1957 Chevrolet NASCAR Black Widow, el corredor sale a subasta

 |  @sergioalvarez88  | 

Los años 50 fueron una época algo oscura para la economía y la política estadounidenses. En el terreno del automovilismo, el fatal accidente de LeMans en 1955 (con más de 80 espectadores muertos al salirse un Mercedes del trazado) tuvo repercusiones en el Congreso de EEUU. Antes de que la competición de motor fuese prohibida, los tres grandes de Detroit y la Automobile Manufacturers Association decidieron dejar de participar en competiciones de manera oficial, así como dejar de promocionarlas.

Pero siempre hay una de cal y una de arena, pues pasaron a suministrar “de manera inocente” automóviles listos para competir a todos quiénes los quisiesen. Esto se hacía a través de ciertos concesionarios (sólo 411 en todo EEUU), y fue indispensable el apoyo de una empresa fundada por Chevrolet, la Southern Engineering and Development Company. Esta empresa tuvo el apoyo del ingeniero Vince Piggins, principal brazo constructor de los afamados Chevrolet NASCAR Black Widow, auténticos carreras-cliente de época.


Entonces, los pilotos corrían en la NASCAR con estos coches, en sus equipos privados. Los Black Widow se hicieron especialmente famosos porque en 1957 Buck Baker ganó el NASCAR Grand National Championship, equivalente a la actual Sprint Cup, cuando se corría con coches prácticamente de producción. Los Black Widow no dejaban de ser los habituales Chevrolet 150, equipados con 170 piezas y accesorios originales de General Motors que cumplían todas las normativas para participar en la NASCAR.

Entre algunas características destacadas de estos coches, una supresión de mucho equipamiento (como radio, aire acondicionado o encendedor), llantas de acero sin los clásicos tapacubos, un sólo retrovisor, los neumáticos adecuados y un small-block V8 con 283 CV, inyección de combustible y 4.6 litros de cilindrada. En las manos adecuadas, estos coches sin cinturón de seguridad surcaban los óvalos a velocidades endiabladas, a pesar de sólo tener una caja de cambios manual de tres relaciones.

El ejemplar a subasta ha sido completamente restaurado a la especificación original y es uno de los pocos construidos durante 1957.

1957 Chevrolet NASCAR Black Widow, el corredor sale a subasta

Vía: Autoblog
En Diariomotor: 1964 Pontiac XP-833 Banshee Coupé, el otro Corvette sale a subasta | A subasta un 1969 Pontiac GTO Judge Convertible, único | Delahaye Type 175S Roadster, a subasta

Lee a continuación: Recupera su Ford Mustang, robado en 1974

  • Anónimo
  • wow!

  • usuario

    Un ataud de acero. A pesar de ello el coche me gusta, y eso que no me gusta casi ningun muscle, pero no me imagino la frecuencia y el coste de pasar por boxes.

    Un saludo

  • josema

    ¿inyeccion de combustible? Me da que debe ser de carburacion

    • Sergio

      Hola josema, no es de carburador, se trata del sistema mecánico de inyección de combustible Rochester, (división perteneciente a GM encargada de investigación y desarrollo de sistemas de alimentación) éste es uno de los primeros sistemas de inyección montados en autos de producción masiva que aparte tenia el prestigio de proporcionar 1 HP por cada pulgada cúbica de desplazamiento, en este caso, 283 plg3 = 283 HP. Saludos

  • miata

    pues eso no se parece mucho a un carburador

  • NAN

    Bonito, rápido y clásico…Regalenme uno :)

  • Pingback: 1957 Chevrolet NASCAR Black Widow | Catálogo Motor()

  • EZIO

    Muy bonito, pero me parece raro que la trompa sea de ´57 y la parte trasera de´55

    • Sergio

      Hola EZIO si a mi también me gusta mucho este auto, la trasera aunque parece no es del ’55; lo que pasa es que en el 57 ese modelo de chevy tenia tres denominaciones: “150” que era la básica con 6 cilindros, “210” la intermedia ya sea con L6 o V8 y “Bel Air” con V8 que es la que más conocemos por ser la de lujo y se distingue principalmente, aparte de los V8 más potentes ya sea carburados o de inyección, por la gran moldura estilizada triangular en las “aletas” traseras de los costados y demás ornamentos cromados en la carroceria, los cuales carecían las versiones 150 y 210 que eran exactamente iguales pero sin los adornos y por ende pesaban menos, imagino yo que por eso eligieron estas carrocerías para esta versión. Disculapa el comentario tan largo pero me emociono je je je. Saludos

  • Pingback: Uno de los mayores choques de la NASCAR, vídeo de 1960 — Diariomotor()

  • Pingback: Uno de los mayores choques de la NASCAR, vídeo de 1960 « dmcscuderiamx()

  • Leonel

    compro este coche, mi correo es leonel_cmg@hotmail.com