CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
McLaren

3 MIN

Ralph Lauren lanza a la venta sus clásicos...a escala 1:8

Víctor Fernández | @vfdezd | 29 Nov 2011

Ralph Lauren es conocido en todo el mundo por ser uno de los diseñadores más prestigiosos de la actualidad, pero en el mundo del automovilismo también es conocido. Al igual que nadie duda su buen gusto por la alta costura, nadie duda tampoco que tiene un excelente gusto para los coches, y más aún para los clásicos. Probablemente posea un garaje con un buen puñado de deportivos para usar a diario, pero también cuenta con cuatro joyas de otras épocas que son la envidia de cualquiera.

Hace tiempo trascendió que en su garaje descansan un Bugatti 57 SC Atlantic Coupe, un McLaren F1 LM, un Ferrari 250 GTO y un Ferrari 250 Testa Rossa. No hace falta estar muy puesto en el asunto para saber cuatro de los vehículos clásicos más codiciados de la actualidad, siempre y cuando nos tomemos la licencia de considerar ya el británico como un clásico, ya que sólo tiene 15 años a sus espaldas. Consciente de lo que atesora, Ralph Lauren ha decidido compartir con el mundo sus cuatro vehículso de una forma muy especial.

Tal y como reza el título de la entrada, su empresa ha puesto a la venta maquetas a escala 1:8 de los cuatro modelos. Las imágenes que acompañan al texto dejan claro que estamos ante una creación al más puro estilo Ralph Lauren, es decir, con una dedicación y una exclusividad dignas de admirar. De hecho, el trabajo que cada unidad lleva detrás es tal que cada ejemplar tendrá un precio de 9.500 dólares (7.125 euros al cambio actual), y serán comercializados en las tiendas Ralph Lauren Home de todo el mundo.

Pero ¿qué trabajo lleva cada maqueta para tener semejante precio? Para empezar, los cuatro vehículos pertenecientes al diseñador fueron escaneados digitalmente para recoger el más mínimo detalle de la carrocería, ya que la tecnología usada cuenta con una resolución de una décima de milímetro. Después de esto, se dedicaron unas 3.000 horas para crear un modelo digital que recogiera todos los parámetros para la fabricación de cada maqueta, utilizándose tanto técnicas informáticas como artesanales.

Una vez creado el modelo, el siguiente paso es su fabricación. Cada ejemplar que se fabrique llevará tras de sí un total de 350 horas de sofisticado trabajo. Para hacernos una idea de la complejidad de estas creaciones, sólo las ruedas llevan un total de 140 piezas de aluminio que son ensambladas a mano. El resto de trabajos incluyen el montaje completo de la carrocería después de haber fabricado manualmente cada panel o el pintado a mano de cada rincón del vehículo (con un acabado especial).

Ahora bien, por mucho trabajo que lleve encima, aquél que esté dispuesto a desembolsar 9.500 dólares por una unidad querrá algo de distinción. Para ello, la empresa numerará cada unidad y entregará un certificado de originalidad de Ralph Lauren.

Fuente: Inside Line En Diariomotor: Bugatti 57 Type 57 SC Atlantic, el coche más caro de la historia | Muchos McLaren F1 juntos, pero no revueltos: reunión británica de 21 unidades