Rolls-Royce Wraith, un coupé de altos vuelos y 624 CV de potencia

 |  @sergioalvarez88  | 

Wraith, sólo su nombre ya inspira las cualidades inherentes a todo Rolls-Royce, fuerza, potencia, elegancia, distinción… clase. Rolls-Royce presenta una importante novedad en el Salón de Ginebra, se trata del Wraith, un coupé de lujo con carrocería fastback, un estilismo nacido en los años 30 del pasado siglo. Se basa en la plataforma del Rolls-Royce Ghost, pero con una batalla 189 mm más corta, un eje trasero 24 mm más ancho y una altura al suelo 50 mm menor.

Es innegable ver que es un vehículo con una orientación más dinámica en mente, pero sigue siendo un Rolls-Royce, por lo que no abandonará el dramatismo, aplomo, comodidad y lujo extremo que han hecho famosos a sus antepasados. Qué decir de su aspecto, yo me quedo con la caída de su techo, elegante y clásica, pero con un toque dinámico. Será un coche mucho más imponente en vivo, con detalles exclusivos como una calandra ligeramente colocada hacia el interior del coche o enormes llantas.

Elegancia británica, 624 CV de potencia, 5,27 metros de largo, 2,4 toneladas… un Rolls es un Rolls.

Las puertas son de apertura suicida, una característica única de Rolls-Royce. Dos tubos de escape adornan la zaga de manera discreta y por suerte se ha racionalizado el uso de los LEDs. El exterior puede ser más o menos controvertido, pero su habitáculo es por suerte 100% Goodwood. Acres de cuero de alta calidad, e inserciones de madera Canadel Panelling abundan por doquier. El techo recibe el Starlight Headliner, 1.340 puntos de fibra óptica que imitan un precioso cielo estrellado.

De manera discreta, una pantalla de 10,25 pulgadas corona el salpicadero, que es tan tradicional como el que nos podemos encontrar en un Ghost, pero que esconde una enorme dosis de tecnología, en la forma de un sistema de navegación activado por voz, un pánel táctil en el que escribir nuestro destino final. BMW ha adaptado su iDrive, bautizándolo como Spirit of Ecstasy Rotary Controller. El equipo de sonido tiene una potencia de 1.300 watios, con un amplificador de 18 canales.

Consecuentemente, el equipo de alta fidelidad emanará música por nada menos que 18 altavoces. Todo el interior ha sido acabado de manera 100% artesanal con un exquisito mimo en Inglaterra.

Motor 6.6 V12 con dos turbos y 624 CV: el Rolls más potente de la historia

En tiempos pretéritos se solía decir que la potencia de un Rolls-Royce era “adecuada”. Hoy, Rolls-Royce parece tener a Bentley en sus miras, y se ha embarcado en una guerra de potencia, lanzando con el Wraith el coche más potente de su historia. Su motor 6.6 V12 sobrealimentado por dos compresores se deriva del que encontramos en el Ghost, pero es aún más potente, como inspira su silueta coupé. Este motor desarrolla nada menos que 624 CV a 5.600 rpm.

Es el Rolls-Royce más potente y rápido de la historia de los más de 100 años de historia de la marca.

Por supuesto, con un enorme par motor de 800 Nm entre las 1.500 y las 5.500 rpm, siempre con una entrega suave y progresiva, pero también contundente. Toda la fuerza pasa al eje trasero, mediante una caja de cambios automática de ocho relaciones, fabricada por ZF. El Rolls-Royce Wraith es capaz de acelerar hasta los 100 km/h en 4,6 segundos, aún pesando la friolera de 2.360 kg. Los Rolls-Royce nunca fueron ligeros, pero no quiere decir que no sean rápidos: su punta está autolimitada a 250 km/h.

Su consumo combinado es de 14,0 l/100 km, pero no creemos que ello vaya importar lo más mínimo a la persona que lo compre, ya que su precio de partida en Europa será de 245.000 euros.

Dinámico y rápido, pero cómodo y aplomado

El Rolls-Royce Wraith emplea una suspensión neumática con control electrónico, que lee el pavimento y realiza cálculos cada 2,5 milisegundos. Es firme y limita los balanceos si se va a realizar una conducción inspirada, pero de comodidad suprema si es lo que queremos. Todos los cálculos se realizan sin que el conductor tenga constancia de ello. Para involucrar más al conductor en la experiencia la dirección se endurece a alta velocidad y debería dar un buen feedback.

Con todo, no podemos esperar que un Rolls-Royce vaya a ser rival para un Bentley Continental GT Speed, que sí está diseñado con más deportividad en mente. Rolls debe mantener un compromiso entre su tradición histórica y las demandas del mercado. Tampoco nos olvidamos de que el Rolls-Royce Wraith pesa más de 2,4 toneladas en orden de marcha, mide 5,27 metros de largo y tiene una batalla de 3,11 metros. Definitivamente, será el Rolls más dinámico, pero seguirá siendo un Rolls.

Satellite Aided Transmission: la primera caja de cambios guiada por GPS

La caja de cambios se anticipa a la carretera y tiene en cuenta nuestro estilo de conducción.

La caja de cambios ZF de ocho relaciones del Wraith cuenta con una innovación exclusiva en el mercado, y es que su módulo de control está apoyado por un sistema de GPS, que interviene en la selección de marchas y el comportamiento de la caja de cambios en función de nuestra ubicación. Además, lo compara con nuestro estilo de conducción. Por ejemplo, si estamos circulando por una carretera alpina llena de curvas, se anticipa a las mismas y retiene la marcha, permitiendo una salida más ágil de ellas.

Lo mismo ocurre si detecta que nos acercamos a una incoporación de una autopista. El estilo de conducción se monitoriza, si queremos ir tranquilos, tendrá un funcionamiento de lo más relajado. Esta innovación ha requerido de un enorme trabajo y se ha derivado de la experiencia de BMW en la Fórmula 1, curiosamente. Es muy posible que sea trasladada a otros vehículos del Grupo BMW bastante pronto y de nuevo, el conductor ni siquiera sabrá que el sistema se encuentra en funcionamiento.

Sistemas de ayuda a la conducción no intrusivos

No pòdría ser de otra manera, el Wraith también dispone de un enorme arsenal tecnológico bajo su piel. El conductor dispondrá de un sistema de visión nocturna, capaz de identificar a peatones o animales en la oscuridad y evitar accidentes. Nos avisará en caso de colisión inminente, aunque con su iluminación adaptativa tampoco tendríamos que tener problems en detectarlos. Si tenemos un accidente, el coche realizará una llamada de emergencia de forma automática.

El control de crucero es adaptativo, capaz de frenar por sí mismo ante una colisión inminente, además de mantener la distancia con el coche al que precedemos. Para vigilar las maniobras de serie contamos con una cámara de visión en 360º, no sea que hagamos un raspón a la carísima carrocería del coupé.

Pronto os trasladaremos todas nuestras impresiones en directo de esta máquina, recién presentada en Ginebra.

Fuente: Rolls-Royce
En Diariomotor: Rolls-Royce Wraith: el lujo se hace coupé

Lee a continuación: Rolls-Royce Wraith: el lujo se hace coupé

Solicita tu oferta
  • Lo que más me gusta son los rines jajaja

  • EL MAS INCOGNITO

    parece que el bentley gt encontro otro gigante que le dara la cara….

  • ale

    Correcto pero nada más. Que me perdonen, pero creo que el continental es mas lindo que esto y ni hablar del broocklands que es una obra de arte..

  • Patek

    Yo lo he visto en color mono-tono y tiene mejor aspecto. El acabado bicolor le alarga visualmente todavía más la trasera. En cualqueir caso lo encuentro ‘inacabado’ y demasiado estirado.

  • Precioso sin duda. Un acierto la zaga y las puertas suicidas. Y ese motor de origen BMW… tiene que ser un tornado. Bravo R-R, bravo.

  • X 2.0

    Es precioso, la solución del diseño del pilar C hacia atrás es francamente increible, lineas limpias, muy bien realizadas, es muy bonito, y detalles que realzan y terminan muy bien el diseño como esos preciosos marcos laterales debidamente cepillados, es muy bello.

  • ramon

    muy bonito y puro lujo,pero a mi me gusta mas un bentley continental

  • driver

    me agrada bastante… pero creo que le falto un aire aun mas de coupe sin duda la trasera es bastante alta que le da un aspecto mas serio y que bentley ha logrado mejor… pero en gral el diseño esta muy bien acabado

  • kaytex

    Está bien que haya un coupé, pero nada nuevo bajo el cielo.

    Lo que queda fatal son las asas de las puertas, en los modelos de 4 puertas quedan bien, pero en éste modelo no quedan bien y son demasiado grandes.

    Me parece un buen modelo para ser el conductor y no ser llevado por el chófer.

  • art deco