CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Mazda

7 MIN

Nuevo Mazda 6, presentación en Portugal: la prueba de fuego en la que Mazda se la juega

David Villarreal | @davidvillarreal | 29 Ene 2013
mazda-6-portada57-dm-700px
mazda-6-portada57-dm-700px

Esta es la verdadera prueba de fuego de Mazda, el momento clave en el que la tecnología SKYACTIV – ya al completo – y el diseño autodenominado KODO, se la juega. Si bien es cierto que el Mazda CX-5 es el primero de una nueva generación de productos de los de Hiroshima, seamos honestos, desarrollar un todocamino compacto está sobrevalorado. El CX-5 es un buen producto, casi impecable, pero nada a favor de la corriente de una moda, que convierte en best seller a cualquiera que siga la vorágine del SUV pensado para la carretera.

¿Y por qué se la juega Mazda? Para empezar el nuevo Mazda 6, una berlina que ya no es tan media sino grande, tendrá que vérselas con un cliente exigente, el que ya no solo busca espacio sino un estándar bien alto de calidad, confort y agilidad, con un predecesor que ya puso el listón a un nivel suficientemente elevado. Por si no fuera poco el Mazda 6 llega a los concesionarios en un momento en que el mercado de particulares está de capa caída. Este sedán también tendrá que pasar por el escrutinio de flotas y alquiladores, y llegados a este punto además de la calidad, también tendremos que pensar en valores residuales, equipamiento, mantenimiento y un buen envejecimiento del producto.

¿Ganará esta batalla el nuevo Mazda 6?

La apuesta estética del nuevo Mazda 6

El confort de las suspensiones nos puede permitir “lujos” como llantas de 19” sin que nuestra comodidad se resienta demasiado.

Desde que conocimos el prototipo Mazda Takeri ya lo supimos, el nuevo Mazda 6 nos iba a encantar. Para gustos están los colores pero está claro que el atrevimiento japonés se entremezcla con detalles más clásicos, que siempre triunfan, como las dimensiones de los pasos de rueda en combinación de una llanta de 19” que nos llevaremos con los modelos más altos de la gama Mazda 6. Ya os decimos, que estas llantas se ofrecerán solo en el acabado Luxury, pero incluso con su generoso diámetro, un perfil generoso de 45 milímetros y unas suspensiones muy confortables, hacen que no penalice la calidad de rodadura y la efectividad con que absorbe las irregularidades del terreno. Pero no adelantemos acontecimientos, de esto ya hablaremos más tarde.

Tanto el sedán como el familiar, rodando por la calle, con tonos menos vistosos que los apreciados en las fotografías oficiales de estudio, nos han gustado mucho. Te apasionará en color rojo soul red metallic, no te quepa la menor duda, pero el color que ya escogió Mazda para el prototipo Takeri probablemente no sea el más común entre los encargos de los clientes. Es de suponer que nos acostumbraremos a ver por la calle a este Mazda 6 en tonos más sobrios pero especialmente elegantes, como el gris metalizado alluminum metallic o el tono azul marino stormy blue mica.

El Mazda 6 Wagon cuesta lo mismo que un Mazda 6 Sedán

Mazda 6, presentación y prueba en Lisboa

Sorprendentemente el familiar es más corto y con menor batalla (en torno a 7 y 8 centímetros) que el Mazda 6 de carrocería berlina.

La zaga del sedán es tan bella y esbelta, que incluso teniendo en cuenta lo que aporta el Mazda 6 Wagon de carrocería familiar, sin que su precio aumente respecto a la berlina, mi corazón de verdad estaría dividido. Si el maletero del Mazda 6 ya es grande, con 489 litros de volumen, en el familiar aún lo es bastante más, con 506 litros y las facilidades que aporta su portón trasero. En ambos, bajo el doble fondo del maletero, nos encontraremos con un espacio para objetos de pequeño tamaño y un kit de reparación de pinchazos.

Mazda España ha dispuesto de una rueda de emergencia para el cliente que así lo desee, aunque al no ser un producto verdaderamente de origen, su precio es un tanto prohibitivo, concretamente 300 euros. La marca nos adelantó que ya están trabajando para que esta opción se pueda incluir de fábrica y el coste se reduzca considerablemente, a ser posible hasta cero.

El familiar nos ofrece una sorpresa más, su batalla es 8 centímetros inferior y además es 7 centímetros más corto. La razón de esta extraña variación de cotas es que el Mazda 6 requería de verdad ese extra en sus cotas para llegar al espacio de carga y habitable por los pasajeros que buscaban los ingenieros.

Sobriedad, pero calidad y buenos ajustes a bordo del Mazda 6

El acceso al navegador y el equipo multimedia se realiza por una pantalla táctil, los mandos en el volante y una interfaz giratoria en la consola central.

El diseño a bordo es muy sobrio, pero con aparente calidad, una virtud para el que guste de ello y tal vez un handicap para quien busque algo más avanzado y con aspecto moderno. Los mayores toques tecnológicos son los que aporta el navegador incrustado en el salpicadero o la iluminación blanca de los indicadores del climatizador.

Salpicadero mullido y algunos paneles duros en la mitad inferior del salpicadero y las puertas, también inserciones imitando madera. En cualquier caso los ajustes aparentan solidez y estar bien rematados. Los tapizados de piel del acabado Luxury con Pack Premium, sin llegar a la excelencia, son bastante correctos y bien acolchados y microperforados.

En la consola central tenemos una interfaz giratoria para el equipo multimedia y de navegación, aunque también cuenta con pantalla táctil. Este elemento del Mazda 6 se asemeja a la solución empleada por marcas como Audi, y si bien no llega a ser tan práctico y manejable como otros, cumple muy bien con su función.

Mazda 6, presentación y prueba en Lisboa

La amplitud de las plazas traseras es una de sus mayores virtudes. Los huecos portaobjetos son justos, pero suficientes.

En cuanto a los huecos portaobjetos, tenemos posavasos de buen tamaño en la consola central (dos) y en sendas puertas (otros dos). El reposabrazos también tiene un compartimento, que sin llegar al visto en otras berlinas que disponen de una gigantesca consola, tiene un volumen muy aceptable. La ventaja del diseño de esta consola más estrecha, es que conductor y acompañante también contarán con más espacio para las piernas. En berlinas de su tamaño a veces existe una tendencia a exagerar la anchura de la consola central.

Las plazas traseras son muy amplias, de altura correcta, para lo que cabría pensar a priori por la caída del techo del Mazda 6 sedán. El espacio para las piernas es muy generoso y la plaza central ha sido retrasada ligeramente para que no le penalice tanto la intromisión del túnel central. Las plazas traseras cuentan también con sus propios aireadores, aunque no con una tercera o cuarta zona de climatización.

Mazda 6, presentación y prueba en Lisboa

En su habitabilidad el Mazda 6 también nos dejó algún buen detalle. El maletero del sedán puede extenderse abatiendo los respaldos traseros en dos piezas y gracias a dos tiradores situados en el propio maletero. El familiar por su parte cuenta con una redecilla para separar la carga y una bandeja que pivota con el portón trasero. No obstante nos sorprendió algún defecto que probablemente Mazda resolverá pronto o en próximas iteraciones, como las barras de la tapa del maletero “desnudas” o la falta de revestimiento del techo del maletero en el sedán. Por su condición de “pre-series”, estos modelos de pruebas de prensa iniciales aún presentan algún que otro defecto que la marca debería subsanar antes de llegar al cliente final.

Tan interesante como lo visto por dentro y por fuera del Mazda 6, será lo que nos encontremos al volante del sedán y el familiar. Ambos pasaron por nuestras manos y será en la segunda parte de esta prueba en la que llegaremos a un veredicto final.

Mazda 6

44
FOTOS
VER TODASVER TODAS

En Diariomotor: Nadando contracorriente: así entiende la eficiencia Mazda | Mazda 6 en París, ¿sólo una cara bonita o algo más? | Mazda 6 2013, con todo detalle, el nuevo buque insignia nipón