1954 Cadillac El Camino Sports Coupé Concept, un biplaza que nunca llegó

 |  @jose_garcia  | 

Si la memoria no me falla, diría que en la gama de vehículos de Cadillac, desde su fundación en 1902, no ha tenido un roadster biplaza puro hasta la llegada, en 1987, del Cadillac Allanté para años más tarde dar paso al extinto Cadillac XLR. Y poco más, salvo ciertos modelos actuales, hablar de Cadillac es hablar de grandes sedanes de dimensiones casi titánicas.

Es por eso que cuando me encontré estas imágenes del 1954 Cadillac El Camino Sports Coupé Concept buscando en la base de imágenes de General Motors alguna imagen clásica del Chevrolet El Camino para hablar sobre su posible vuelta al mercado americano me quedé un poco sorprendido. Como decía unos días atrás, esto es uno de esos pequeños tesoros que encuentras en el día a día navegando por Internet.

Pocas imágenes y menos información

La presentación del 1954 Cadillac El Camino Sports Coupé Concept fue en el GM Motorama de 1954 (obvio) y desconozco completamente los motivos que tuvo Cadillac, una marca de coches caracterizada por modelos de gran tamaño, en presentar un prototipo de un biplaza de corte más deportivo de lo habitual en la marca. Quizá, y aquí hablo por mi mismo dada la poca información que he encontrado, Cadillac intentaba meterse en este segmento para competir con el Chevrolet Corvette y el inminente Ford Thunderbird, anticipado con el prototipo Ford Vega Roadster en 1953.

Tenía unas medidas de 5,08 metros de largo y una altura máxima de apenas 1,31 metros (no he encontrado el ancho), un tamaño acorde a los estándares de la época, incluso para un coche de este corte. Su carrocería era de fibra de vidrio y contaba con la peculiaridad de tener un techo en forma de burbuja de acero pulido, con los cristales semiesféricos, imitando la cabina de una avión de la época.

Su carrocería, pese a estar diseñada para ser un coupé biplaza, adelantaba ciertos rasgos estilísticos que más tarde se hicieron típicos en el diseño de un Cadillac. El más llamativo, las enormes aletas traseras, marca de la casa en modelos posteriores como el Cadillac Eldorado. También su frontal fue un referente para los diseñadores de la marca, con los grupos ópticos divididos en dos juegos de parejas, también marca de la casa a partir de 1958.

En cuanto a funcionamiento, el 1954 Cadillac El Camino Sports Coupé Concept era totalmente funcional, pese a ser un show car. Estaba movido por un motor V8 OHC de 230 CV y poco más sabemos de él en este sentido. De haber seguido en producción, es posible que se hubiese convertido en un buen competidor de clásicos de este segmento, como los dos mencionados anterioremente.

Aunque también es posible que dada la fecha en la que se presentó, el diseño del Cadillac El Camino Sports Coupé Concept fuese demasiado atrevido para una marca como Cadillac. Más que por formas y por detalles estéticos, diría que por concepto. En aquella época, quien buscaba un Cadillac buscaba un coche grande, elegante y lujoso.

En este prototipo, todo eso parecía quedar de lado (sin ver el interior) y parece que todo iba por un lado más pasional. O quizá un servidor está divagando de más y simplemente se trataba de un ejercicio de diseño que adelantase formas para futuros modelos, fuesen del segmento que fuesen.

1954 Cadillac La Espada Concept, la variante cabriolet

En el GM Motorama de 1954 también se presentó una variante descapotable de este prototipo, el Cadillac La Espada Concept, similar en formas y con quien compartía plataforma, pero diferente en concepto. O al menos eso parece, puesto que la información es igual o más escueta aún que la disponible del Cadillac El Camino Sports Coupé Concept.

Prácticamente tenía las mismas medidas que el prototipo coupé, con 5,01 metros de largo* y estaba animado también por el mismo motor V8 OHC de 230 CV. Igual que en el anterior, estos son los únicos datos técnicos que he conseguido encontrar de este bonito prototipo. Al igual que sucedía con el Sports Coupé, se trataba de un show car totalmente funcional, que adelantaba rasgos estilísticos de futuros Cadillac.

Por ejemplo, una de las curiosidades más llamativas la encontramos en el tapón del depósito de gasolina. Si habéis visto en persona un Cadillac de mediados de los ‘50, o tenéis la posibilidad de hacerlo, buscad la tapa del depósito. Si no sabéis donde está, pueden pasar horas sin encontrarla. Para no destrozar las aletas traseras, los diseñadores lo camuflaron bajo del piloto trasero derecho. Éste se abría hacia arriba y dejaba ver el tapón. El Cadillac La Espada Concept fue el primer Cadillac en usar este sistema.

Y como curiosidad, El Camino fue utilizado como nombre para un modelo de 1959, el Chevrolet El Camino. El nombre hace referencia a la forma coloquial de denominar a la Highway 101, que se la conocía como The Royal Highway o El Camino Real, abreviándolo a El Camino.

Fuente: GM Heritage Center

Más información: Carstyling

En Diariomotor: Prototipo clásico: Cadillac Cien Concept

Lee a continuación: The Stig selecciona los cinco peores coches que ha conducido

  • Anónimo

    Me encantan recordar / descubrir estos bólidos “perdidos”, lo que más me gusta del diseño de este Concept son las curvaturas que sobresalen del habitáculo, sus aletas que dan la sensación de velocidad y lo bonito que queda el perfil de color blanco de los neumáticos, con 230cv era realmente una bestia.

    Saludos!

  • Veyron53

    Seguro que Jay Leno lo tiene en su garaje…

    Me gusta mucho el coche.

  • Sirvette

    Que preciosos eran los diseños de coches de la época.

    Desearía tener 20 años en 1955 en California (y pasta por supuesto) para poder disfrutar de todos los coches tan maravillosos que se empezaban a gestar por aquellos lares. Menudos 25 o 30 años mas entretenidos iba a pasar, buffff !!!!

    Estos reportajes son una pasada Sandman, thk u!

  • Sandman, perdona por la corrección, pero el sistema del tapón del depósito ya lo usaban en 1948/49 porque yo lo he visto (y tocado) personalmente en una berlina Cadillac de uno de esos años (no sé cuando pasaron de las válvulas laterales a ponerlas en cabeza, este en concreto tenía un V8 “flathead” o válvulas laterales).
    Lo que era alucinante de Cadillac en aquellos años era su equipamiento (4 elevalunas, derivabrisas, banqueta corrida delantera y antena TODO ELLO CON ACCIONAMIENTO ELECTROHIDRÁULICO – ahora es eléctrico, pero entonces mover todas esas cosas “por botones” uuuuffff).

    Insisto, perdona por la corrección y sigue así, con tus descubrimientos y con los “carros yankis de leyenda”, que a muchos nos entusiasman.

    • Pues ahora que lo dices puede ser… Tienes toda la razón. Lo que ocurre es que me dejé llevar por los datos que encontré sobre el modelo y lo que creí entender es eso, que fue el pionero en este detalle. Corrijo ;)

  • HUMMER

    Una cosa no me cuadra del todo. Dices que era para competir con el Futuro Ford Thunderbirt y el Chevrolet Corvette, pero creo que esos modelo son posteriores. El Corvette salió en el 57′ con el C1 ( mi coche preferido), y el Ford a princio de los 60′. De hecho y aunque me cueste reconocerlo, los dos modelos parecen coger referencia de este.
    Correjirme si me equivoco.
    Gracias.

    • El Chevrolet Corvette salió a la venta en el ’53, un año antes de presentar este prototipo y el Ford Thunderbird salió en el ’55, pero se adelantó con el prototipo Ford Vega en el ’53. Está en el artículo ;)

  • jurrus

    Oye, ¿no os recuerda al coche que diseña Homer Simpson para la compañia de su hermano y que hace que se vaya a la quiebra?

  • Muy bonito, pero que sea biplaza con ese culo me parece fatal.