comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
Deportivos

8 MIN

Chevrolet Corvette Stingray 2014: éste sí es el verdadero Vette del Siglo XXI

2014-Chevrolet-Corvette-043

Hete aquí el nuevo Chevrolet Corvette C7 Stingray, la séptima generación de uno de los deportivos más famosos de cuantos hayan nacido en Estados Unidos. También supone el regreso de una de las denominaciones – Stingray – más evocadoras de cuantas hayan acompañado a esta máquina que desde hace seis décadas hace las delicias de los clientes más exigentes y apasionados en Estados Unidos y desde hace mucho menos también del público europeo.

Podemos ir adelantando que el nuevo Chevrolet Corvette será el más eficiente de la historia, pero también el más potente desde su versión más básica de acceso, que ya contará con 450 CV y practicará el 0 a 100 km/h en torno a los 4 segundos. Será más rápido y ligero y también más ágil y frenará mejor, ¿alguno dudaba de que esto fuera así? Pero las mejoras que acompañan al nuevo Corvette no se quedan en lo mecánico y prestacional.

La llegada de rivales cada vez más capaces y competentes ha requerido trabajar a fondo en otros aspectos como el diseño y la calidad del habitáculo, así como la tecnología a bordo. Aunque os lo contaré mejor a continuación, basta decir que el equipo multimedia del Corvette cuenta con acciones gestuales (como un tablet de última generación) y que el cuadro de mandos es completamente digital y configurable por el piloto. ¿Te esperabas algo así en un Corvette?

Un deportivo con mucho músculo

Su estética mantiene músculo. La máxima deportividad la alcanzará con la versión Z51 con un kit aerodinámico exterior y concepción de circuito.

De su estética lo más destacable lo apreciamos en el nuevo diseño de la zaga, con formas más agresivas, cuatro salidas de escape centrales y unos pilotos de caprichoso diseño gracias a la utilización de LEDs, que también dibujan su nueva mirada en el frontal con el contorno de la iluminación diurna que flanquea los faros. La muscularidad no lo ha perdido, con sus pasos de rueda anchos, sus salidas de aire en las aletas delanteras o su morro abultado y una gran parrilla sobre la cual se dibuja el emblema característico del Corvette.

La batalla (distancia entre ejes) del Corvette ha crecido apenas 2,5 centímetros. En la misma medida ha crecido la anchura de ambos ejes, que contarán con llantas de 18” delante y 19” detrás.

El nuevo Chevrolet Corvette C7 Stingray 2014 también podrá optar a la última generación del sistema de suspensiones adaptativas Magnetic Ride Control, que como podemos imaginar tiene por objetivo mejorar la dualidad existente entre el confort de marcha y el control de las inercias en las condiciones más deportivas y exigentes para el chasis.

LT1 6.2 Small Block V8: el Corvette Stingray 2014 desde 450 CV de potencia

Ficha técnica Chevrolet Corvette Stingray 2014

  • Motor: gasolina, ocho cilindros en uve, 6.2 Small Block LT1.
Cilindrada real: 6.2 litros Caja de cambios: manual 7 velocidades y automático 6 velocidades.
Potencia: 450 CV Par máximo: 610 Nm entre 1.000-4.000 rpm
  • Aceleración (0 a 100 km/h): 4 segundos (aprox)
Tracción: trasera
El Corvette también estará disponible con un cambio manual de siete relaciones con unas levas en el volante para simular el efecto del punta tacón y equilibrar el regimen de revoluciones del motor y la transmisión. El 0 a 100 km/h lo practica en unos 4 segundos.

El nuevo Corvette seguirá confiando en la excelencia mecánica de un ocho cilindros en uve, el nuevo LT1 6.2 Small Block V8, que pese a su irónica denominación desarrolla 450 CV y un par máximo de 610 Nm entre las 1.000 y las 4.000 rpm – equiparable en este aspecto al antiguo 7.0 LS7 del Corvette Z06. Asociado a este un cambio manual TREMEC TR6070 de siete velocidades (recordemos que la última generación de Porsche 911 también incorpora un cambio manual de siete relaciones). También estará disponible con un cambio automático de seis con accionamiento secuencial.

Hablando de eficiencia y economía, este nuevo bloque tendrá desconexión automática de cilindros a velocidad de crucero, funcionando puntualmente como un V4 sin que el conductor lo perciba, alzado variable de válvulas e inyección directa. Incluso con transmisión manual contará con un automatismo que trata de simular, sin intervención del conductor, el efecto deseado de la técnica del punta tacón o el doble embrague, es decir, hacer un pequeño golpe de gas en el momento de subir o bajar una marcha para ajustarse al regimen del motor que requiere esa relación de cambio.

El Chevrolet Corvette C7 Stingray 2014 también ha mejorado su aligeramiento y su rigidez estructural, empezando por una nueva estructura de aluminio que ahorra 45 kilogramos respecto a la construcción de acero del modelo que conocíamos hasta la fecha. La distribución de pesos equitativa entre ejes al 50% y su relación peso/potencia superior a la de algunos deportivos como el Audi R8 o el Porsche 911 Carrera.

Necesitará alrededor de 4 segundos para hacer el 0 a 100 km/h (las 60 mph las alcanza en menos de 4 segundos).

Una versión aún más deportiva para circuito: el Corvette Stingray Z51

La máxima deportividad llegará de momento con las mejoras y el estilo aún más agresivo del Stingray Z51, en rojo en las fotografías adjuntas.

Para quien no quede suficientemente satisfecho con un Chevrolet Corvette Stingray básico, existirá una versión aún más deportiva y pensada para circuito bajo la denominación Z51. Su diseño se diferenciará del resto por un paquete exterior más aerodinámico, que no sólo sirve de atrezzo sino que también mejora la estabilidad en alta velocidad, así como diferencial autoblocante de deslizamiento limitado y diversas mejoras en el motor y en las relaciones de cambio de la transmisión.

El diferencial autoblocante varía electrónicamente la distribución de par en el eje trasero mediante un embrague de accionamiento hidráulico y los parámetros de velocidad, giro del volante y posición del pedal del acelerador.

El Corvette Stingray Z51 también hará uso de discos de freno y llantas de mayor diámetro, concretamente de 19” delante y 20” detrás. La amortiguación corre a cargo de un sistema de muelles Bilstein.

Un habitáculo, deportivo y de calidad, muy claramente enfocado hacia el conductor

El salto de calidad se nota, aunque el habitáculo será polémico en tanto Chevrolet ha llevado casi al extremo la diferenciación entre el espacio para el piloto y su acompañante.

La presión ejercida por sus rivales ha hecho que el nuevo Chevrolet Corvette tenga que replantearse el diseño y el estándar de calidad de su habitáculo. El Corvette Stingray 2014 dará mucho de que hablar, de eso estamos convencidos, empezando por la distribución del habitáculo en dos zonas bien delimitadas, la del conductor hacia el cual están orientadas la consola central y toda la instrumentación, y la del acompañante, casi marginado en el estrecho espacio que queda a la derecha.

A bordo ha aumentado la presencia de inserciones de piel y detalles muy bien cuidados. No nos sorprende la sencillez del cuadro de mandos, pero sí nos agrada muchísimo el aspecto del cuadro de mandos con una pantalla que nos permite configurar su diseño, así como variar su decoración según el modo de conducción escogido. También nos agrada la presencia de una práctica pantalla del equipo multimedia, navegación y telemetría, además es táctil y reconoce acciones gestuales, en el centro del salpicadero. Un buen detalle es el pequeño display bajo los aireadores del acompañante para que este seleccione la temperatura del climatizador bizona en su espacio.

Podrán escogerse dos tipos de asiento: los GT, más cómodos y prácticos, y los Competition Sport mucho más agresivos y deportivos y con mayor sujeción lateral.

Cinco modos de marcha que condicionan doce parámetros y el diseño del cuadro de mandos

Podremos utilizar el clásico cuadro de mando con “relojes” de aguja o una barra digital, como si de un videojuego se tratase.

Abordando con más detalle el diseño del cuadro de mandos, cabe mencionar que este varía la información a mostrar según el modo de conducción que escojamos. Es decir, si seleccionamos un modo Tour, Eco o Weather, pensados para viajar cómodos, con un menor gasto de combustible o con mayor seguridad con mal tiempo, respectivamente, nos mostrará por ejemplo los datos del ordenador de a bordo, sobre consumos, o kilometraje recorrido. En cambio si seleccionamos el modo Sport o Track, el cuadro de mandos se transformará para ofrecer un velocímetro y un cuentarrevoluciones de mayor tamaño y de lectura fácil para el conductor.

Estos cinco modos de marcha se encargarán de modificar hasta doce parámetros del vehículo, tales como las relaciones de cambio con transmisión automática, las válvulas de escape (para que suene más el motor), el diferencial autoblocante (en caso de llevarlo), la dirección, las suspensiones adaptativas, el control de salida lanzada, el control de estabilidad y tracción…

Por último no me quiero marchar sin recomendaros la lectura de nuestra prueba del Chevrolet Corvette Grand Sport de la generación actual que hasta la llegada del Stingray 2014 seguirá en los concesionarios.

Vídeo del Chevrolet Corvette Stingray 2014

Impresiones de los responsables de la marca y el desarrollo del producto:

35
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Fuente: Chevrolet En Diariomotor: Prueba del Chevrolet Corvett GS | El Chevrolet Corvette C7 nos muestra su nueva instrumentación digital

Vídeo destacado del Corvette