Porsche Boxster Spyder en el Salón de París

 |  @davidvillarreal  | 

Definitivamente no era uno de los protagonistas del stand de Porsche de París, ni tan siquiera una premiere internacional. Pero allí estaba el Porsche Boxster Spyder, uno de los deportivos que más me ha llamado la atención últimamente por su propuesta radical y hasta cierto punto descabellada o insolente, pueden llamarlo como prefieran. Lo que está claro es que tiene el don de no dejar a nadie indiferente.

El segundo día de acceso de la prensa al Salón de París y cuando ya prácticamente se terminaba el horario de profesionales, se abrían las puertas del Paris expo Porte de Versailles para una sesión para el público general. No soy muy bueno para los idiomas, y aún menos para el francés, pero si pude entender perfectamente como un chaval agarraba los tiradores de tela de las puertas del Porsche Boxster Spyder y le contaba a sus amigos lo absurdos que le parecían.

Ese es el espíritu del Porsche Boxster Spyder y lo que aún muchos tendrán dificultades para entender. Invertir 70.000€ en un deportivo y que la solución para abrir las puertas sea un trocito de tela que sale de los paneles de las puertas. Pero eso ni a Porsche ni a los clientes que se decidan a adquirir este vehículo les importará mucho.

Esta joyita esta pensada para su disfrute en la conducción, a cielo abierto (of course), y las incomodidades que puedan representar los tiradores o su techo de lona desmontable manualmente se asumen cuando sabes que son la clave del aligeramiento de este divertido roadster. Bajo la tapa del maletero se ha instalado un compartimento en el que guardar enrollado el techo de lona.

La sustitución de los paneles originales por éstos carentes de tiradores tradicionales representa un ahorro de no más de 1 kg. Si señores, la diferencia entre beberse de un trago largo de una botella de agua o no, o incluso dejar una carpeta con apuntes sobre el asiento del acompañante. Ese es el espíritu de la competición, aquí hasta el último kilogramo cuenta.

Son muchos los que piensan que el Porsche Boxster es únicamente uno de los modelos de entrada a la gama de automóviles Porsche, relegado a un segundo plano frente al todopoderoso nine eleven. Pero en Stuttgart tienen claro el potencial de su pequeño descapotable y la prueba la tenemos en esta versión más pasional que práctica.



Dentro del habitáculo el lujo y la elegancia sigue siendo la de todo un Porsche. Un habitáculo espartano estilo 911 GT3 no tenía sentido en este caso. A fin de cuentas y por muy buenas que sean sus prestaciones, el Porsche Boxster Spyder no está pensado para los circuitos sino para su uso en carretera pública, como el perfecto vehículo de fin de semana, y tal vez como el complemento ideal para el Cayenne o el Panamera que tenga su propietario en el garaje.

A cualquiera que le gusten los roadster le encantarán su kit aerodinámico con un pequeño spoiler fijo y dos “chepas” sobre la tapa del maletero. Y a aquellos que amen el espíritu más tradicional de Porsche también les conquistará el tatuaje de la carrocería con la inscripción Porsche.



Por último os dejo una lista con los elementos que Porsche sustituyó del Boxster original para construir el Boxster Spyder y conseguir que éste marcase en la báscula 80 kg menos.

  • Techo de lona manual y tapa del maletero de aluminio: -21 kg
  • Puertas de aluminio: -15 kg
  • Paneles de las puertas: -1 kg
  • Asientos deportivos: -12 kg
  • Depósito de combustible de menor tamaño: -7 kg
  • Aire Acondicionado: -13 kg
  • Prescindir de radio y utilizar batería de arranque de litio (1.900€): -6 kg
  • Ruedas: -5 kg
  • Otras reducciones varias…

Lo dicho. El juguetito perfecto para el fin de semana

Porsche Boxster Spyder en el Salón de París

En Diariomotor: Porsche Boxster Spyder | Porsche Cayman y Porsche Boxster

Lee a continuación: Tras su primer híbrido, es el momento de los Porsche eléctricos

Solicita tu oferta desde 61.547 €