CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Varios

4 MIN

Cómo detectar estafas en coches de segunda mano, y algunos consejos para comprar

En mi habitual paseo por sitios de coches de segunda mano para ver como evoluciona un mercado que, en mi opinión, ha sido una burbuja durante muchos años y lo sigue siendo en muchos tipos de coches, me he encontrado una proliferación de “ofertas” sospechosas.

Se trata siempre de coches a una cuarta parte de su precio, normalmente con teléfonos móviles y con personas de contacto con nombres poco comunes en España. Las fotografías son reales, pero muchas veces se nota que están sacadas en otro país europeo, o al menos la arquitectura choca bastante con lo que aquí conocemos.

Pues bien, ¿qué ocurre cuando contactamos a uno de estos señores?

Haciéndonos los suecos para que nos vendan la moto

Mi elegido fue un Ford Focus ST de 2007 por 2.800 euros. Sólo hace falta un poco de conocimiento del mercado, o simplemente un poco de lógica (comprar el precio medio que piden por un coche así), y ver que es aproximadamente tres o cuatro veces menos. Así que, con un correo falso (tan falso como el de la persona a la que escribí), le pregunté por el coche, y esta fue su respuesta:

Hola, La moto es casi nueva,como puedes ver en las fotos.Yo soy de Inglaterra y he vivido en Espana.Ahora la quiero vender porque no vale la pena escribir la en Inglaterra.Si te interesa..lo podemos hacer de tall forma que yo vengo con la moto en tu ciudad y nos vamos con ella a un taller y a trafico para que ves que todo esta bien y despues me pagas en metalico.No quiero ningun dinero por adelantado pero quiero estar seguro que tu tienes el dinero de verdad y que yo no tengo que cojer dias libres de mi trabajo solo asi por palabras en internet.Tengo malas experiencias para venir en Espana solo asi..por palabras.Si te interesa..dime y te voy a explicar como lo podemos hacer. un saludo

El caballero que me responde tiene la dignidad de hacerme notar en la primera frase que debo sospechar, respondiéndome sobre una moto cuando yo le he preguntado por un coche. No hace falta responderle para ver cómo seguiría la historia, un depósito inicial y un señor que nunca aparecería.

Algunos consejos para buscar coche de segunda mano por internet

Aunque detectar una estafa es muy fácil, lo que no es difícil es caer en ciertas prácticas legales pero poco éticas. Por ejemplo, algunos concesionarios ponen coches gancho con un precio muy bueno (aunque no tan exagerado como este). Al llamar resulta que ese coche ya se ha vendido pero tienen uno muy similar. Eso sí, un poco más caro. Es decir, probablemente el primer coche nunca ha estado a la venta a ese precio, pero ya han conseguido saber que estamos interesados en un modelo en concreto.

Por otra parte encontramos precios bajo mi criterio excesivamente elevados para el coche del que se trata. Más de una vez he hablado con personas que afirman que su coche “vale” una cierta cantidad, basándose en que en sitios de coches de ocasión los ofrecen por ese precio. Mi respuesta es sencilla: una cosa es lo que su dueño por él, y otra cosa que realmente lo pudiese vender por ese precio.

Nadie le impide al dueño de un Opel Astra con 10 años de antigüedad pedir 9.000 euros por él, de la misma forma que nadie me impide a mí pedir 500 euros por un chicle de fresa. Pero, además de hacernos perder el tiempo cuando estamos buscando coche, no va a conseguir nada.

Por último recomendaría a quien compre un coche de segunda mano que tenga en cuenta cómo la demanda influye en el precio de una forma mucho mayor que en un coche nuevo. ¿Qué es lo que busca todo el mundo? Un coche pequeño, diésel, no demasiado viejo y bien cuidado. Bien, mi consejo es que precisamente eso es lo que no deberían comprarse de segunda mano, porque al haber tanta demanda el precio está hinchado. Además, la gente no suele deshacerse de esos coches.

Por contra, sí se deshacen de “coches capricho”, deportivos, SUV, etc. Y la demanda de ese tipo de coches es menor, por eso ahí sí podemos encontrar buenos precios, en coches que se devalúan mucho más.