CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Utilitarios

4 MIN

Abarth 500 Cabrio Italia, 695 Competizione y Punto Supersport

David Villarreal | @davidvillarreal | 30 Ago 2011
Abarth 695 Competizione
Abarth 695 Competizione

El escorpión avanza sin prisa pero sin pausa. Todos seguimos esperando la llegada de un deportivo propio de Abarth que haga las delicias de los más atrevidos, pero de momento las tres carrocerías de Fiat 500, Fiat 500C y Fiat Punto Evo siguen siendo la base de los “utilitarios” más picantes y deportivos del grupo automovilístico italiano.

El Salón de Frankfurt da la bienvenida a tres nuevos y dispares modelos. Del más pintón, confortable y por supuesto descapotable Abarth 500 “Cabrio Italia” a los más agresivos Abarth Punto “SuperSport” y Abarth 695 Competizione que además de rendir un sentido homenaje al legado de esta marca presumen de ser de las variantes más deportivas que se ofrecerán próximamente en la gama Abarth.

Analicemos, uno a uno, lo que nos ofrecen estas versiones especiales de Abarth.

Abarth 500 “Cabrio Italia”

La denominación de este descapotable se debe al 150 aniversario de la unificación de la República Italiana. Se trata de una edición limitada a 150 unidades en la que destaca su carrocería azul cromado Blu Abu Dhabi. Todos ellos estarán dotados del 1.4 Turbo T-Jet de 160 CV y 230 Nm a 3.000 rpm, asociado a un cambio manual de cinco velocidades.

El Abarth 500 “Cabrio Italia” incluye de serie faros de xenon, asientos deportivos de fibra de carbono Abarth Corsa by Sabelt con tapizado de piel (10 kg más ligeros), fibra de vidrio con acabado de aluminio Alutex para el pomo de la palanca de cambios y los pedales, sistema multimedia y de navegación Blue&Me con función de telemetría, piel negra para el volante, llantas de 17” en color magnesio con 10 radios através de los cuales se dejan ver las pinzas amarillas de los frenos Brembo y por supuesto la correspondiente placa con el número de salida de cada unidad de esta edición limitada.

Abarth 695 Competizione

Así se presenta el Abarth 500 con homologación de calle más radical de todos, no obstante está basado en el propio Abarth 500 Asseto Corse de competición. A fin de cuentas se trata de una extensión del Abarth 695 Tributo Ferrari, esta vez sin la licencia del cavallino rampante, aunque con la misma deportividad y equipamiento y por supuesto abandonando su fila de asientos trasera para convertirse en todo un biplaza.

La carrocería del Abarth 695 Competizione se presenta en el exclusivo color gris Grigio Competizione Opaco, bandera de cuadros para el techo, una discreta franja gris en la línea inferior de la puerta y la insignia 695 Competizione. Una caprichosa joyita que mantiene el 1.4 Turbo, esta vez potenciado hasta 180 CV, el cambio electromecánico casi de competición Abarth Competizione de cinco velocidades para ofrecer una conducción tranquila y confortable, en modo automático Street, y desbocar toda su potencia en modo secuencial Track através de las levas del volante.

Tampoco faltan asientos de fibra de carbono Abarth Corsa by Sabelt con piel negra y Alcantara y el equipo multimedia y de navegación Blue&Me.

Abarth Punto SuperSport

La última, pero no menos importante, presentación será la del Abarth Punto SuperSport que destaca por su carrocería bicolor en dos tonos de gris Grigio Campovolo mate que incluye una franja transversal que le confiere el aspecto deportivo que podéis ver en estas imágenes. El trabajo estético lo completan unas llantas de 18” con diseño esseesse y pinzas de freno rojas.

El Abarth Punto SuperSport mantiene el 1.4 Multiair de 180 CV del Abarth Punto Evo esseesse pero las suspensiones han sido modificadas con muelles Abarth Koni, los frenos autoventilados y perforados han sido mejorados y por supuesto se incluyen los asientos deportivos Abarth Corsa by Sabelt tapizados en piel con las costuras rojas y amarillas visibles.

Este será el despliegue de Abarth en el Salón de Frankfurt. ¿Con cuál de ellos te quedarías?

6
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Fuente: Abarth En Diariomotor: Abarth Punto Evo, prueba dinámica en circuito | Abarth 500C, toma de contacto | Abarth 500, a prueba