CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Opinión

4 MIN

Montezemolo afirma tajantemente que no habrá un Ferrari eléctrico en el futuro

Fran López | 18 Ago 2011

Ya tenemos de nuevo a Luca Cordero di Montezemolo soltando una de sus famosas perlas. El Presidente de Ferrari ha afirmado recientemente en el marco del Ferrari World Design Contest 2011 que jamás (he dicho bien, jamás) veremos un Ferrari eléctrico. La apuesta de Ferrari es clara: afinar en todo lo posible sus motores de combustión y, a la vez, centrarse en el desarrollo de deportivos híbridos, pero los coches 100% eléctricos no están en los planes de la marca de Maranello. Por supuesto, no tenemos por qué no creerle, pero en el mundo del automóvil, al igual que en la vida en general, uno de los dichos más certeros es ese de “nunca digas nunca jamás“, bajo riesgo de tener que comerte tus propias palabras.

No sería la primera vez que Montezemolo tiene que recular o, al menos, intentar dejar en el olvido alguna de estas tajantes proclamas. Ya sucedió algo similar cuando, en su día, afirmó a los cuatro vientos que nunca veríamos un Ferrari abrazando la tracción total ni el segmento SUV, porque eso supondría traicionar los principios y la filosofía de la marca, y lo cierto es que hace tan sólo unos meses ahí lo teníamos: el impactante y levanta-controversias Ferrari FF, efectivamente, lo habéis adivinado, un Ferrari con tracción total. Para estas ocasiones, hay otro refrán que viene que ni pintado: “mejor ser el dueño de tu silencio que el esclavo de tus palabras“.

Las palabras exactas de Montezemolo, recogidas por Engadget con vídeo incluido, son las siguientes: “Nunca veréis un Ferrari eléctrico porque no creo en los coches eléctricos. No creo que representen un paso adelante importante en contaminación, CO2 o en medio ambiente. Pero estamos trabajando muy, muy duro en el Ferrari híbrido. Este debería ser el futuro, y espero que en un par de años lo podáis ver.” Bien, se puede decir que Montezemolo tiene las ideas muy claras, y yo soy el primero en pensar que no me gustaría ver, al menos a corto plazo, un Ferrari movido por energía eléctrica. Probablemente, a la mayoría de tifosi de la marca italiana tampoco les gustaría, ya que todo lo que no sea un V8 o un V12 nos parecerá algo indigno de un modelo salido de las instalaciones de Maranello.

Ahora bien, y dejando a un lado purismos ancestrales o filosóficos, de los que los aficionados a la marca italiana somos los primeros en enarbolar, ¿de verdad son los fabricantes de automóviles tan respetuosos con este purismo y tradición para con su marca? Obviamente no, se llamen Ferrari o Perico de los Palotes. Aquí sólo hay un purismo que vale, en este negocio y en cualquier otra industria, y se llama dinero. ¿O acaso pensamos que, dentro de varias décadas, seguiremos viendo superdeportivos movidos mediante oro negro? Si existen, probablemente por aquel entonces estos sean una absoluta minoría, y si hay oportunidad de negocio en el mundo de los deportivos eléctricos, una vez la tecnologia esté totalmente a la altura, ¿por qué negarse a ello?

Es más, ¿hay sitio en el mundo de los superdeportivos para los motores eléctricos? La respuesta es un sí rotundo: no tenemos más que ver el impresionante Tesla Roadster Sport que probamos recientemente en Diariomotor, y otras marcas como Porsche también están investigando profundamente en el tema. Señores, el mundo avanza, y la deportividad no se puede reducir únicamente al tipo de combustible o energía empleada: hay y habrá vida más allá de la gasolina de 98 octanos (esperemos), y Ferrari, de hecho, está trabajando actualmente de forma profunda en la hibridación, como ya hemos visto con su prototipo Ferrari 599 Hybrid.

Dicho esto, personalmente seguiré admirando (y por muchos años) la gasolina como forma más noble de crear sensaciones y disfrute al volante, pero también hay que decir que Montezemolo se ha metido en camisas de once varas. Veremos si no se tiene que arrepentir de sus palabras en un futuro.

Fuente: Engadget | Tecmovia En Diariomotor: Ferrari 599 Hybrid Concept, primeras imágenes y datos | Híbridos y diversión, ¿están reñidos? | Tesla Roadster Sport, a prueba