el automóvil en un objeto de lujo que alimenta las arcas estatales (vía IVA, radares e impuestos sobre carburantes), autonómicas (vía impuesto de lujo matriculación) y municipales (vía impuesto de circulación, tasas de estacionamiento y más radares). También han conseguido convertir su uso habitual en una delirante lotería en la que un pequeño descuido de solo unos pocos kilómetros por hora se puede convertir en un suculento premio en metálico, muchas veces aderezado con su correspondiente pedrea de puntos.

Eso sí, atropellar mortalmente a un peatón al más puro estilo Farruquito muchas veces no es suficiente para que el infractor pase una buena temporada en la cárcel. Y ya sabemos, que los que viajan en coche oficial suelen pasarse las normas, los radares y los desvelos de los Guardias Civiles de Tráfico por la Túnica Albugínea.

Y como colofón, una felicitación más, la octava.

Inspiracion: Rubalcaba pide “por favor”
En Diariomotor: Incentivos para el Guardia Civil que multe más, ¿tiene algún sentido? | Guardia Civil expedientado por denunciar deficiencias en las carreteras | Las prebendas automovilísticas de los políticos españoles

Lee a continuación: Destino Nürburgring: nos vamos al Infierno Verde (I)

  • HUMMER

    VIVA LA GUARDIA CIVIL!!!!
    Estos señores están para lo que bien dice el articulo, ayudarnos y defendernos. El problema es cuando se le deja el poder a otras personas ajenas, que desconocen por completo el funcionamiento de una institución tan antigua como respetada. Esos “tiacos” solo entienden de negocios, pero si alguien se queja, la culpa para el de verde. El indefenso y el que tiene todas las de perder. La Guardia Civil nos protegen a nosotros, pero, ¿Quién les protege a ellos?

  • Anónimo

    yo no he tenido nada de momento.

  • farmo

    Felicidades a la Guardia Civil, espero que sigan trabajando bien.

    Gran historia la de Cabárceno, es un sitio que merece la pena visitar.

  • curioso

    Para mi hay de todo.

    Obviamente se merecen mi respeto (pero eso como cualquier otra persona que no vista de verde), pero la única vez que tuve contacto con ellos en mis 3 años de carnet fue para sancionarme por una verdadera chorrada que bien podría haber estado amonestada sin sanción económica (es lo que tiene llevar un coche con “mala imagen” y con una “L”), en cambio cada fin de semana veo muchísimas “cafradas” en la carretera que quedan absolutamente impunes.Ya se que es imposible controlar a todo el mundo, pero en cuanto a sanciones, deberían ser mucho más ecuánimes de lo que son.

    Otra fea costumbre que he visto en varias ocasiones es la de seguir la regla del “todo vale por que son quienes son”, me explico: adelantamientos por la derecha sin intermitente, sobrepasar la velocidad máxima, cambios de carril sin intermitente, cambios de dirección sin indicarlos…

    En fin, que merecen mi respeto pero desde luego para mi no son Dios, y más de una vez me han dado ganas de grabar lo que veo.

    Un saludo.

  • vtec

    Bueno veo que estamos muy con la Benemerita….

    Hay de todo como en todas partes. El orgullo patrio no debe cegarnos. Porque mira que he encontrado agentes C*brones y Chu*os.

    Yo caundo los veo siempre pienso si tengo todos los papeles en la guantera si las luces estan bien etct etc
    no me reconfortan mucho verlo
    Es mi opinion. Visto los comentarios supongo que a gente no le gustara. A mi tampoco me gustan algunos….

  • tonio

    Muy buen post.

  • Uno

    El articulo me parece lo mas demagogo que he leido desde hace mucho tiempo, por supuesto que se merecen un respeto, pero no son mas que unos currantes que cobran por hacer su trabajo y que estan en el cuerpo por voluntad propia, vamos que no son unos martires ni nada por el estilo. Y como en todos lados pues hay de todo…

  • harper356

    Me adhiero a las felicitaciones.

    Por otra parte, me permito recordar, las injustas condiciones laborales en las que realizan su servicio. Condiciones extensivas a todo el Cuerpo.
    Creo que, ya va siendo hora de un debate serio al respecto.

    Un saludo.

  • harper356

    Más allá de patriotismos. Que no es el caso. Una institución que tiene el índice de suicidios más alto del país, como mínimo, debe hacernos reflexionar.

    Por supuesto, hay de todo. Pero, eso no quita, que actualmente, las condiciones en las que realizan su trabajo, es en muchas ocasiones muy deficiente. Con una remuneración ridícula.

    Un saludo.

  • Luis

    VIVA LA GUARDIA CIVIL, EL MEJOR CUERPO DE TODOS. Se me saltan las lagrimas con lo del oso coño, manda cojones…

  • Luis

    Vtec, si te pasa eso no es por culpa de la GC, sino por el gobierno, que mete el miedo, porque a mi tambien me pasa, voy a 120 por autovia y freno, vaya que sea un radar movil y me pase 1km/h y me soplen la multita, que manda huevos ¬¬

  • Pablo

    Simplemente comentar que espero que el de la primera foto no esté conduciendo la moto, porque la última es denunciar a los conductores de motocicletas que llevan el casco modular abierto.

    La razón es que aunque estén homologados, el 99%, han sido homologados cerrados, y el que lleva puesto el agente fotografiado no pertenece al único modelo que yo conozco que esté homologado abierto.

    O sea, que viene a ser como si fuese en coche sin cinturón.

  • Hank

    No soy español y no tengo nada contra la guardia civil. Lo que si el articulo me pareció bastante mal escrito y redundante, lleno de alegorías superfluas

  • indio73

    jajajaja si ahora a todos nos encanta la Guardia civil…. yo repito lo que aki muchos ya han dicho.. que hay de todo como en todas partes… pero quisiera añadir una puntilla… y es que el guardia civil sera mas o menos mamon dependiendo de como se le trate… ya que el sabe que tiene todas las de ganar.. si le chuleas.. el te chuleara mas y como uniformado que es tiene todas las de ganar..

    asi pues aunque no dudo de su profesionalidad… tambien añado que EL PODER CORROMPE de una forma u otra… y estos profesionales por lo menos en las carreteras poder tienen y mucho…

  • LFCTR

    VIVA LA GUARDIA CIVIL¡

  • Rafel

    HAy de todo como en botica.
    Que hay de cada elemento que se ha metido a GC después de haber adquirido experiencia en detectar todo tipo de sustancias ilegales, y se entiende cómo, y que mientras unos nos íbamos a estudiar, otros a ganarse el pan con su curro honrado, hasta que no descubrieron este maravilloso cuerpo, fueron dando tumbos de aquñí para allá porque no les gustaba mucho doblar el lomo.
    Los hay por vocación muy bueno0s y que cumplen su servicio de manera ejemplar y educadísima, y con más paciencia que el Santo Job, otros que al llevar pipa ya se creen el sheriff del barrio con derecho a todo, y digo a todo, y por último los que antes nombraba. Y lo peor es que el tercer tipo se suele adquiri las características del sheriff.
    Así que ni se les puede tirar por tierra ni se les puede poner en un pedestal.
    Cuando se pierde el espíritu crítico hacia algo empieza su declive y su corrupción.

  • kaiten

    Pues yo la imagen que tengo tanto de la GC como otros cuerpos de seguridad del estado es mas o menos la misma que de las bandas organizadas de rumanos. Ser invisible para todos ellos es el objetivo.

  • BUHO

    Amén……… plas, plas, plas.

  • vaya cagada que acabas de decir,vaya comparacion,te ahs quedao agusto ehhh.

  • rott

    e visto mejores cuerpos que el de la guardia civil. XD

  • Rafel

    A ver. Su objetivo debe ser ser invisibles. Que bueno que no tienen nada que temer ni se dan cuenta que están y cuando los necesitas y aparecen, y entonces es cuando los ves.

  • Rafel

    donde puse que no tienen nada… era quien no tiene nada que temer.

  • loko

    viva!

  • hastalosmismisimos

    Vaya cuento de artículo.
    Son chulos y prepotentes con el ciudadano.
    Sumisos con el poder.

  • kaiten

    Pues Rafel es mas bien todo lo contrario, xq cuando no los necesitas ahi estan con la saca y cuando hacen falta ni aparecen. Sobre todo suelen estar en grandes rectas donde no ha habido un accidente en años, en cambio en zonas de accidentes no se dejan ver ni de coña.

    A ver cuando desterramos la estupida idea de velocidad=muerte, deberia ser velocidad=recaudacion.

  • jmt46

    Es el cuerpo mejor formado y menos valorado.

  • siemprecurva

    son unos trabajadores mas y para mi se merezen el mismo respeto que pueda tener un fontanero o cualquier otro trabajo,
    y si fuera por mi les quitaba hasta el derecho a vivienda gratis(o como se llame) que se pagen su vivienda como todos con una hipoteca de por vida o que pagen su alquiler como muchos

  • “hastalosmismisimos” de acuerdo contigo,son chulos y prepotentes a mas no poder,yo no me trago ninguno.

  • jmt46

    “les quitaba hasta el derecho a vivienda gratis(o como se llame) que se pagen su vivienda como todos con una hipoteca de por vida o que pagen su alquiler como muchos”
    gratis?? jajajaja les toca pagarse todo aparte de que no son viviendas del otro mundo.
    Por cierto un amigo mio guardia civil le ha tocado destino a 110km de casa y no le dan casa ni en oipcion ni nada.

  • Rafel

    jmt, yo soy valenciano y he tenido que vivir a Palma, y la vivienda me la ventilo yo. Nadie me la da ;)

  • Joan

    pues yo a la gc me la veo con mucha chuleria creyendose los amos del cotarro, yo los he visto hablar con el movil en la oreja y conduciendo y a motoristas haciendo caballitos con la moto y si les dices algo te buscas un problema, yo cuando los veo me echo a temblar.

  • Estoy parcialmente en contra con el artículo. Entre otras cosas, porque como dicen por otro comentario son algo “chulos” y además tu opinión no vale, en muchas ocasiones que no saben porque multarte, cogen su librillo con las infracciones y te ponen las que ellos quieren, y si les hablas educadamente pidiéndoles que se identifiquen se ponen nerviosos y amenazan con que te detienen.

    En más de 5 años jamas había tenido problemas con ellos, y soy de los que piensa que las denuncias son buenas para combatir las inflaciones, eso sí, cuando exista infracción, no cuando basándote en evidencias no objetivas, digas por ejemplo que he evitado un control de alcoholemia, cuando no es el caso.

    Yo no sabía que la guardia civil estaba a 500m de donde aparque, y cuando volví al coche después de lo que tenia que hacer, continué la marcha y me hicieron el alto (a los 500m), por supuesto también me hicieron el oportuno control de alcoholemia, di negativo, y me dijeron -“has dado negativo pero te vamos a multar por no hacer caso a las señales eludiendo un control de alcoholemia”, cuando primero, yo no sabía que estaban ahí, sólo aparque unos metros antes, y cuando me cruce con ellos me identifique y me hicieron la prueba (negativo). ¿Porque se inventa que he esquivado el control? ¿pensarían que los vi y me quería escaquear? Yo iba legal, me identifique e hice la prueba, que más quieren. Pues no, los cabroness……..

    Resumen 200€ (100 pronto pago) y 4 puntos.

    Eso no es todo, después de 5 años sin tener problemas, parece que estos “chulos” prepotentes y abusadores de autoridad la han tomado conmigo este último año. No siguo escribiendo mucho más, pero el otro día pague otra multa por que supuestamente estaba hablando por el móvil (200€ (100 pronto pago) y 3 puntos.)

    Lo mejor es que no llevaba el móvil encima, y dijeron que lo había tirado por la ventana (cosa que no es cierta), la verdad no se como me hicieron eso, todavía me acuerdo del tipo, un jovenzuelo chulillo que no me dejaba hablar, y lo pero es que el sabía que no habían testigos, y era su palabra, un honorario guardia civil de trafico, sisisis, muy legal), contra contra un pobre estudiante de ingeniería (Yo), que los animaba a ir a buscar el supuesto móvil, mientras ellos pasaban del tema y me multaban.

    Resumen: Puntos 14-3-4=7 puntos. Dinero: 200€. Dueleeeeeeeeee!!!

    Lo peor es que haber quien les dice lo contrario y recurre. Es luchar contra un sistema de “hijos de puta” mucho más grande que tu, me considero una marioneta del sistema, y un damnificado.

    Saludos. Mucho han cambiado mis ideas sobre los tipos del tricornio, cada vez se parecen más a los de caballo, tricornio, espada, capa, bigote y fusil. Me siento un puto “maqui” del siglo XXI.

  • Miguel Palacios Nieto

    Felicito a la guardia civil de trafico de la zona de Velez- Málaga, por el buen trato humano y profesional donde ayudaron a mi hijo y a su amigo en un tremendo accidente de coche, y también les doy las gracias a los equipos de emergencias.