Algunas pistas sobre el futuro de Bentley: un SUV y un deportivo ligero para la firma

 |  @HerraizM  | 

Que los SUV siguen de moda es algo que comprobamos cada día en Diariomotor con nuevos modelos que no paran de llegar y además parece que siguen funcionando comercialmente como vemos en nuestras calles. La categoría que subió como la espuma en plena crisis y que se mantiene inesperadamente contará con un nuevo miembro en los escalones más altos, aquellos reservados a carteras abultadas que quiera hacerse con un SUV poco ‘’generalista’‘. Bentley se sube ahora al carro de los SUV y confirma que contará con uno entre sus filas.

La confirmación llega de la mano de Wolfgang Dürheimer, el CEO de Bentley y Bugatti y a través de Autobild España. Según Dürheimer, la firma estaría trabajando en un SUV que se confirmaría de manera oficial a finales de 2012. A pesar de ser confirmado el próximo año, los rumores apuntan a que hasta el 2015 no comenzaría a comercializarse.

Pero una de las sorpresas llega de la mano de lo que llevará bajo su capó. Como ya hicimos en su momento con Porsche, tocará hacer un ejercicio de meditación y asumir que Bentley contará con una motorización diésel en su gama, el nuevo SUV llegará con dicho motor,¿tal vez veremos un w12 diésel?

Pero la cosa no queda sólo en un SUV con motor diésel, ya que Dürheimer también ha confirmado que Bentley se encuentra trabajando en un nuevo modelo, una de cal y otra de arena para los más fanáticos que estén ahora mismo medicándose tras leer la confirmación de un SUV diésel en Bentley. Este nuevo modelo sería un deportivo, que se situaría dentro del catálogo de la firma por debajo del Continental GT y que contaría con dos puntos fuertes que suenan muy bien: potencia y ligereza.

Pero este modelo nos dejaría con una incógnita, ¿sería ese nuevo deportivo el modelo del que hablaban los rumores de un Bentley Continental GT2? Según los últimos comentarios, la firma podría estar inmersa también en el desarrollo de un modelo más extremo que el Bentley Continental GT Supersport, lo que podríamos interpretarlo en dos direcciones. Una, como un modelo diferente al mencionado por Dürheimer y por encima del Continental GT. Otra asumiendo que los rumores que apuntaban a un modelo por encima del GT estaban equivocados y se referían a un modelo extremo y deportivo, pero dejando claro que el Continental GT es el jefe.

Toca esperar un año, hasta finales de 2012, para poder ver ya algún boceto e incluso quien sabe, tal vez algún concept de ese SUV. Para entonces seguro que la rumorología ha hecho su trabajo y tenemos nuevas incógnitas que añadir a la ecuación de los planes de Bentley. Esperamos poder despejarlas entonces y comprobar que tal luce ese deportivo ligero acompañando al SUV.

Fuente: El blog de Javier de la Calzada
En Diariomotor: Bentley Continental GT2, una bestia más extrema que el SuperSports está en ciernes, Linley Bentley Continental: lujo extremo sólo para china

Lee a continuación: Bentley Continental GT2, una bestia más extrema que el SuperSports está en ciernes

  • Alberto Piqueras Ramos

    Si lo siguen toqueteando al Continental GT, lo van a terminar estropeando; no se puede seguir con la idea que todos los coches tienen que ser radicales: El Bentley Continental GT, ya tiene suficiente para seguir siendo lo que debe ser: Elegancia, requinte, armonía, diseño, confort……., dejemos para otros lo que no debe hacer un coche de 2.4 toneladas.

    Saludos.

  • A ver que entendemos por “ligero” con el nuevo Continental GT2, por que el Super Sports pasaba de 2.000 kilos. Era literalmente un “peso pesado”.

  • ramon

    tengo ganas de ver el nuevo deportivo de bentley

  • .Motorhome.

    La palabra “ligero” creo que no encaja en la filosofia Bentley.

    • Solo hay que ver los venerables Azure y Continental T/R…camioncitos a escala jeje

  • AB

    Cuando se habla de ciertas marcas, las palabras pueden cambiar de significado y en Bentley “ligero” puede querer decir 1.800 o 1.900 kg por ejemplo.
     
    Todavía recordamos cuando se hablaba del “baby” Rolls (yo hasta me hice fantasías), y el “baby” resultó un “Fantasma” de 5,4 metros, 2.500 kg y 300,000 euracos.