Renault Twingo 2012, algo más que un mero lavado de cara

 |  @davidvillarreal  | 

La última actualización del modelo Renault Twingo que se lanzará a comienzos de 2012 es algo más que un somero lavado de cara. Para Renault supone el inicio del nuevo rumbo estético de la marca que a partir de ahora acompañará a todos y cada uno de los modelos que se irán desvelando a lo largo del próximo año. Parafrasearé a los responsables de marketing, y que no sirva de precedente, definiendo el nuevo y expresivo frontal como una cara optimista y alegre a la que regresan de alguna forma aquellos característicos faros redondos del Twingo primigenio.

Por otro lado para los galos era indispensable potenciar la imagen de su pequeño y asequible utilitario urbano con algo más que un lavado de cara puesto que la competencia viene pegando fuerte, muy fuerte. El Renault Twingo tendrá que enfrentarse con nuevos y económicos rivales, entre ellos la tríada del Grupo Volkswagen AG que habría ajustado su precio de corte hasta, no sólo rivalizar con el francés, sino también batir su tarifa competitiva a costa de limitar un tanto el equipamiento.

Lo dicho. El Renault Twingo tendrá un dispendio de rivales más fuertes que nunca.

El Renault Twingo y una amplia oferta de motores entre 75 y 133 CV

Un amplio espectro de motores entre 75 y 133 CV, diésel y gasolina, atmosféricos y turbo.

Necesariamente un utilitario de ciudad asequible que se precie de serlo, hoy por hoy no necesita motores al uso sino auténticos mecheros que ofrezcan consumos extremadamente bajos y emisiones exentas de pago de impuesto de matriculación que puedan encarecer el producto recién salido del concesionario. En este punto la oferta es variopinta y oscila entre la frugalidad de los motores más pequeños a la deportividad del 1.6 16 válvulas y 133 CV a 6.750 rpm del Renault Twingo RS y Gordini firmados por Renault Sport.

La oferta la abre un motor de 1.2 litros y 75 CV de cuatro cilindros con un consumo de apenas 4.4 litros/100 kilómetros y unas emisiones de CO2 de sólo 102 g/km. Por su parte el diésel con 1.461 cm3 se ofrece con dos niveles de potencia de 75 y 85 CV y unos consumos en ambos casos de 3.4 litros/100 kilómetros así como unos 90 g/km de CO2 emitidos.

Una alternativa intermedia sería el TCe 100 que comparte bloque de 1.149 cm3 con los 1.2 pero que a diferencia de estos equipa turbo para elevar su potencia hasta los 100 CV.

El Renault Twingo aboga también por la practicidad y la personalización

Otro punto en que no debe descuidarse en un urbanita como el Renault Twingo es el de la practicidad, versatilidad y la habitabilidad a bordo. En este caso el pequeño francés ofrece un maletero de 165 litros que puede aumentar hasta los 959 litros abatiendo la fila de asientos posterior, dividida en dos piezas 50/50, o incluso la del acompañante. Por otro lado el espacio para las piernas en las plazas traseras es de hasta 23 centímetros (según estén desplazados los asientos de conductor y copiloto), lo que podría casi casi equipararlo con utilitarios de mayor tamaño.

Para terminar cabe mencionar que el equipamiento no puede ser más extenso para un utilitario tan modesto en sus pretensiones. El Renault Twingo puede optar por multitud de combinaciones de llanta, los acabados que oscilan desde lo más básico a lo más deportivo y exclusivo con los Twingo RS y Gordini, un techo solar ya no sólo acristalado sino de lona con apertura eléctrica, molduras y detalles coloridos personalizables tanto en el habitáculo como en la carrocería con adhesivos y demás.

En fin, un buen abanico de posibilidades.

Fuente: Renault
En Diariomotor: Renault Twingo, sus característicos faros redondos regresan en 2012 | Renault Twingo, RS y Gordini, la familia renovada al completo en Frankfurt

Lee a continuación: Un Renault Twingo como vehículo presidencial y mucho más

Solicita tu oferta desde 9.054 €