Mercedes Clase S: súbete a bordo de su tecnológico y sibarita habitáculo

 |  @davidvillarreal  | 

La berlina de lujo del Siglo XXI debería satisfacer la fastuosidad, elegancia y confort que demanda el cliente más sibarita, pero también hacer gala de tal dotación de extras y equipamiento tecnológico, que haría las delicias de cualquiera de los personajes de la serie The Big Bang Theory. Si alguno pensaba que existía un límite en el que la tecnología y el lujo no podrían ir de la mano, el nuevo Mercedes Clase S llegará para romper este tópico combinando elegantemente inmensas superficies ocupadas por pantallas de alta resolución con el clásico reloj de esfera y aguja de toda la vida.

Lo primero con lo que se encontrará el conductor del futuro Mercedes Clase S, que se dará a conocer muy pronto y del que ya conseguimos las primeras fotografías espía sin camuflaje, serán dos inmensas pantallas que ocuparán las dos terceras partes del salpicadero con 12,3” de diagonal cada una. Es decir, si el Lexus GS 350h presumía de contar con una pantalla más grande que un iPad (también de 12,3”), el buque insignia de Mercedes-Benz hará gala de no una, sino dos, que además de servir para manejar el equipo de entretenimiento, navegación y dispositivos a bordo, hará las veces de un avanzado y tecnológico cuadro de mandos.

Se dice rápido: 156 botones a bordo. Más de 60 únicamente en las puertas

En Tecmovia, el hermano más tecnológico de Diariomotor, nos preguntábamos: ¿156 botones? ¿pero no estábamos en la era táctil?

Y si pensábamos que el futuro tecnológico que nos espera prescindiría de botones, qué mejor que el Clase S para demostrarnos cuan equivocados estábamos. Según la revista Autoweek, el Mercedes Clase S contará a bordo con un total de 156 botones, de los cuales 23 se cuentan únicamente en la puerta del conductor, otros 13 en la del acompañante y 15 para cada una de las puertas traseras. El “telefonillo” de las berlinas de lujo de antaño ha dado paso a prácticos y confortables sistemas de llamada mediante manos libres y Bluetooth, pero el Clase S tampoco prescindirá de un teclado numérico en la consola central con otros 16 botones.

Cada butaca del Clase S ya será una pieza de ingeniería que no solo integrará los ajustes eléctricos tradicionales, incluida la posibilidad de abatirse ligeramente para las plazas traseras, sino seis programas de masaje y ventilación (con aire frío y calefactado) combinada con el microperforado de los asientos y el propio revestimiento de las puertas.

Ninguna sorpresa en los materiales empleados. Maderas y pieles nobles escogidas en exclusiva para un modelo que de alguna forma tendrá que hacer que sus clientes no echen de menos la ausencia de Maybach. De hecho, este Mercedes Clase S en su versión limusina, será el sustituto natural de los antiguos modelos Maybach.

Fuente: Autoweek
En Diariomotor: Mercedes Clase S: al descubierto la nueva generación

Lee a continuación: Mercedes Clase S: al descubierto la nueva generación

Solicita tu oferta desde 97.350 €
  • No es todo muy… Ruso?

    • Paco

      RUSO???? a qué te refieres??? a mi me parece increíble!!! se me hace la boca agua…

    • No todo muy Maybach

  • sergio lain

    Increble, sublime

  • Oliver

    Promete ser un coche un par de escalones por encima del actual, se nota que la empresa ya no tiene por encima otra marca (la defenestrada Maybach) que le haga de techo, y tiene que poner en este coche todo su saber hacer.
    Del interior, me sigue llamando mucho la atención la manía de los fabricantes por cambiar los clásicos relojes de agujas por pantallas… ¡para volver a mostrar relojes! Una de las desventajas de éstos es que, en coches prestacionales (y muchas veces, aunque no lo sean), los velocímetros alcanzan en la escala los 280 km/h o más, lo que obliga a “arrejuntar” tanto el resto de números y grafías que cuesta leer la velocidad exacta a la que vas, con el peligro que supone para el tema radares. La ventaja de una pantalla es poder dedicar menos espacio a un reloj agrandando a la vez el número de la cifra que interese, en este caso la velocidad; para volver al esquema clásico, tanta pantalla me parece desperdiciar sus utilidades.

    • Patek

      Ya se debatió sobre esto en el otro hilo sobre el S. De hecho, lo más seguro es un display con dígitos. Pero es posible que la pantalla sea configurable como el Cadillac XTS, ojalá lo sea.

  • Patek

    Queda por verlo bajo iluminación normal pero a diferencia de los Maybach, aquí no veo errores de dudoso gusto por ahora. Que el habitáculo de un coche alemán de alta gama sea superlujoso y atractivo al tiempo tiene mucho mérito pues, contrariamente a los ingleses, no tienen clichés de elegancia tan marcados en los que apoyarse.

  • lorto

    Como siempre que aparece un nuevo clase s…….. la alfombra tecnologica mas increible del mundo. Le pese a quien le pese la estrella sigue estando escalones por encima de cualquier marca, repito de cualquier marca.