El Lexus CT 200h se va a Nürburgring de la mano de Gazoo Racing

 | 

Hasta no hace demasiado tiempo, ver un híbrido en competición era una verdadera rareza; hoy en día ya no tanto, y ahí tenemos por ejemplo los resultados de Porsche con su 911 GT3 R Hybrid. Y precisamente fabricantes como Toyota y Lexus, que apuestan decididamente por la hibridación para sus modelos de serie, también creen que la competición es un buen medio para hacer llegar al público este tipo de tecnología.

Este fin de semana el Lexus CT 200h, con una preparación realizada por Gazoo Racing sin cambios radicales con respecto al modelo de calle, también ha competido en Nürburgring con éxito, en la carrera VLN3 Adenauer ADAC Rundstrecken, dentro de la categoría SP4 que engloba a vehículos prácticamente de serie. Obviamente, este CT 200h ha sido puesto a punto por la gente de Gazoo para poder hacer frente a un circuito tan exigente como es Nürburgring, y más teniendo en cuenta una carrera de resistencia de seis horas de duración.

Además de cambios en el bastidos, como suspensión, frenos o neumáticos, también la planta motriz es ligeramente diferente del Lexus CT 200h de calle, puesto que en lugar del motor de combustión de 1.8 litros este Lexus híbrido de competición cuenta con un motor de 2.4 litros y una potencia de 191 CV. Recordemos que la potencia conjunta del motor de combustión y el eléctrico es de 136 CV en el modelo de serie. Sin embargo, la parte eléctrica de la mecánica híbrida de este CT 200h Gazoo, tanto baterías como motor, es idéntica al modelo de serie.

Los resultados de las 6 Horas de Nürburgring de este pasado fin de semana han sido bastante buenos para el Lexus CT 200h Gazoo Racing, ya que ha conseguido alcanzar el podio con su segundo puesto en la citada categoría SP4. Los pilotos del equipo han sido Kumi Sato, Masahiko Kageyama y Minoru Takaki: como curiosidad, comentar que la primera no es un piloto, sino una piloto con experiencia en Nürburgring, puesto que ya compitió en el trazado alemán en el año 2008 con un Lexus IS 250, mientras que los otros dos son empleados de cierta relevancia en Toyota.

A este buen resultado ayudó el menor consumo respecto a un coche de competición tradicional que cuente únicamente con motor de combustión, teniendo que hacer menos paradas en boxes. Y las fuertes frenadas en circuito también ayudan a que las baterías eléctricas siempre estén con un buen nivel de carga, pudiendo proporcionar una ayuda al motor de combustión.

¿La hibridación puede ser también el futuro a corto plazo en competición? De momento es un poco aventurado afirmar tal cosa, pero como mínimo ya empieza a ser algo más frecuente. Si los diésel pudieron, ¿por qué los híbridos no?

Fuente: Lexus
En Diariomotor: Lexus CT 200h, presentación en Lisboa | Lexus CT 200h, económico en consumos y también en mantenimiento | Lexus CT 200h, a fondo | Precio y equipamiento del Lexus CT 200h

Lee a continuación: Lexus registra los nombres CT 300h y CT 400h, ¿por qué?