Ford Focus ST y Ford Focus ST Wagon, más práctico y eficiente

 |  @vfdezd  | 

Esta mañana, el stand de Ford en el Salón de Frankfurt nos sorprendía con la presencia de dos modelos que no se esperaban en la fiesta, o al menos no habían sido incluidos en la lista de invitados. Hablamos del Ford Focus ST y el Ford Focus Wagon ST, cuyas primeras impresiones ya nos mostró mi compañero David. Ahora, con toda la nota de prensa en la mano, toca echar un vistazo en profundidad a estos dos interesantes modelos.

Frente al anterior Ford Focus ST, nos encontramos dos cambios muy llamativos. El primero, sin lugar a dudas, es el paso de una carrocería de tres puertas a dos carrocerías completamente inéditas para la variante ST: cinco puertas y familiar. Se trata de una racionalización de este modelo para intentar acercarse a un abanico más amplio de compradores, aunque ya he podido leer y escuchar numerosas reacciones críticas acerca de esta decisión. Rompiendo una lanza en favor de Ford, hay que recordar que esta generación no tendrá carrocería de tres puertas por lo que ésta es la única forma de conservar las siglas ST en la gama.

La segunda gran novedad es la desaparición del suculento motor 2.5 de cinco cilindros de 225 CV por un propulsor más pequeño y frugal, pero más potente. Hablamos del bloque 2.0 turbo con tecnología Ecoboost, que en esta ocasión ha sido afinado para entregar 250 CV. El par motor máximo es de 360 Nm, y se canaliza exclusivamente a las ruedas delanteras a través de una caja de cambios manual de seis velocidades específicamente adaptada para este modelo, buscando un equilibrio entre prestaciones y eficiencia.

250 CV en un tracción delantera son quizá más de la cuenta, por lo que Ford se ha visto obligada a reforzar los controles electrónicos (control de estabilidad y tracción, Torque Steer Compensation) para aumentar la seguridad y mejorar el comportamiento dinámico. El ESP presenta un programa para controlar el reparto de par en curvas, y también se ha modificado la dirección para hacerla más precisa. Por supuesto, la suspensión es diferente, con unos muelles rediseñados y una nueva barra antivuelco, que además provocan que la altura del coche se reduzca en 10 mm.

Estéticamente se han aplicado numerosos cambios para que a primera vista sepamos que estamos ante un Ford Focus diferente. Así, el parachoques delantero es de nuevo diseño y en la zaga nos encontramos un difusor con un par de escapes en posición central, diferente de los dos tubos de escape en las esquinas que tenía en anterior Focus ST. En el lateral destacan los nuevos faldones y las llantas de 18 pulgadas de diseño exclusivo. Tanto el cinco puertas como el Wagon estarán disponibles sólo en cuatro colores: Performance Blue, Race Red, White y Tangerine Stream, este último exclusivo del ST.

El habitáculo tiene un enfoque algo más deportivo; además, se ofrecerán tres terminaciones diferentes a los compradores. El nivel básico ST1 ya incluye, además de todo lo habitual, asientos Recaro, acceso y numerosas inserciones del logotipo ST en el habitáculo. El ST2 añade asientos Recaro parcialmente tapizados en cuero, y el ST3 asientos Recaro completamente en cuero y con reglajes eléctricos, así como faros bi-xenón. Estas terminaciones serán así en los 40 mercados en los que se venderá el Focus ST. El Focus ST Wagon sólo se comercializará en Europa.

Ambas carrocerías llegarán a sus correspondientes mercados en 2012, pero aún se desconoce el precio que tendrán y en qué época llegarán exactamente. Curiosamente, tampoco han comunicado las cifras prestacionales que consigue.

Fuente: Ford
En Diariomotor: Ford Focus ST y Ford Focus Wagon ST en Frankfurt | Ford Focus ST 2011 | Ford Focus y Ford Focus Sedan 2011

Lee a continuación: Ford Fiesta y Focus ECOnetic Technology y motor 1.0 EcoBoost: jugosos adelantos de Frankfurt

Solicita tu oferta desde 13.500 €