Del Miura al Aventador: Lamborghini Miura (1966), todo empezó con un chasis

 |  @davidvillarreal  | 

Todo empezó con un chasis. Lamborghini había empezado a ganarse una buena reputación por sus primeros deportivos y algún que otro gran turismo, pero su faceta más radical y superdeportiva aún estaba por llegar. Probablemente en sus comienzos Ferruccio Lamborghini no hubiera sido partidario de fabricar deportivos tan caros y desproporcionados ante el batacazo que previsiblemente se podrían llevar si no lograban un buen volumen de ventas. Sin ir más lejos se cuenta que los creadores del Lamborghini Miura, Bob Wallace, Gian Paolo Dallara y Paolo Stanzani trabajaron durante meses en el proyecto Miura en secreto para evitar que les disuadieran de su propósito.

Con todo el apoyo de Lamborghini presentaron en el Salón de Turín de 1965 un chasis. Nada más. Tengan seguro que alguno soltaría alguna carcajada al ver que la próxima aventura de Ferruccio sería un deportivo de motor central, así como aquella leyenda que atribuye a Enzo Ferrari la frase de “los caballos tienen que tirar del carro y no empujarlo”. Pero tal fue la expectación que muchos se lanzaron a solicitar una reserva a Ferruccio ¡antes incluso de haber visto la carrocería definitiva!

¿Quién podría imaginar que aquel chasis desnudo con un gigantesco motor V12 en una posición tan poco usual terminaría siendo uno de los deportivos más bellos de la historia?

Los creadores del concepto “Miura” trabajaron durante meses en secreto ante el temor de una negativa de Ferruccio a desarrollar un proyecto tan caro e inviable.

Dicen que Bertone estuvo trabajando hasta la noche anterior a su presentación. Pero definitivamente el primer Miura real, el prototipo P400 sería presentado en el Salón de Ginebra de 1966. Tal fue la improvisación que los ingenieros apenas tuvieron tiempo de comprobar que el motor V12 tendría hueco en el vano del motor. La solución fue rápida y sencilla. Rellenaron el vano de lastre y se aseguraron de que nadie pudiese abrir el compartimento del motor para sorprenderse de la ausencia del V12.

Dicen que el jefe de ventas Sgarzi lo pasó bastante mal disuadiendo a la prensa cada vez que algún periodista trataba de ver el motor. En este tipo de prototipos y modelos de exhibición esto es más habitual de lo que parece. Un servidor les podría contar muchas historias acerca de los prototipos, y no tan prototipos, exhibidos en salones internacionales del automóvil.

Fue entonces en Ginebra en 1966 cuando todo el mundo quedó maravillado con la belleza del Lamborghini P400 Prototype, y su creador en última instancia, Marcelo Gandini, fue ascendido a los altares del diseño automovilístico. Por supuesto hizo méritos para ello…

Hasta la noche anterior de su presentación Bertone estuvo trabajando en el prototipo P400. Tal fue la precipitación que ni siquiera hubo tiempo de percatarse de que el motor V12 no entraba en el vano motor.

La buena acogida del prototipo P400 en Ginebra hizo que Lamborghini decidiera iniciar su producción tan sólo un año después. Fue entonces cuando se bautizó como Lamborghini Miura al primer y verdadero superdeportivo de Sant’Agata. Y qué mejor nombre que el de una de las ganaderías con más casta y solera de la tauromaquia. La tradición de denominar a cada nuevo Lamborghini con un emblema taurino como este se había iniciado como se confirmaría sólo dos años después con Islero, el morlaco que mató a Manolete.

El primer Lamborghini Miura conservaría la denominación P400 del prototipo, que en clave significaba Posteriori 4 litri por el motor V12 de 3.9 litros y 350 CV de potencia que llevaba a cuestas. Se construyeron alrededor de 474 unidades del Lamborghini Miura P400. Un rumor no confirmado apunta a que el primer centenar de Miura era más ligero que el resto por emplear aceros de un calibre inferior, probablemente para mejorar su rigidez estructural posteriormente se decidieron a emplear aceros más gruesos.

En 1968 se presentaría una versión revisada y denominada Lamborghini Miura P400S, con 20 CV extra y con algunas mejoras y concesiones al confort como elevalunas eléctrico y aire acondicionado. El P400S sería el mismísimo deportivo que adquirió Frank Sinatra y por el cual se le atribuiría la frase de “usted conduce un Ferrari cuando quiere ser alguien, usted conduce un Lamborghini cuando es alguien”.

El Lamborghini Miura iniciaría la tradición de denominar a cada nuevo Lamborghini con un símbolo de la tauromaquia.

El último y más famoso Miura sería el Lamborghini Miura P400SV que alcanzaba ya los 385 CV de potencia y del que tan sólo se construirían 150 unidades. Por aquella época hubo tiempo incluso de fabricar un prototipo único y desbocado denominado Jota con objeto de homologar un deportivo de competición para el Grupo J de la FIA. Un prototipo que quedaría siniestrado en una prueba mandando al traste las aspiraciones deportivas de la marca de Sant’Agata.

En un alarde de osadía Lamborghini decidiría rizar el rizo y fabricar apenas un puñado de seis deportivos mucho más radicales y denominados Lamborghini Miura SV/Jota. Basta decir que estos modelos conservados y restaurados hoy en día alcanzan en el mercado de coleccionista precios de Bugatti Veyron, por encima del millón de euros.

Espero que hayan disfrutado de esta bonita historia que nos recuerda como Lamborghini empezó a ser la marca que es hoy en día. Una historia que inicia una serie de artículos en los que queremos recordar los ancestros del Lamborghini Aventador LP700-4 para presentaros en las próximas semanas una prueba muy especial y que seguramente os encantará. ¿Qué será, será…?

Fuente: Lamborghini | Wikipedia
En Diariomotor: Lamborghini Miura SV/Jota | Lamborghini Aventador LP700-4

Lee a continuación: Prototipo clásico: Lamborghini Miura Le Mans Concept

  • Anónimo

    Un diseño insuperable. Es cierto que pasan los años para su estampa, pero como si fuera un buen vino.

    • Tanto como insuperable no se. Pero desde luego su estilo es inimitable, el tatarabuelo del Aventador fue algo muy especial. Lo de que haya algo insuperable lo digo por que a mi me parece tan trascendental el Countach como el Miura y creo que la linea del Countach es la que define más la Lamborghini de hoy en día.

  • A Enzo le sentó como una patada en el culo. Tras llamar a Ferruccio algo menos que ignorante por aquello de “Los Ferraris sólo me creaban problemas”. “Un día, ya harto de mandarlos al taller, llamé a Enzo para decirle que sus coches eran pura basura”. “Y me contestó que: Un fabricante de tractores no podía entender sus coches”. Ver que Ferruccio le volvió a dar en el morro al tener razón con el motor central. ¡Pobre Enzo! ¡Cómo le perdía la boca!

    El próximo capítulo Countach. ¡Ese si que es un mito!

  • X 2.0

    La segunda foto es sencillamente sublime, buena entrada.

  • Alejandrogetetrillo

    No iban a sacar otro Miura  actual ?

    • Nico

       De hecho estimado se presento uno en 2006, con motivo del aniversario del Miura. Realmente ese prototipo era una real reencarnacion del clasico, bellamente recordado.

    • Aunque Nico te ha respondido bien el Miura Concept no es más que un “homenaje” al clásico. Nunca entrará en producción.

  • Macnolator Towers

    350 cv y 3.9 Litros está muy pero que muy bien para esa época¡¡¡

    Saludos

  • 4b11 T

    “usted conduce un Ferrari cuando quiere ser alguien, usted conduce un Lamborghini cuando es alguien”.
    NOTABLE.

    FERRARI < LAMBORGHINI

    • Eso lo dijo el señor Sinatra si mal no recuerdo

    • Mytek

      ?Por qué Ferrari ha estado en lo alto durante decadas? ?Por qué Lamborghini ha estado en la cuerda floja pasando a manos de diferentes fabricas? ?Por qué en Formula 1 nunca se han comido una rosca (ni practicamente en ninguna competición)? ?Por qué lo llaman Lamborghini si es un Volkswagen?

      Que conste que me gusta Lamborghini pero si me lo comparas con Ferrari…

      • Miguel –

        Por esa regla de tres, ¿por qué lo llamas Ferrari si es un Fiat?

      • Miguel –

        Por esa regla de tres, ¿por qué lo llamas Ferrari si es un Fiat?

  • Tito

    Ferrari ya usaba motores en posicion central en competición para esa epoca, solo que los autos de calle los vendian para bancar los costos de la competición y no para aplicar toda la tecnologia que tenian. Asique si el fabricante de tractores se creia mejor por hacer eso bien por el pero no me parece ningun merito, no fué su idea.

    • El no lo hizo para homologar vehículos de competición. Lo hizo pensando en que el motor central era tan valido y apto como el frontal. Pensando que podía rivalizar perfectamente con este en prestaciones pero sin renunciar al lujo orientado en un sentido menos cercano a la competición. Además le has mencionado como “el fabricante de tractores”, casi es propio de Enzo Ferrari hablar así. Es un desprecio como el que le hizo Enzo, como si lo de fabricar coches fuese una cabezonería de Ferruccio cuando lo cierto es que Enzo le contestó como un idiota.

    • El no lo hizo para homologar vehículos de competición. Lo hizo pensando en que el motor central era tan valido y apto como el frontal. Pensando que podía rivalizar perfectamente con este en prestaciones pero sin renunciar al lujo orientado en un sentido menos cercano a la competición. Además le has mencionado como “el fabricante de tractores”, casi es propio de Enzo Ferrari hablar así. Es un desprecio como el que le hizo Enzo, como si lo de fabricar coches fuese una cabezonería de Ferruccio cuando lo cierto es que Enzo le contestó como un idiota.

  • hermoso  lamborghini miura me encanta todo un clasico entre los clasicos

  • Rojo_morao

    Personalmente no me parece el modelo más bonito de Lamborghini, pero si que me parece que fue el precursor en la creación de un nuevo lenguaje de diseño y de fabricación para la marca.
    A ver que prueba tenéis preparada…
    Enhorabuena a todo el equipo de Diariomotor, estáis consiguiendo que esta web cada día sea más grande.

  • ramon

    uno de los mejores superdeportivos de la historia,un diseño casi insuperable y por entonces no existia un rival a su altura
    el jota era brutal

  • Pingback: Prueba del Lamborghini Aventador: hoy a las 19:00 en Diariomotor()

  • Pingback: Lamborghini Aventador LP700-4, a prueba (I)()

  • Pingback: Del Miura al Aventador: Lamborghini Diablo (1990)()