Citroën C4 Aircross, a prueba: diseño, acabados y habitáculo

Ponemos a prueba al último todocamino de Citroën, el nuevo Citroën C4 Aircross hermanado con Peugeot 4008 y Mitsubishi ASX.
 |  @davidvillarreal  | 

Aunque el nuevo Citroën C4 Aircross es un modelo cortado por el mismo patrón que sus hermanos de plataforma, con los que también comparte soluciones mecánicas, elementos estructurales, carrocería y elementos de diseño y revestimientos del habitáculo, el SUV compacto de los chevrones es probablemente el más interesante del trío formado con el Peugeot 4008 y el Mitsubishi ASX.

El Citroën C4 Aircross se comercializa con motores diésel y gasolina entre los 115 y los 150 CV de potencia. Nosotros nos encargamos de probar el HDi de 115 CV asociado a un cambio manual de seis velocidades y tracción total, así como un acabado tope de gama Exclusive.

Recordemos que ya os habíamos ofrecido una toma de contacto tanto del Citroën C4 Aircross como del Peugeot 4008 en Portugal. Como veremos a continuación buena parte de nuestras impresiones son extrapolables tanto al SUV de Peugeot como al primigenio de todos ellos, el Mitsubishi.

Los detalles del exterior y el toque de diferenciación del Citroën C4 Aircross

Sobre la estética este Citroën C4 Aircross no puede ocultar sus vínculos familiares con el Mitsubishi ASX y el Peugeot 4008, aunque goce de pingües peculiaridades y rasgos de estilo. El frontal lo domina la parrilla de nueva factura de Citroën, con sus chevrones prolongándose a través de la parrilla hasta llegar a los faros, o sus filas de LED verticales con función de iluminación diurna culminando unas defensas musculosas.

Otro detalle muy peculiar que aporta carácter y personalmente me gusta bastante, es la solución escogida para rematar el pilar trasero y el triángulo que forma el techo con el portón en la zaga, con un falso pilar partido y el techo en forma de visera, así como una plaquita cromada con el emblema Aircross. Los grupos de pilotos traseros también son propios de Citroën, como también lo son las llantas de aluminio de 18” (con acabado Exclusive) de nuestra unidad de pruebas, aunque su diseño también guarde similitudes con las que equipa su hermano mellizo el Peugeot 4008 (únicamente se comercializa con acabado Allure).

Por dentro es en esencia un Mitsubishi ASX y un Peugeot 4008

El diseño del habitáculo, salvo detalles muy concretos como el emblema del volante, es exactamente el mismo de sus hermanos ASX y 4008.

Pero sin lugar a dudas dónde las similitudes se hacen más patentes es en el habitáculo. Japoneses y franceses comparten prácticamente todos los paneles y detalles del habitáculo, lo cual es lógico dado que en esencia es el mismo coche y sale de la misma línea de montaje en Japón. El único detalle que se reserva cada marca está en la cubierta central del volante, con el emblema que corresponda en cada caso.

En general la impresión percibida es similar a la que tenemos en muchos otros SUV, los acabados son mejorables y si bien cumplen y aparentan durabilidad y no evidencian una falta de calidad suficiente para horrorizarnos, sí que están alejados de lo que veríamos en cualquier compacto de sus respectivas marcas (si lo comparásemos con las respectivas berlinas la diferencia sería mucho mayor).

La tónica general en cuanto a diseño y calidad de materiales, es la sencillez, pero sin lujo alguno el resultado es muy aceptable.

En una consola central rematada con un plástico pulido y abrillantado, nos encontramos con una pantalla táctil para el sistema multimedia y de navegación Navidrive (opcional en toda la gama por 2.000 euros), aceptable por su tamaño y por su posición a media altura. La calidad de los mapas o lo intuitivo y manejable que puede resultar, se podría mejorar, pero de nuevo tiene que salir al paso con un producto que fue diseñado hace años para el Mitsubishi ASX.

El Navidrive incorpora cámara de visión trasera para ayudarnos a aparcar y maniobrar junto con los sensores de aparcamiento traseros de serie, los delanteros son opcionales por 225 euros.

Por 715 euros más podemos asociarlo a un equipo de sonido Hifi Rockford de mayor calidad, que entre otras cosas integra un subwoofer en el lado derecho del maletero, que pese a su tamaño queda perfectamente acoplado en el panel lateral derecho sin sacrificar el espacio útil del maletero.

El equipamiento y los tapizados y acabados del nivel Exclusive son los que verdaderamente hacen justicia a su caché y precio. No obstante es 2.000€ más caro que el nivel Seduction y casi 4.000€ más que el Attraction de acceso para este motor.

Nuestra unidad de pruebas estaba dotada de unos asientos de cuero en tono gris oscuro, que incluso en el acabado tope de gama Exclusive requieren de un pago adicional de 1.845 euros. Su morfología es exactamente la misma que en los asientos con tapizado textil de serie, ambos sujetan lo justo la espalda y el cuerpo del conductor, con los apoyos laterales de base y respaldo. El tapizado de cuero es más resultón y confortable para el que lo aprecie, con la zona central de base y respaldo con el tejido microperforado, además sus ajustes son eléctricos.

Las plazas traseras como de costumbre muy cómodas para dos, aunque no tanto para un tercero. En este caso las plazas laterales carecen de apoyo lateral para que la plaza central no sea angosta y de base elevada y en la medida de lo posible sea más cómoda. En todos los acabados la banqueta puede abatir su respaldo en dos piezas 60/40 y desde el acabado intermedio Seduction contamos con un resposabrazos abatible que se despliega del respaldo central y una ventanilla para los esquíes.

Un buen detalle que mejora considerablemente el confort de todos los pasajeros, pero sobre todo de los que ocupan las plazas traseras, es el techo panorámico, con una luneta superior que se extiende sin llegar a los reposacabezas posteriores. Es un techo fijo acristalado y no practicable, pero cuenta con una cortinilla eléctrica de una única pieza que se pliega para protegernos de las inclemencias del sol. Su precio es de 875 euros. Toda la luneta cuenta con un marco longitudinal de LED que aportan una iluminación de ambiente regulable.

Un maletero espacioso pero de aprovechamiento mejorable

Las cotas del maletero son mejorables y hacen que no sea tan aprovechable como cabría de esperar de un todocamino de su tamaño.

Los espacios portaobjetos repartidos por el habitáculo no abundan, pero tampoco faltan. Las puertas cuentan con sus correspondientes bolsillos y espacios cilíndricos para botellas, dos posavasos para latas de 33 centilitros delante de la palanca de cambios y otros dos al lado del reposabrazos central y una guantera no demasiado grande.

Según homologación el volumen total, doble-fondo incluido, del maletero es de 416 litros, 442 litros si contamos con kit de reparación de pinchazos. El suelo, aunque alto, es casi solidario a la boca de carga. Pese a su volumen homologado nos resultó bastante escaso y poco aprovechable, por anchura y longitud y también por el diseño de una bandeja solidaria al portón aunque extraible. Al abatir los asientos podemos obtener un espacio hasta el techo de 1.193 litros sobre un suelo prácticamente plano. La redecilla en la base nos ofrece una solución muy práctica para organizar y sujetar la carga.

En la segunda parte de la prueba os hablaremos del rendimiento dinámico de este SUV que en nuestra unidad de pruebas estaba dotado del motor HDi 115 4×4, diésel y con tracción total.

En Diariomotor: Citroën C4 Aircross, tecnología japonesa desde 21.600€ | Toma de contacto del Citroën C4 Aircross 1.8 HDi Exclusive 4WD 150 CV

Lee a continuación: Citroën C4 Aircross 1.8 HDi 150 CV Exclusive 4WD, toma de contacto en Segovia: el SUV francés con ADN japonés

    Citroën C4 Aircross
    Solicita tu oferta desde 19.800 €
    • maleterero

      el subwofer en el maletero es una grandisima idea….pobre del que algun dia decida meter algo en el maletero y no lo tenga bien sujeto…

      • Está bien protegido con una malla metálica hombre. Me parece muy bien integrado. Ese espacio como mucho hubiera servido para integrar un pequeño bolsillo en el que guardar objetos de poco tamaño.

    • nombre

      no se ve mal pero estos coches no sirven para nada.

    • X 2.0

      Que horror de diseño, menos mal que ahora está la versión de Peugueot con Hibrid4, ese si que está bien hecho.

      • Pero el Peugeot con Hybrid4 no es el derivado de esta plataforma (el 4008) sino el 3008 Hybrid4.

        • X 2.0

          Ah valla, los he confundido quizás, pero el derivado de esta plataforma ahora tiene un motor diesel que ya hace descartar a este por completo, el derivado de Peugueot le mete varias patadas en diseño a este. Tampoco descartaría el 3008 ojo, aunque es un diseño un tanto peculiar no está mal.

    • SABIONDO–22

      que basura es AL LINEA DEL ASX EL MITSUBISHI ESE TAN FEO HA LAN CAGAO DIOS ES FEO DE COJONES… SI ME LE CAMBIAS EL LATERAL ENTERO A LO MEJOR ME UBIESE GUSTAO