40 años de BMW Motorsport GmbH

 |  @HerraizM  | 

Se cumplen 40 años de la M. M de motorsport, de pasión, de historia viva del automóvil, de prestaciones, de tracciones traseras (y totales en los últimos tiempos), de victorias en los circuitos y en los corazones de muchos aficionados al motor. El departamento M GmbH de BMW llega a los 40 años y como firma de culto que es, allá va este homenaje en forma de repaso a la historia de tan ilustre letra.

Una letra que ha recorrido 40 años de historia pegada en la parte trasera de nombres tan insignes en la automoción como el M3 E30 o el M1, que ha luchado en los circuitos junto a otros nombres tan legendarios como el Mercedes 190E y en definitiva, que nos ha acompañado ya durante 40 años ya sea fuera o dentro de los circuitos en esta nuestra pasión.

BMW Motorsport GmbH: el comienzo de la historia

Una historia que se iniciaba en 1972, cuando daba comienzo BMW Motorsport GmbH con la búsqueda por parte de BMW de un hueco en el mondo de la competición y la incorporación a este reciente departamento de un buen número de pilotos que pudieran incorporar a la marca su experiencia.

BMW Motorsport tenía ya sus propias instalaciones en un espacio de unos 8.000 metros cuadrados en las inmediaciones de la sede de la marca en Munich. Nacía entonces un BMW 2002 de 950 kg y 240 caballos extraídos de un 4 cilindros de 2 litros de cubicaje que surgía como caballo de batalla de la marca en los rallyes, pero además, nacía el BMW 3.0 CSL, con menos de 1.100 kg y un seis cilindros de 360 caballos.

El CSL, que llegó a elevarse hasta los 800 caballos, estaba llamado a ser un campeón, como demostró en los años venideros ganando en su primer año el Gran Premio de turismos en Nürburgring y las 24 Horas de Le Mans en la categoría de turismos, ganando el Campeonato de Europa de Turismos hasta en 6 ocasiones entre 1973 y 1979.

Al mismo tiempo, en 1976, BMW Motorsport se encargaba de la formación de conductores en la BMW Driver Training con los BMW 320i de 125 caballos, pero fuera de los cursos y de los circuitos, también estaba ocurriendo algo, la llegada del poder de la M a las calles. El Serie 5 con el 530, 533i y el 535i comenzaba a trasladar el espíritu de este departamento a los clientes que buscaban sensaciones en el día a día.

El nacimiento de un mito: el BMW M1

Y llega uno de los principales hitos de la marca, la llegada del BMW M1. Construido entre 1978 y 1981, Lamborghini iba a ser la encargada de elaborar el chasis de este deportivo de motor central, pero los problemas económicos de la firma italiana BMW tomo el control total del desarrollo. La estructura del M1 fue elaborada por Marchesi mientras que TIR se encargó de la carrocería en fibra de vidrio reforzada en plástico.

El M1 gozaba de una impresionante altura de 1.14 metros, latiendo tras la espalda del piloto un motor de seis cilindros en línea, 3.7 litros y con disposición central de 277 caballos, capaz de alcanzar una velocidad de cerca de 265 km/h. Todo ello con un precio de 100.000 marcos alemanes, al cambio y teniendo en cuenta que hablamos de 1978, unos 51.000 euros, convirtiéndose en un éxito a pesar de la limitada producción de 456 modelos.

Mientras BMW se batía en la Fórmula 1 con su motor turbo, el motor del M1 llegaba a otros modelos de producción, el M5 y el M635CSi. Con el 6 cilindros en línea el M5 alcanzaba una potencia de 286 caballos alcanzando una velocidad máxima de 245 km/h.

La llegada de los dos primeros M3 y la segunda generación del M5

Pero tras el M5 con el motor del M1, BMW Motorsport tenía preparado el nacimiento del que considero, personalmente, el mayor referente de la letra M, el M3. En 1986 nacía el M3 coupé, convirtiéndose desde el principio en todo un éxito en la competición, por supuesto con victoria en el Campeonato de Turismos, y en ventas.

Con un bloque de 4 cilindros, 16 válvulas y 195 caballos, el M3 registró un total de 17.970 unidades vendidas, entre las que nos encontramos además con 600 M3 2.5 Sportevolution y 765 M3 convertibles construidos a mano, convirtiéndose así en el mito que es hoy en día y labrándose la reputación de la que ahora goza.

Tras el éxito del M3 llegaba la segunda generación del M5 en 1988 con un bloque de 6 cilindros en línea y 3.6 litros que desarrollaba 315 caballos para posteriormente pasar a un 3.8 de 340 caballos. Ambos, tanto el M3 como el M5, gozaban ya de la etiqueta M Power en su motor en lugar del simple BMW. Tampoco podemos pasar por alto la llegada del M5 Touring a principios de 1992, año en el que también llego el nuevo M3.

Este M3 llegaba con una potencia de 286 caballos con un bloque de 6 cilindros en línea y 3 litros en el que hacía por primera acto de presencia vez la distribución variable Vanos. Además en 1992 comenzaba BMW Individual, el departamento de personalización de la firma y un año más tarde Motorsport GmbH daba paso al nuevo nombre de la división deportiva: M GmbH. En 1995, el M3 creció hasta los 321 caballos aumentando la cilindrada hasta los 3.2 litros y además se incorporaba el cambio secuencial SMG.

el Z3 M Roadster y M Coupé

En 1997 el Z3 tanto en su variante coupé como en la roadster, recibían la firma de la M. El M Roadster y el M Coupé llegaban con el motor del M3 de 321 caballos ofreciendo en el caso del Roadster la posibilidad de disfrutar descapotados del 6 cilindros mientras que el Coupé nos dejaba con una peculiar y exótica imagen, algo extraña y no muy agradable para unos, con un gran encanto para otros, entre los que me debo incluir.

Acaban los 90 con el M5, empieza el 2000 con el nuevo M3

Se acaban los 90, nos acercamos al cambio de siglo y para poner el broche final a la década BMW lanza en el 1998 el nuevo M5. La berlina recibe un 8 cilindros de 400 caballos, alcanzando un par de 500 Nm, lo que supone un cambio en la tradición de los 6 cilindros.

Tras el M5, llega el año 2000 y si el M5 se encargaba de cerrar la década de los 90, la pasada década la inauguraba el tercer M3. Supone un importante cambio estético, incluso para muchos considerado uno de los M3 más bonitos, pero no sólo hay cambios estéticos. Manteniendo la filosofía de los 6 cilindros, el M3 E46 cuenta con 343 caballos bajo el capó con 365 Nm de par capaces de llevarlo a los 100 km/h en 5.2 segundos. Además, tras este M3 también pudimos conocer a la versión más radical, el M3 CSL, con 360 caballos y elementos aligerados, limitado a 1.383 unidades y capaz de marcar en Nürburgring un tiempo de 7:50 minutos y por encima de ellos, el M3 de circuito, el GTR con un 8 cilindros de 444 caballos.

10 cilindros y 5 litros para el motor del M5 y el M6

Afrontamos la cuenta atrás de los diez años que nos separan desde este M3 hasta el 2012. En 2004, después del regreso del M3 volvía el M5. Volvía por todo lo grande, con un bloque de 10 cilindros y 5 litros que rendía un total de 507 caballos y un par de 520 Nm. Lejos quedaban ya los 286 caballos de aquel M5 de los 80 con esta cuarta generación.

Tras el M5 llegaba el M6 con el mismo motor, mientras que en 2006 llegaba el Z4 M Roadster y el M Coupé con un bloque de 343 caballos que más tarde acompañaría la versión de carreras Z4 GT3 alcanzando los 480 caballos.

Cambios en la tradición: el primer M3 sin un 6 en línea y la llegada del X5M y X6M

Comienza el 2007 y con él una serie de cambios en la tradición de la M en el último lustro que nos dejaban con el primer M3 en montar un bloque de 8 cilindros con una disposición en V. Este bloque alza al M3 hasta los 420 caballos con 4.000 cc y un par de 400 Nm. Un techo en CFRP y un capó en aluminio se encargaban de aligerar el conjunto en este M3 que a día de hoy sigue comercializándose a la espera de que se presente el próximo con la llegada de la nueva generación de la Serie 3.

La sustitución del 6 cilindros por el V8 no es el único cambio que introduce M GmbH en los últimos años. Se extienden los paquetes deportivos y nuevos segmentos se unen a los tradicionales M. Llega el X5M y el X6M dando a la gama SUV un carácter deportivo, presentandose con un motor V8 con la tecnología TwinPower Turbo de 555 caballos.

Del Serie 1 M Coupé a la llegada de los M diésel

Para muchos una afrenta a la tradición de la división deportiva, afrenta que seguro que quedó compensada para muchos con la llegada del Serie 1 M coupé, al que no se le dio la denominación de M1 por respetar el nombre de aquel deportivo de finales de los 70 y que llegaba con 340 caballos. A título personal he de reconocer que el 1M Coupé me parece el nexo vivo entre aquel M3 E30 que suponía todo un hito para la marca y el actual M3, el más próximo a aquella filosofía, salvando por supuesto las distancias existentes entre dos coches con 26 años de diferencia.

Tras el 1M Coupé presentado en el 2010, En 2011 conocíamos al nuevo M5 alzándose con un 8 cilindros turbo hasta los 560 caballos. Tras este M5 saltamos a la actualidad de hace sólo unos meses con otro importante hito en la división M: la llegada del diésel. Un nuevo propulsor de seis cilindros en línea diésel con tres turbos y 381 caballos daba vida al BMW M550d xDrive, también disponible en versión touring, así como al X5 y X6 M550d.

En las últimas semanas hemos vivido la llegada del último miembro con la M, el M135i con 320 caballos y 420 Nm de par. Todavía queda conocer al sucesor del 1 M coupé, pero de momento, esta es la versión más radical existente en la renovada Serie 1 de BMW. En un futuro quién sabe si los rumores sobre el próximo M3 se verán cumplidos y lo veremos con un V6 de 3.3 litros y 450 caballos e incluso, quién sabe si veremos al M3 coupé como M4.

Felicidades a BMW M por estos 40 años de historia, de sueños, de prestaciones, de evolución y de caballos.

Fuente: BMW
En Diariomotor: Rallye de Madrid y celebración del 25 aniversario del M3 E30 en el circuito del Jarama| BMW M3 Coupé DKG, a prueba

Lee a continuación: G-Power BMW M5 Hurricane RRs, 830 CV para el M5 E60 definitivo

  • Creo que os habéis colado con el dato de potencia para los Z4 M coupe y roadster. No son 430cv si no 340cv. Además no se si podrían considerarse M los de la última generación. Z4 sDrive35is no es lo mismo que Z4 M, por mucho pack M que lleve…

    • Anónimo

      Cierto, Jose Luis, no mencioné que se trataba de la versión GT3 de 480 caballos y mezcle la potencia del de 343 cv con la del GT3. 

      Un saludo 

  • Mrc

    Creo que seria un error grande por parte de bmw cambiar el mitico nombre del M3 y que pasase a llamarse M4..

  • ramon

    gran reportaje,la verdad es que 40 maravillosos años

  • Zetauno

    Felicitaciones por el reportaje, para mi una de las mejores épocas de Bmw y Motorsport GmbH y el modelo más emblemático sin duda fué el Bmw M1, todavia ahora su cotización es de las más elevadas de Bmw. Su fuerte era y continúa siendo la competición, recuerdo que el piloto alemán Hans Stuck ganó los 1000 Km de Nürburgring en mayo de 1980 con un Bmw M1.
    La últimas generaciones Z4 M coupe, los M3 etc. son coches fantásticos, siempre con el toque de Motorport GmbH y esperemos en un futuro que continuen igual.

  • Sebas

    M Diésel, al fin. ¿Por qué no, me preguntaba yo? Basta ya de aferrarse al pasado. Hay que adaptarse a los nuevos tiempos y escuchar al mercado. A ver si lanzan pronto un M con tracción delantera. Eso ya sería perfecto: apariencia deportiva, facilidad de conducción, por si tiene que pillarlo mi mujer, y ahorro.

    BMW M350d sDrive, triturbo, alpinweiss o black sapphire, con llantitas de 19 o 20″ y el paquete deportivo. Buuuf, vaya tanque, ya me lo estoy imaginando en la rampa de mi adosado en Parla, qué pasada. Eso sí, con suspensión confort, por favor, que la M es muy dura. Y ahí con su ///M en la tapa trasera, to wapa, wapa.

    ¡Sigue escuchando al mercado, BMW!

    • classiczone

      me gusta tu ironía xD

      desgraciadamente el departamento de Marketing de BMW no sabe que con tanto cambio “para atraer más compradores a los modelos M” significa perder exclusividad…

  • Invitado

    los m de ahora están muy lejos de su planteamiento original.

  • Focarfa

    mejor que cualquier mierda de mustang.

  • Nico DP

     Grandes bolidos los BMW M, muy por encima de cualquier bosta asiatica aspirante a lujosa o superdeportivo. Estos son muestras de elegancia y potencia, solo comparable a lo que ofrece Mercedes, Jaguar o Maserati, en un mismo segmento claramente.

  • Anónimo

    Enhorabuena a estos genios. Y vamos allá, que 40 años no son nada.

  • Pingback: 5 aniversarios que hemos vivido en este 2012()