Kia pro_cee’d 1.6 CRDi 128 CV EcoDynamics Emotion, a prueba (I)

 |  @sergioalvarez88  | 

El Kia pro_cee’d es un integrante de una especie automovilística en peligro de extinción, la de los compactos de tres puertas. Cada vez son más los compactos que optan por permanecer una opción sólo de cinco puertas. El caso reciente más sonado ha sido el del Ford Focus, que ha perdido una versión tres puertas de aspecto deportivo que solía competir con el Kia pro_cee’d. Es un compacto con corte deportivo, cuya carrocería es sustancialmente diferente a la de su versión de cinco puertas.

El Kia cee’d fue lanzado en el año 2007, como parte de una nueva estrategia para producir un compacto adaptado al gusto europeo, con el dominio de este mercado en mente. Se fabrica en Zilina (Eslovaquia) y desde 2008 ya contaba con una versión coupé de tres puertas llamada pro_cee’d, que nos ocupa actualmente. Curiosamente, el Kia cee’d ha sufrido un lavado de cara relativamente profundo en 2010, pero hasta hace apenas meses, el pro_cee’d no ha seguido la nueva línea estética.

Esta unidad tiene un habitáculo renovado, con estética sin renovar.

No obstante, nuestra unidad no tiene un frontal con lavado de cara – único cambio estético – pero sí cuenta con un interior y motorización actualizados. Por tanto, es una unidad perteneciente a una serie relativamente escasa en la que ha convivido un habitáculo con lavado de cara y un exterior “antiguo”. En cualquier caso, todas nuestras impresiones son válidas para el modelo renovado. La versión probada equipa el motor diésel más potente de la gama, un 1.6 CRDi de 128 CV de potencia.

Con acabado tope de gama Emotion y pack de eficiencia EcoDynamics. Entre otros elementos, los Kia EcoDynamics cuentan con unos desarrollos más largos y un sistema Stop&Start, que detiene el motor en las paradas. A la hora de recoger la unidad de prensa en Alcobendas su odómetro marcaba unos 8.000 km, estando matriculada a principios de 2011. No os vayáis muy lejos, hoy conoceremos su diseño y todos los entresijos de un habitáculo sorprendentemente espacioso.

Kia pro_cee’d, imagen juvenil

El frontal del Kia pro_cee’d está algo desfasado en el caso de esta unidad, pero no por ello deja de ser sencillo y bonito. Una calandra pequeña, ópticas de aspecto sencillo y dos pequeños antinieblas forman un conjunto al que pocas pegas se le pueden poner. Tras el lavado de cara, ha ganado agresividad y diferenciación, dos puntos en los que el pro_cee’d flaqueaba ligeramente. El perfil lateral es sencillo, muy similar al de otros compactos tres puertas con aspiraciones coupé.

Con vehículos como el anterior Opel Astra GTC o el Renault Mégane Coupé comparte una superficie acristalada de pequeño tamaño, y nervios de expresión laterales. Las llantas de 17 pulgadas realmente aportan un toque de distinción al perfil, y son la medida justa en la que el coche no queda desproporcionado en absoluto. El tamaño de las puertas es considerable en este tipo de coches, pero el pro_cee’d resulta si no demasiado pasional, sí proporcionado, deportivo y juvenil.

La parte trasera culmina el repaso al diseño, con dos ópticas de buena visibilidad y un aspecto curioso, que iluminadas de noche llaman la atención. El portón del maletero es pequeño, y está coronado por un spoiler en el que se integra la tercera luz de freno. En el portón aparece el nombre del modelo como cee’d – no pro_cee’d – y una chapita que indica la versión EcoDynamics. Por último, una cola de escape ovalada asoma discretamente en la parte baja del paragolpes.

Calidad renovada, mucho espacio interior

Tras el lavado de cara del cee’d de cinco puertas, y en las unidades producidas a finales de 2010, los pro_cee’d – a pesar de tener un exterior sin actualizar – se equipaba ya un habitáculo completamente actualizado. Los asientos delanteros tienen un tapizado que simula la banda de rodadura de un neumático, con flancos de cuero. Es un asiento de dimensiones grandes, con pétalos que abrazan bien el cuerpo y posibilidad de regulación lumbar, además de en altura.

Hay mucha sensación de espacio, y es real tanto en las plazas delanteras como traseras.

Hay mucha sensación de espacio, y es real. A una postura de conducción baja – ajustable mediante un volante con regulación completa – se une muchísimo espacio para cabeza, codos y rodillas. Es en este sentido uno de los compactos más amplios que recuerdo en sus plazas delanteras. La posición al volante resulta natural y todos los controles están a mano. El salpicadero no es demasiado vistoso, pero con el lavado de cara ha mejorado en presencia y calidad un buen trecho.


La parte superior es plástico acolchado, la consola central tiene detalles satinados y el plástico duro de la misma tiene un tacto suave. Como es evidente, partes bajas tienen una calidad inferior y es plástico duro con todas las de la ley. A excepción del tacto plastiquero de algunos controles del equipo de audio, es un coche que supera en calidad a un Seat León y puede hablar de tú a tú con un Toyota Auris. La pantalla del equipo de sonido es demasiado pequeña, pero su visibilidad es correcta.

Bajo los sencillísimos mandos de la climatización bizona hay un hueco portaobjetos de gran tamaño, apto para cartera y móvil sin problema, donde también podemos introducir un USB para el equipo de sonido. Curiosamente, en la consola tenemos una pequeña compuerta en la que entra un teléfono móvil y un cenicero “dedicado”, algo en extinción en el automóvil. Dos portabebidas y un reposabrazos – no ajustable – con huecos internos completan la practicidad interior, que es destacable.

En la consola tenemos una pequeña compuerta en la que entra un teléfono móvil y un cenicero “dedicado”.

La guantera es refrigerada e iluminada, aunque pequeña. Las puertas delanteras tienen huecos ad hoc para botellas de agua grandes. La instrumentación es bonita, pero en mi opinión tiene demasiada tonalidad roja, que de noche dificulta un poco una lectura rápida, pudiendo llegar a cansar la vista. El aro del volante me tapa ligeramente el velocímetro, sin molestar. El ordenador de a bordo se ve en una pequeña pantallita LCD integrada en el velocímetro, cambiando de modos a través del volante.


Con respecto a las tres plazas traseras, el espacio para cabeza sigue siendo sobresaliente, y sorprende muy gratamente que hay acres de espacio para las piernas de los ocupantes. Tres personas van algo más desahogadas que en otros compactos, la anchura es buena, pero las piernas del pasajero central “disfrutan” de un túnel central. En los cubículos laterales cabe una señora botella de 1,5 litros de agua, así que no se nos deshidratarán los pasajeros, eso es seguro.

Por último, el Kia pro_cee’d tiene un maletero de 340 litros, una cifra de lo más normal dentro de su segmento, y correcta para un tamaño exterior de 4,25 metros. La boca de carga queda algo alta y no tiene una forma regular, aunque el piso de carga sí es regular y tiene una red de sujeción. Abatiendo los asientos traseros alcanzaremos hasta 1.210 litros de capacidad, pero sin superficie 100% plana. La rueda de repuesto es tipo galleta, hay una pequeña bandeja para herramientas sobre ella.

Mañana repasaremos la dinámica y los consumos.

En Diariomotor: Kia Pro_cee’d, primeras imágenes de su lavado de cara | Kia Cee’d en Frankfurt 2009

Lee a continuación: El nuevo Kia cee’d tiene como objetivo al Volkswagen Golf

Solicita tu oferta desde 12.440 €
  • jorge

    el primer coche con apóstrofe de la historia

    • .Motorhome.

      Yo creo que hasta con “barra baja”.

  • .Motorhome.

    Dices que el pro_ceed supera en calidad al Leon, teniendo en cuenta que la actual generacion del Leon lleva vendiendose desde el 2005, sin apenas cambios, pues normal…Yo no veo ese diseño pasional que tanto demandan algunso para defender a los coreanos frente a otros coches.

    • Ten en cuenta que es un coche cuyo ciclo de vida terminará en poco menos de un año, con un cee’d completamente nuevo a la vuelta de la esquina. El actual cee’d/pro_cee’d data de 2007. El León también ha llevado un lavado de cara, pero sigue sin tener una calidad comparable.

  • enzo099

    Suelo montar en unos de estos a menudo, solo que el 1.6 cvvt, y la única pega que le veo es el motor, que es demasiado modosito. Por lo demás, en todos los aspectos me gusta.

  • 98octanos

    En su día cuando apareció se me asemejaba al último de los Corolla 3 puertas… Se ven bastantes la verdad, muchos jóvenes han optado por él antes que por otros modelos típicos.

  • Pingback: KIA Cee’d SW 1.6 CRDI 128 CV Emotion, a prueba (I)()

  • Pingback: Kia Pro_cee’d, primeros bocetos del compacto tres puertas coreano()

  • Pingback: El Kia Cee´d 2012 añade nuevos acabados con más equipamiento()