El Porsche 356 de Janis Joplin, icono de una década mágica

 |  @sergioalvarez88  | 

Janis Joplin ha sido posiblemente la primera superestrella de rock and roll de la historia. Hasta entrados los años 60 la música era cosa de hombres: The Beatles, los Rolling Stones, Bob Dylan, Jimi Hendrix… Por supuesto, muchas bandas tenían a mujeres como cantantes, pero nunca nadie se había alzado con tanta personalidad y fuerza como Janis Joplin. Quizá fue su peculiar voz o su amor por las drogas lo que despertaron su popularidad, sin olvidarnos de los temas compuestos como líder de sus bandas, Big Brother and the Holding Company entre otras.

La tragedia la marcó su sobredosis de heroína en el Landmark Motor Hotel de Los Angeles, el 3 de octubre de 1970. Con sólo 27 años y sólo una semana después de la muerte de Jimi Hendrix, su deceso conmocionó a la sociedad. Un detalle de la personalidad de Joplin que nunca la abandonó fue su originalidad y libertad, que también supo imprimir en su vehículo particular, un Porsche 356 C Cabriolet que la acompañó hasta el mismo momento de su muerte. El coche fue comprado por Joplin en 1968, por 3.500 dólares de la época.

El coche era del año 1965, y fue comprado a un concesionario Porsche de Beverly Hills, de segunda mano. El coche era de color blanco, algo que no le gustaba nada a Janis. Así que habló con uno de sus técnicos, Dave Richards, de la banada Big Brother and The Holding Company, para un nuevo trabajo de pintura. El resultado salta a los ojos, pura psicodelia, puro espíritu libre de los años 60. Janis amaba su Porsche, cubierto de motivos florales, espaciales y psicodélicos, y de hecho ha aparecido en varias imágenes posando con el mismo.

Curioso detalle el de su famosa canción “Mercedes-Benz”:

Oh Lord, won’t you buy me a Mercedes-Benz?
My friends all drive Porsches, I must make amends.
Worked hard all my lifetime, no help from my friends,
So Lord, won’t you buy me a Mercedes-Benz?

Al final Janis Joplin pudo tener su Porche 356, considerado un símbolo de estátus en la época. Aunque el 911 acababa de ser lanzado, el 356 aún era por el entonces un modelo más popular en Estados Unidos. En una ocasión el 356 fue robado – era un coche realmente llamativo y único – y pintado de gris, pero se pudo recuperar y la pintura personalizada se pudo restaurar. Los fans solían dejar notas en sus limpiaparabrisas, sabiendo a quién pertenecía: ver este 356 implicaba que Janis Joplin estaba cerca.

Era precisamente el coche que estaba aparcado en el Landmark Motor Hotel aquella fatídica tarde de octubre. El coche se encuentra actualmente en el Rock and Roll Hall of Fame and Museum, en Cleveland (Ohio, EE.UU.). El Porsche ha sido restaurado en varias ocasiones y todos los visitantes pueden contemplarlo, e imaginar los momentos que ocurrieron a su alrededor, así como su famosa y polémica dueña.

Fuente: In My Garage
En Diariomotor: Adolf Hitler intentó comprarse un Mercedes-Benz a plazos | Ferrari 330 GT, a subasta el primer coche de John Lennon | “Sweet Emotion”: Steven Tyler se hace con el único Hennessey Venom Roadster

Lee a continuación: Porsche 918 Spyder, su precio partirá de 768.026€ y 839.425€ con decoración Martini

  • name

    y el de los inmortales, el de mc claud ese, christopher lambert