Range Rover Evoque Coupé Si4 Dynamic, a prueba (I)

 |  @sergioalvarez88  | 

El Range Rover Evoque ha sido uno de los mayores revulsivos al segmento SUV de los últimos tiempos. Land Rover sorprendía a propios extraños presentando hace ya tres años el LRX Concept, un SUV coupé de líneas rompedoras, alejado del espíritu campero y aguerrido de la marca. Si cabe fue más sorprendente comprobar que la versión de producción apenas difería del prototipo. Para todos nuestros lectores, durante estos días probaremos el Range Rover Evoque Coupé.

Hay versiones diésel y de cinco puertas, pero nosotros tenemos entre manos un Range Rover Evoque Coupé equipado con el motor 2.0 GTDi, un 2.0 turbo que desarrolla 240 CV de potencia de origen Ford, y exclusivamente asociado a una caja de cambios automática de seis relaciones. Cuando recogimos la unidad de prensa tenía poco más de 5.000 km en el odómetro. Antes de entrar en harina hay que aclarar algunos conceptos sobre el Range Rover Evoque, por ejemplo, ¿qué es exactamente el Evoque?.

Es una pregunta de respuesta no demasiado sencilla, francamente. Por una parte, es un SUV premium de tamaño compacto. Su vocación es el asfalto y el dinamismo – cosa que Land Rover ha potenciado desde su desarrollo – pero sin embargo cuenta con tracción integral, sistema de control de descenso de pendientes o varios programas para moverse en diferentes superficies. Un híbrido entre dos mundos, del que es imposible negar el atractivo, a tenor de la recepción por los medios y clientes.

Es un vehículo que ya se puede ver mucho por nuestras ciudades y que según previsiones de la propia marca se convertirá en el modelo más vendido de Land Rover en 2012. No obstante, la versión que hemos probado es el equivalente más cercano a un SUV GTI compacto, si se me permite la licencia artística y la creación de un nuevo nicho de mercado. Habrá que comprobar de primera mano si el Range Rover Evoque cumple nuestras expectativas sometiéndolo a nuestra batería de pruebas.

Range Rover Evoque Coupé Si4 Dynamic, a prueba (I)Range Rover Evoque Coupé Si4 Dynamic, a prueba (I)Range Rover Evoque Coupé Si4 Dynamic, a prueba (I)

Arrebatador, agresivo y refinado a partes iguales

Cuando me esperaba en el garaje y apreté el mando a distancia la silueta de los LEDs diurnos me saluda con su peculiar forma. Ya en la calle aprecio su musculoso frontal, cuajado de entradas de aire y con un paragolpes enmarcado en una silueta plateado. Los antiniebla son de tipo LED. En el borde del capó – sobre la calandra oscura – nos encontramos con la palabra Range Rover escrita, que también aparece en las tomas de aireación que encontramos en los extremos laterales del capó, dando un toque muy deportivo.

Lateralmente el Range Rover Evoque atrapa nuestra mirada con sus llantas de 19 pulgadas, en mi opinión la medida justa que hace que sus proporciones resulten armoniosas. Las dos puertas son grandes, y también es posible contemplar un techo que en nuestra unidad está pintado de color blanco. Llama la atención la escasa superficie acristalada, especialmente en lo tocante a las plazas traseras. El efecto logrado es de una apariencia muy sólida, muy marcada y podría decirse muy masculina.

El Range Rover Evoque es bipolar sin un término medio de opinión: es amado u odiado a primera vista.

La zaga corona un conjunto muy detallista con unas preciosas ópticas y las inscripciones de motorización de nuestro Range Rover. Al tratarse del tope de gama, “Evoque” aparece con el fondo en color rojo, flanqueado por las siglas “Si4”. Las dos salidas de escape ocultan tubos sin ornamentar, son sólo decorativas. Un spoiler pone la guinda a un vehículo que conviene apreciar en directo, ya que muchos pequeños detalles y trabajados juegos de diseño escapan a nuestras palabras.

Calidades y diseño premium en un habitáculo de cuatro plazas

Abro la pesada puerta y me acomodo en el asiento del conductor, un precioso semibacquét forrado en cuero con ribeteado blanco, amplio y de excelente apoyo. La puerta es grande y en plazas estrechas acceder al habitáculo puede no ser la tarea más fácil. Ante mí se extiende un salpicadero de calidades muy altas. Está recubierto en cuero y cuenta con inserciones de aluminio en la consola central, entre otros lugares. Las calidades están al nivel de rivales premium como el Audi Q3 y son superiores a las de vehículos como el Mercedes GLK.

Range Rover Evoque Coupé Si4 Dynamic, a prueba (I)Range Rover Evoque Coupé Si4 Dynamic, a prueba (I)Range Rover Evoque Coupé Si4 Dynamic, a prueba (I)

Apenas encontramos plástico blando, ya que está recubierto de cuero y las partes de plástico duro de la consola central tienen un ajuste muy bueno. La calidad de los botones y su háptica son sobresalientes. El detalle de la ruleta de la palanca de cambios – que emerge de su guarida al apretar el botón de contacto – es una de las claves de la distinción del habitáculo. Una pantalla táctil preside la consola central, con un tamaño de 8 pulgadas y buen contraste, incluso con sol directo.

El habitáculo tiene calidades premium y un tacto excelente, tanto en materiales como háptica de la botonería.

La instrumentación es de lectura muy clara, y entre ambos relojes se encuentra una pantalla multifunción en la que podemos ver la información del ordenador de a bordo, el nivel de combustible y la temperatura del agua. No encuentro fallos de ergonomía, realmente todos los mandos están a mano y con un uso sencillo e intuitivo: un 10 para Land Rover en este aspecto. Hablemos ahora de espacio: los asientos delanteros tienen ajuste eléctrico multidireccional y nos permiten encontrar una postura cómoda rápidamente.

El volante tiene ajuste en altura y profundidad, además de un bonito diseño a mi juicio. La instrumentación no resulta ocluida al término de la configuración de la postura de conducción, que resulta más elevada que en un turismo, pero no tan alta como en otros SUV. El conductor no tiene agobios a nivel de rodillas, codos o cabeza, aunque no me sobra más de un palmo hasta el techo, y mido 1,83 metros de altura. A nivel práctico, el Range Rover Evoque tiene huecos donde dejar objetos, pero no se prodiga demasiado.

La guantera no es demasiado grande, pero está iluminada y refrigerada. Entre los asientos delanteros hay hueco para dos bebidas y bajo el reposabrazos – fijo – hay un pequeño hueco en el que cabe una cámara pequeña o una cartera, compartida con las entradas auxiliares del equipo de audio. En las puertas no caben botellas grandes y no hay hueco adaptado a botellas pequeñas. Bajo la consola central hay un pequeño espacio que resulta ideal para esconder una cartera, por ejemplo.

Range Rover Evoque Coupé Si4 Dynamic, a prueba (I)Range Rover Evoque Coupé Si4 Dynamic, a prueba (I)Range Rover Evoque Coupé Si4 Dynamic, a prueba (I)

Plazas traseras de coupé

El acceso a las plazas traseras no es complicado, con una palanca se abate el respaldo delantero y un botón desplaza eléctricamente el asiento hasta su posición adelantada, facilitando el acceso. El espacio en las dos plazas traseras es correcto, pero a nivel de rodillas es sólo apto para personas de estatura media-alta: no sobra mucho espacio. Lo mismo se puede decir del espacio disponible para la cabeza. A nivel de anchura, al tratarse de dos plazas no hay problema alguno. No hay reposabrazos central.

Un maletero muy capaz

El maletero de 550 litros es muy capaz para un coche de su tamaño, con sólamente 4,36 metros de largo.

Para medir sólamente 4,36 metros, es un gustazo que el Range Rover Evoque Coupé tenga un maletero de 550 litros de capacidad. Sus formas son muy regulares y abatiendo los asientos traseros se logra una superficie enrasada – desde la boca del maletero – de 1.350 litros de capacidad. La boca de carga está a una altura muy correcta para la carga y descarga, y el portón es de apertura y cierre eléctrico. Bajo el maletero nos encontramos el típico kit antipinchazos, nada de rueda de repuesta.

Mañana encendemos el motor de 240 CV y comprobamos si el Evoque es el hot-hatch de los SUV compactos.

En Diariomotor: Audi Q3 vs Range Rover Evoque: dos SUV premium cara a cara | Pure, Dynamic y Prestige: los equipamientos del Range Rover Evoque a fondo | Range Rover Evoque, todos los precios y una breve reflexión

Lee a continuación: Coche del Año en Internet 2012: los candidatos (III)

Solicita tu oferta desde 31.390 €
  • Sigo pensando que tendrían que despedir al que hizo el ángulo de caída del techo. Exagerado, demasiado pronunciado, hace las ventanas enanas, quita habitabilidad a las plazas traseras y deja una mini-luneta casi inútil, dando sensación de super-compacto, además de reducir la visión trasera a casi nada y requiere de unos espejos enormes.

    El resto del coche es una pasada de diseño, pero ese detallito me mata…

    • Anónimo

      es perfecto y lo sabes

      • Anónimo

        Pues a mí no me parece perfecto. Un todoterreno sirve para lo que sirve, y me parece que si a éste le metes en campo tiene que venir o papá range rover o tío discovery o el abuelo defender a sacarle…

    • Layon

      Pienso algo parecido.

      Aun siendo un coche precioso, todo un ejercicio de diseño tiene sus carencias.

      Las ventanas enanas le restan sensación de amplitud y puede llegar a resultar claustrofóbico con tapicerias oscuras. Luego estan las plazas traseras, cortas de banqueta a mi gusto.

  • Veo uno casi a diario en color gris y es que me parece precioso, dios.

  • Ahora los veremos todos los dias por las calles, pero la primera vez produce un impacto visual muy gratificante y atractivo. Muy buen diseño.

  • Tifossi

    La única pega q le puedo poner a este coche es el color, pero eso solo es un gusto personal. X lo demás me parece un coche casi perfecto, con sus puntos fuertes y sus puntos débiles frente a sus rivales, pero d lo mejor q puedes encontrar en su segmento.

  • Os falta el dato de pulgadas para la pantalla central “…
    preside la consola central, con un tamaño de (???)pulgadas…”

  • Abraham

    Aquí en jerez de la frontera hay uno en concreto es un diésel pero su exterior es el del si4 carrocería coupe, esta pintado en un color gris plomo con el techo y retrovisores en negro y unas llantas de 20 pulgada en negra, nada de tuning barato este coche salió asín de la fabrica land rover.

  • JgE1995

    De los pocos SUV que me gustan (este me encanta porque sí que vale medianamente para off road), es posible que el único.

  • JgE1995

    De los pocos SUV que me gustan (este me encanta porque sí que vale medianamente para off road), es posible que el único.

  • ruben oreiro

    Toma puerto de navacerrada.