Mercedes S 250 CDI BlueEFFICIENCY, sólo 5.7 l/100 km

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 

Como os anticipamos hace unos meses, Mercedes se ha animado a lanzar una nueva versión de acceso a los Clase S. Se trata del nuevo Mercedes S 250 CDI BlueEFFICIENCY. Es la primera vez que la Clase S monta un motor diésel de cuatro cilindros. El motor es el conocido 2.1 common-rail – código interno OM651 -que estrenó el Clase C 250 CDI BlueEFFICIENCY. Este bloque entrega una potencia máxima de 204 CV a 4.000 rpm y un muy contundente par motor de 500 Nm a sólo 1.600 rpm.

Este motor emplea dos turbocompresores en serie. El primero, denominado High-Pressure Turbo actúa a bajo régimen y es de tamaño pequeño. Al tener poca inercia tiene un lag casi inexistente. Puede girar hasta a 210.000 rpm, pero cuando superamos un cierto régimen cede el protagonismo a un turbo más grande. Deja de actuar mediante un sencillo bypass y el Low-Pressure Turbo se encarga de soplar hasta el corte. Es más grande, permite llegar al régimen de potencia máxima y gira a un tope de 185.000 rpm.

Mercedes S 250 CDI BlueEFFICIENCY, sólo 5.7 l/100 km
Mercedes S 250 CDI BlueEFFICIENCY, sólo 5.7 l/100 km

En la Clase S irá asociado a un sistema Stop&Start de arranque y parada automática del motor. Mercedes lo denomina ECO start/stop y funciona cuando el conductor está pisando el freno y se ha detenido, por ejemplo en un semáforo. Al soltar el freno o pisar el acelerador el motor vuelve a ponerse en funcionamiento. El motor no se apagará si aún no hemos alcanzado la temperatura óptima de funcionamiento o estamos usando la calefacción. El motor busca preservar su integridad mecánica siempre.

Como un cuatro cilindros no es tan refinado como un seis cilindros turbodiésel el motor lleva unos silent-blocks activos que varían su dureza en función del régimen de giro del motor para que no notemos vibración alguna. La dirección asistida o el alternador funcionan sólo cuando se les requiere y la bomba de aceite tiene una fricción reducida. Todo un arsenal tecnológico con un objetivo: bajos consumos. Y lo han conseguido, puesto que esta berlina de alta gama de dos toneladas de peso consumen una media de sólamente 5.7 l/100 km.

Mercedes S 250 CDI BlueEFFICIENCY, sólo 5.7 l/100 km

Sus emisiones son de dióxido de carbono son de sólamente 149 g/km, las más bajas entre las berlinas de su segmento. El BMW 730d emite 178 g/km con su diésel de 245 CV y el Audi A8 3.0 TDI 174 g/km. Hay que tener en cuenta que son motores 3.0 de seis cilindros. El Mercedes S 250 CDI BlueEFFICIENCY viene de serie con una caja de cambios automática 7G-TRONIC PLUS, que entre varias optimizaciones internas, permite montar sistemas Stop&Start.

Acelera de 0 a 100 km/h en 8.2 segundos y alcanza una velocidad punta de 240 km/h. Obviamente, el Mercedes S 350 CDI tiene un mayor agrado de uso y es más rápido, pero también gasta bastante más gasóleo: 7.6 l/100 km. No conviene pensar sólo en este coche como un Clase S “para pobres” sino en un método para reducir las emisiones medias de su gama por parte de Mercedes, ya sabemos que la legislación europea está apretando en dicho sentido. Se pone a la venta este otoño.

(*) Actualización 21/10/2010: añadidos los precios del S 250 CDI BlueEfficiency:

Mercedes S 250 CDI BlueEfficiency – 75.900 euros
Mercedes S 250 CDI BlueEfficiency Largo – 84.200 euros

Mercedes S 250 CDI BlueEFFICIENCY, sólo 5.7 l/100 km

Vía: Mercedes
En Diariomotor: Mercedes Clase S, nuevos motores 3.5 V6, V8 Biturbo y 3.0 V6 diésel BlueTEC | Mercedes S 350 Bluetec, el Clase S que menos contamina | Mercedes Clase S 2010

Vídeo destacado del Mercedes Clase S

Lee a continuación: Hace 30 años, un Mercedes Clase S montaba por primera vez un airbag

Es el tope de la gama Mercedes y también una referencia tecnológica mundial para la industria del automóvil. No es poco.

Ver todos los comentarios 15