CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Toyota

3 MIN

Cápsula del tiempo: un Toyota Corolla AE86 "Hachiroku" con sólo 48 km

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 8 Ago 2011

De cuando en cuando nos damos de bruces con auténticos hallazgos en garajes de familiares o amigos. El más reciente por mi parte, un Ford Capri V6 de los años 80, tapado con una lona en el garaje de un amigo, el dueño sólo lo mueve una vez al mes según mi amigo, y en el odómetro había menos de 20.000 km. Un coche que merece ser usado, pero en mejor estado de conservación que la práctica totalidad de unidades que aún sobrevivan en España, que estoy seguro serán bastante pocas.

Pero nada que ver con el hallazgo de uno de los chicos de Speedhunter en Bélgica. Han visitado el garaje de un aficionado a los coches japoneses, que ha preservado durante 25 años un Toyota Corolla GT, con la elección ideal de opciones, tal y como salía del concesionario en 1986. Aunque pueda parecer un AE85 japonés, es un AE86 destinado al mercado europeo. Un coche legendario en el mundo del drifting y los amantes de los vehículos japoneses, con sólamente 48 km en su odómetro.

Como se puede ver en las imágenes, el coche está mucho más cuidado que muchos coches nuevos con dos meses a sus espaldas. Los asientos aún conservan el plástico protector de fábrica, hay pegatinas del concesionario en las ventanas y el manual de usuario se cotizaría mucho en eBay por su estado inmaculado. Los plásticos no tienen un sólo arañazo, y se respira una atmósfera muy “años ochenta” al observar la simplicidad y la eficacia en la disposición del habitáculo. 100% Made in Japan, y con mucho orgullo.

El Toyota AE86 - este en concreto es un Corolla Coupé GT - es reputado por su agilidad y potencia. En su día era un coche barato, que con menos de 1.000 kg de peso tenía unas prestaciones, a merced de su motor. La unidad de las imágenes monta el mejor motor posible – el mítico 4A-GE -, con 120 CV de potencia y 140 Nm de par motor. Por su poco peso, con una caja de cambios manual era capaz de acelerar hasta los 100 km/h en menos de 8 segundos y alcanzar una velocidad punta de 193 km/h. Esta unidad lleva un diferencial trasero autoblocante, una opción en el mercado estadounidense.

Una época ya pasada para Toyota, que coincidía con la época de los fantásticos Supra Mk3, una época con grandes coches prestacionales japoneses (potentes y dinámicos, pero sencillos y fiables), una época que parece que no volverá. Volviendo al coche que nos ocupa, el dueño sólo lo condujo del concesionario a su casa, 47,1 km recorridos en 1986 tras los que el coche no ha vuelto a rodar. Se drenó el tanque de gasolina para evitar que se dañasen las líneas de combustible y se extrajo la batería.

El motor no se ha drenado de aceite, pero el dueño lo gira a mano con la ayuda de herramientas con frecuencia para evitar que haya daños en los órganos internos del propulsor. Imagino que ese aceite se habrá cambiado alguna vez, porque con 25 años dudo que retenga alguna capacidad de lubricación. Así es un Toyota AE86 capturado en una cápsula del tiempo. No hay duda de que es un coche que podría estar en un museo, pero es una pena que un coche así no haya dado satisfacciones a nadie y apenas se haya conducido.

Más imágenes en la fuente.

Fuente: Speedhunters En Diariomotor: Kasso Club Toyota AE86, orgullosamente machacado | Toyota FT-86, especificaciones de producción: motor boxer de Subaru con inyección D-4S