Renault Twingo 1.2 Emotion, a prueba (III) Precio y rivales

Durante la pasada semana hemos estado probando para vosotros el nuevo Renault Twingo. El urbano de Renault intenta hacer frente a su competencia europea y asiática con argumentos de peso: posibilidades de personalización, un aspecto chic y mucha versatilidad interior. Hemos dado buena cuenta de su interior en la primera parte de la prueba y en la segunda parte hemos analizado a fondo su dinámica. Esta unidad esta caracterizada por un motor 1.2 16v de 75 CV, de prestaciones justas, pero consumos muy contenidos para un atmosférico de gasolina.

Actualmente, la gama Twingo se compone sólamente de dos acabados y tres motorizaciones. El acabado Gordini sólo está disponible con el motor 1.6 de 133 CV de la versión Renault Sport, mientras que el acabado Emotion podemos encontrarlo con el motor 1.2 de esta prueba y un 1.5 dCi de 85 CV. La seguridad es similar en toda la gama, con cuatro airbag de serie (frontales, laterales delanteros), ABS y servofreno. El ESP no es de serie, debe adquirirse inexplicablemente en un paquete de seguridad por 465€, junto al airbag de cortina.

El equipamiento base es parco, es necesario añadir muchas opciones para dejarlo a un nivel aceptable.

En su momento (en 2007), el Renault Twingo obtuvo cuatro estrellas EuroNCAP, principalmente debido a ua baja protección del peatón. Si se sometiese hoy día a la EuroNCAP de nuevo, tampoco podría obtener las cinco estrellas, no tiene ESP de serie. El resto del equipamiento es correcto, pero modesto: aire acondicionado, ordenador de a bordo, antinieblas, regulador de velocidad, radio CD. El resto se consigue a base de equipamiento opcional. Las llantas de aluminio de nuestra unidad cuestan 310€, la rueda de repuesto completa otros 100€, el techo panorámico, 800€.

El Pack Confort (515€), incluye conexiones auxiliares para el equipo de sonido, ajuste eléctrico para los retrovisores, climatizador y manos libres Bluetooth. Creo que es prácticamente imprescindible para poner el nivel de equipamiento en un punto aceptable. La modularidad trasera sólo es posible con un paquete de 360€ de valor, que además permite la regulación en altura del asiento delantero, que creo sólo necesaria para personas de corta estatura, de en torno al metro sesenta y cinco o menores.

Incluyendo la pintura metalizada, el Twingo que hemos probado en Diariomotor lleva 2.470€ de equipamiento extra, sobre un precio base de 11.250€. El montante final asciende a 13.720€, pero al menos nos deja con un coche bien equipado, pese a las carencias del equipamiento de serie.

¿Qué alternativas tenemos al Renault Twingo?

El cliente de un Renault Twingo no busca un urbano como el Kia Picanto o un Toyota Aygo, en el sentido de que aunque el precio es el principal factor determinante en el segmento A, el atractivo y el gusto por lo personal es importante. Una alternativa clara al Renault Twingo es el nuevo Opel Adam. Equipado con un motor 1.2 de 69 CV de potencia, sus dimensiones son casi idénticas a las del Twingo, y su consumo medio de 5,0 l/100 km es casi calcado. No obstante, el Adam es más pesado y tiene unas prestaciones notablemente inferiores.

Es un coche con una gama de opciones que en ocasiones podrían considerarse premium, con una calidad interior superior y un maletero más pequeño. A igualdad de equipamiento en su acabado Glam, el Opel Adam nos costaría 14.079€. Sería más barato si el extra de la pintura metalizada no costase unos inexplicables 1.025€, desmesurado a todas luces. De serie, el equipamiento del Adam es mayor. Otro coche que podríamos barajar sería el Volkswagen up!, el primer urbano competitivo de Volswagen, tras los años perdidos con el poco exitoso Fox.

Con el acabado High up! y los complementos adecuados, nos costaría 13.920€ ponerlo al nivel del Twingo, apenas 200€ más. ¿Merece la pena con respecto al Twingo? Al contrario que el Twingo, lleva un motor 1.0 con tres cilindros, desarrollando también 75 CV. Es un poco menos prestacional que el Renault, aunque su interior es un poco más amplio y mejor rematado en las plazas delanteras. Su consumo de 4,7 l/100 km es ligeramente más bajo y es el único urbano con un maletero aún más grande que el de nuestro coche probado, con 250 litros.

Volkswagen Up, presentacion y prueba

También admite más posibilidades de personalización. Creo que es la alternativa más clara al Twingo en el segmento A hoy por hoy. Tampoco podemos olvidarnos del Fiat 500, un incombustible del segmento, que hemos probado para vosotros en varias versiones. Con el motor 1.2 de 69 CV calca las prestaciones y consumos del Renault, resultando dinámicamente incluso más agraciado. Es más pequeño en su interior, con un tamaño exterior acorde: 3,54 metros. Su maletero de 185 litros resulta pequeño, pero es el coche más chic y cool de su segmento.

En su acabado Lounge tiene un interior de calidad similar al Renault – léase simplemente correcta – y a igualdad de equipamiento cuesta 14.335€, por lo que resulta un poco más caro.

Conclusiones

Una de las conclusiones más lógicas en el segmento de los urbanos es que el precio es un factor muy relevante a la hora de comprar un pequeño vehículo para moverse por la ciudad y hay muchas alternativas, de las que sólo hemos cubierto una parte. En el plano práctico el Renault Twingo es bastante superior a la media del segmento, siempre que apliquemos el Pack Modularidad y paguemos el dinero que cuesta. De entre los urbanos de su potencia y motores de 1.2 litros o menos es el más rápido del segmento, y segundo en diversión tras el Fiat 500.

Con respecto al gasolina, el Twingo turbodiésel es bastante rápido (11,2 segundos en el 0 a 100 km/h) y sólo consume 3,4 l/100 km. Aunque es 2.000€ más caro que el gasolina, se amortiza en unos 80.000 km. No obstante, opino que si el ámbito va a ser exclusivamente urbano con pocas salidas a carretera y recorridos cortos, el gasolina será más sencillo, menos problemático… más adecuado. Además, el mantenimiento es más asequible. Podemos racionalizar todo lo que queramos, pero no se puede olvidar el factor emocional de compra.

El coche tiene que gustarnos y el diseño del Twingo es bastante personal, polariza los gustos y no es para todos los públicos. A nosotros nos ha gustado, nos ha parecido fresco y original, además de que el conjunto del coche es satisfactorio.

Lo mejor

  • Aspecto desenfadado.
  • Dinámica y consumos.
  • Visibilidad desde el interior.

    A mejorar

  • El ESP no es de serie.
  • Cuatro plazas, no cinco.
  • Algunos fallos de ergonomía.

En Diariomotor: Renault Twingo 1.2 Emotion, a prueba (II) ¿Más que un urbano? | Renault Twingo 1.2 Emotion, a prueba (I) Chic “à la française” | Renault Twingo, presentación y prueba en Bilbao | Renault Twingo 2012, algo más que un mero lavado de cara

Lee a continuación: Renault Twingo 1.2 Emotion, a prueba (II) ¿Más que un urbano?

Solicita tu oferta desde 9.118 €
  • nombre

    y el ford ka, el mii, 107 de 3p, skoda citigo, …caben mas coches de los que decis en los rivales.

    • Anonimo

      Respondo anonimamente a pesar de ser lector habitual para matizar un par de detalles… el precio oficial es desmesurado pero muy lejos de la realidad. Yo acabo de adquirir un Twingo 2013 con todos los extras salvo techo de cristal por poco mas de 8.000 euros aprovechando el PIVE con la entrega de un Twingo original. Incluso sin la ayuda, el precio es notablemente inferior al de catalogo.

      Por cierto, en la versión 2013, no hay pack confort… los retrovisores electricos vienen de serie y el climatizador desaparece de la lista de opciones.

      Un saludo y buen trabajo.

  • Patek

    No entiendo la política de Renault en España. El enfoque de este Twingo es el de un utilitario más low cost que otra cosa, y se atreven a venderlo más caro que un Ford Fiesta Ecoboost de 100cv a equipamiento equivalente. De locos de atar. Máxime cuando en Francia la versión básica con este motor sale por unos 8.000€ sin descuento, muy indicado para el tipo de clientela al que va dirigido (artistas bohemios, amas de casa con bajo presupuesto, estudiantes, etc.)

  • xingular

    Este Twingo no tiene ningun atractivo.
    Si lo pones en frente de los VW Up, Skoda CitoGo, SEAT Mii, Opel Adam, Fiat 500, etc hasta se sonroja.

  • Christian

    feo de cojones como dirian los españoles… yo no se porque los franchutes no se contratan un buen diseñador