comscore
MENÚ
Diariomotor
Tuning

3 MIN

FAB Design deja huella en el Cadillac Escalade, ¿se puede ser más cutre?

cadillac-escalade-fab-design-1

¿Qué es lo primero que se te pasaría por la cabeza si quieres que tu coche sea el más hortera del barrio? En mi caso, probablemente recurriría al preparador FAB Design, especializado en tomar superdeportivos como el Mercedes SLR McLaren o palacios sobre ruedas como el Maybach 57 S y darles su visión particular, que sólo se me ocurre calificar como cutre. Un ciudadano de Sudáfrica ha debido pensar esto mismo, y por ello ha recurrido a esta casa suiza para retocar su Cadillac Escalade.

Puede que este gigantesco SUV guste más o menos, pero hay que reconocer que de serie transmite cierta elegancia que ha sido completamente vapuleada en esta preparación. Echando un vistazo a toda su estética, hay poco que sea salvable. Tanto los faros delanteros como los traseros han sido sustituidos por pequeños faros circulares, un estilo que creía completamente pasado de moda. La estridente parrilla frontal o los enormes faros antiniebla delanteros ayudan a corroborar mi opinión al respecto.

En el lateral no hay nada que resulte especialmente irritante. No obstante, no faltan las típicas llantas cromadas de gran diámetro que suelen ser muy habituales en este modelo en particular. La zaga también hay que mirarla de refilón para no herir la vista; no tienen desperdicio las láminas añadidas en la luna trasera cual Lamborghini Miura se tratara, ni tampoco las salidas de escape en posición vertical. La guinda la pone la tercera luz de freno, con forma redonda en lugar de la típica tira horizontal.

Si el exterior se distingue por su cutrez, el habitáculo puede calificarse como excéntrico. El dueño del Escalade decidió que un tapizado con piel de serpiente es lo que mejor le sienta a los asientos, los paneles de las puertas, el salpicadero, la consola central, el volante e incluso las palancas de manejo de la instrumentación. El resto está tapizado en cuero de color crema más mundano, y también nos encontramos alguna inserción en madera.

El motor no ha sido retocado, sigue siendo el mismo 6.2 V8 de 409 CV. Poco más se puede decir de este destrozo visual, tan sólo queda el consuelo de que es una unidad exclusiva pedida por encargo que afortunadamente se ha destinado a miles de kilómetros de España. La duda que me asalta ahora es ¿qué precio habrá pagado su dueño?

11
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Fuente: CarScoop En Diariomotor: Fab Design y el Maybach 57 S más bruto | Cadillac Escalade