comscore
MENÚ
Diariomotor
Volkswagen

3 MIN

El Volkswagen Golf diésel cumple 35 años

Hoy día, el 70% de los coches vendidos en España son movidos por motores diésel. En el segmento de los compactos, la cuota de mercado del diésel es aún mayor, rondando el 75%. Es por tanto pura lógica derivar que 3 de cada 4 de los más de 1.000 Volkswagen Golf que se venden al mes en España van movidos por un motor diésel. Volkswagen y Audi han sido los artífices de la revolución turbodiésel, las que han llevado estos motores a las masas, aunque ya en los años 70 hubiese coches turbodiésel.

Creo que nadie está en desacuerdo con que los motores TDI han sido la referencia en los últimos 20 años, quizá por lo ubicuo de su uso o por sus prestaciones. Pero antes de que el mercado se dieselizase al completo, los coches se vendían principalmente con motores de gasolina y a mediados de los años 70 ver un turismo diésel significaba ver un taxi, que posiblemente fuese Mercedes. Y en 1976, Volkswagen lanzaba el Golf D, uno de los primeros compactos diésel de la historia, si no el primero.

La práctica caja diseñada por Giugiaro, a dos años de su lanzamiento, montaba un vetusto cuatro cilindros atmosférico de 1.471 cc de cilindrada. Con muchas vibraciones, un funcionamiento áspero y un nivel de humos considerable, desarrollaba 50 CV a 5.000 rpm – a ese régimen quería expulsar las bielas a través del capó – y un par motor de 80 Nm a 3.000 rpm. A pesar de que su peso en vacío era de sólo 805 kg y su tamaño exterior inferior al de un Mini de BMW actual, sus prestaciones eran muy discretas.

Llegar a los 100 km/h consumía 19,0 segundos y su velocidad punta – tras una larga carrerilla – era de 140 km/h. No obstante, las reviews de la época reseñaban que era un motor vivo, solícito para subir de marchas y con una entrega de potencia máxima al límite del corte de encendido. La razón es que el motor estaba basado en el bloque I/0 827 de gasolina. El bloque recibió refuerzos en algunas zonas y también unos nuevos pistones, además de una culata específica, como es lógico.

Poniendo su consumo en perspectiva, consumía una media de 6,5 l/100 km. El actual Volkswagen Golf 1.6 TDI BlueMotion, con 105 CV acelera de 0 a 100 km/h en poco más de 11 segundos, llega más allá de los 190 km/h y consume una media de 3,8 l/100 km. Tiene más de dos veces su potencia, más de tres veces su par motor, y la mitad de consumo. Todo ello, midiendo 60 centímetros más y pesando 500 kg adicionales. Creo que a eso se le llama progreso, evolución técnica en estado puro.

En 1980 se lanzó una evolución de este motor, que con 1.6 litros de cilindrada ya entregaba 54 CV a 4.800 rpm, 100 Nm de par motor y un consumo reducido de media a 5,7 l/100 km. La evolución ya era imparable, y tras acoplar un turbocompresor a ese motor en 1982 su potencia ya creció hasta los 70 CV, con unas prestaciones que ya empezaban a parecerse más a las de un gasolina. Así que desde aquí, ¡feliz 35 aniversario para el Volkswagen Golf D!

Fuente: autoevolution En Diariomotor: Volkswagen Golf VI a fondo | Volkswagen Golf 1.2 TSI DSG, a prueba | Volkswagen Golf BlueMotion 1.6 TDI, prueba de consumo

Vídeo destacado del Volkswagen Golf