Volkswagen Golf GTI Cabrio a prueba. Reinventando el icono descapotable de los años 80

 |  @davidvillarreal  | 

Y aún habrá quien dirá que los descapotables, como las bicicletas, son solo para el verano. No podía haber escogido mejor fecha para organizar esta prueba del Volkswagen Golf GTI Cabrio. Llega una ola de frío a la Península, acompañada de nieve y temperaturas muy bajas en las carreteras en las que habitualmente organizamos nuestras pruebas. Unas condiciones como mínimo desaconsejables para probar un coche y que poco ayudan a disfrutar de verdad un descapotable.

En un alarde previsor, decido adelantar todos los preparativos en los días previos a la llegada de este frente cargado de nieve. Pero lejos de partir rumbo al sur en busca del tiempo ideal para descapotar, decido subir a la sierra madrileña para disfrutar de mis carreteras favoritas con este Volkswagen Golf GTI Cabrio, que más allá del capricho descapotable, es un juguete de lo más divertido.

En cierta medida este Volkswagen Golf Cabrio, y especialmente esta versión GTI, es también la reinvención de aquel clásico de los años ochenta fabricado por Karmann.

El Volkswagen Golf y las alternativas descapotables: un idilio ligado a Karmann

El dato histórico:
El primer Volkswagen Golf Cabrio fue construido sobre la base del MK1 y por encargo de Volkswagen a Karmann en 1979 en la factoría de Osnabrück. El nuevo Golf Cabrio también se produce en esta misma factoría, ahora propiedad de Volkswagen.

El Volkswagen Golf Cabrio es un descapotable derivado del Golf compacto de sexta generación. En este caso además catamos una versión deportiva con la denominación GTI. En su transformación a descapotable ha perdido la plaza central trasera, pero lejos de ser un socorrido biplaza venido a más con 2+2 plazas, es relativamente cómodo para cuatro pasajeros adultos. Definitivamente no es menos cómodo que cualquier compacto, véase el Scirocco o el propio Golf del que se deriva.

La solución escogida para la capota es la del techo de lona. Hay que reconocer que en los últimos años los techos rígidos escamoteables han ganado adeptos y su oferta ha crecido considerablemente. Pero el Volkswagen Golf Cabrio optó por la lona para no solaparse con su hermano el Volkswagen Eos, con techo rígido escamoteable, y definitivamente será este último el que vaya a cesar su comercialización para centrar la atención única y exclusivamente en el Golf Cabrio.

Está claro que no podríamos esperar la calidad de rodadura del Golf de sexta generación del que se deriva y aún menos del Golf 7 que ya emplea la plataforma modular de Volkswagen MQB. Pese a todo, el ruido aerodinámico es aceptable y el sonido que despide el motor y el gorgojeo del sistema de escape, se agradece.

¿Y por qué recurrir al techo de lona?

Apenas 10 segundos para realizar la operación de apertura y cierre de la capota a baja velocidad (con seguridad hasta 30 km/h).

Las ventajas de este techo de lona son varias. Para empezar es muy ligero, tanto por el diseño de la capota como por el dispositivo de apertura y cierre. Otra ventaja importante es que independientemente de que el techo esté recogido o desplegado, el espacio de carga del maletero permanece inalterado, y plegado no ocupa tanto espacio como un techo rígido escamoteable.

La apertura y cierre de la capota se practica en apenas 10 segundos, así reza en las especificaciones de la marca y así lo pudimos constatar en nuestras mediciones. No requiere que el coche esté completamente parado, por lo que podemos efectuarla incluso en marcha a una velocidad de hasta 30 km/h. De todas formas el sistema deja un pequeño margen para que la maniobra pueda realizarse a velocidades ligeramente superiores, siempre en los límites de velocidad que encontraremos en la ciudad.

La seguridad la solventan las soluciones típicas de este tipo de descapotables. El marco del parabrisas ha mejorado su consistencia y ahora es más resistente, en los bajos hay refuerzos para mejorar la rigidez torsional y además cuenta con unas barras antivuelco activas tras los reposacabezas traseros que se elevan en 0,25 segundos en caso de accidente (con un dispositivo pirotécnico similar al de un airbag) para preservar la célula de seguridad.

El maletero sigue siendo el mayor handicap de un cabrio compacto

Los respaldos de la banqueta posterior pueden abatirse para comunicar el habitáculo y el maletero por una abertura un poco estrecha, pero bastante práctica.

Es evidente que a la hora de comprarte un descapotable de estas características, tendrás que plantearte el uso que harás de él y la necesidad de espacio para carga o pasajeros que vas a tener. Muchos dirán que un descapotable siempre tiene vocación de segundo coche, pero en este caso el Golf Cabrio es suficientemente práctico como para desempeñar el papel de primer y único automóvil.

El espacio de carga y la accesibilidad del maletero no se acerca ni de lejos a lo que puede ofrecer cualquier compacto, pero cumple en la mayoría de los casos con su función.

La boca de carga es estrecha. Pero en tanto el maletero se comunica por una abertura, que tampoco es demasiado holgada, al abatir los respaldos de los asientos, siempre existe la posibilidad de cargar los bultos más voluminosos directamente en el habitáculo descapotando y bajando las lunas para facilitarnos la tarea. El volumen total de carga es de 250 litros, que tampoco está nada mal.

Un descapotable para todo el año, ¿y por qué no iba a serlo?

Un Golf GTI Cabrio cuesta como mínimo 38.370 euros, pero no incluye de serie ni paravientos (335 euros), ni asientos delanteros calefactables (490 euros). Mi consejo es contar con ese gasto extra para disfrutar al máximo de sus posibilidades descapotado.

Imagino que el que se decida por un Volkswagen Golf Cabrio lo hará pensando en disfrutar de muchos kilómetros descapotado, y en la mayoría de los casos sin pasajeros en las plazas traseras. Por esa misma razón me parece interesante equipar el cortavientos que Volkswagen ofrece opcionalmente por 335 euros y que logra mitigar las turbulencias aerodinámicas en el habitáculo, siendo muy práctico por ejemplo a velocidades de autopista, a condición de renunciar al uso de las plazas traseras.

En cualquier caso su instalación y desinstalación no lleva más de dos minutos, gracias a un sencillo sistema de plegado y unos soportes al uso preparados en el habitáculo. Por poner un ejemplo, con el cortavientos instalado y a velocidades legales de carretera se puede mantener perfectamente una conversación con nuestro acompañante sin elevar demasiado la voz.

Volviendo al tema de nuestra prueba, ¿es el Volkswagen Golf GTI Cabrio un descapotable de temporada? Prácticamente el 100% de los descapotables comercializados actualmente, cuentan con efectivos sistemas de climatización que nos permiten su utilización durante todo el año, siempre y cuando no existan precipitaciones.

Un detalle que no me gustó de este GTI Cabrio, que ya debería erigirse como un equipamiento alto no solo por potencia, deportividad y distinción sino también por elementos para el confort, fue la ausencia de asientos delanteros calefactados. Son opcionales por 490 euros.

La experiencia de circular descapotado en el Volkswagen Golf Cabrio varía ligeramente según decidamos utilizar o recoger las ventanillas delanteras laterales o unas socorridas y pequeñas ventanillas traseras que ofrecen algo más de protección a los pasajeros de las plazas traseras. Estas últimas cuentan con accionamiento eléctrico, por supuesto, pero la botonería se ha dispuesto para que únicamente puedan ser manipulados por el conductor.

Pese a las temperaturas muy bajas que existían en las carreteras por las que disfrute de la prueba del Volkswagen Golf GTI Cabrio, no renuncié a conduci descapotado. Obviamente es importante ser precavidos y utilizar ropa térmica o incluso guantes, pero en ningún caso mantener puesto abrigos o ropas holgadas que puedan limitar nuestros movimientos o incluso reducir la acción del cinturón de seguridad en caso de accidente.

El primer fallo de este Volkswagen Golf Cabrio es que de serie no cuenta con asientos calefactados. Tampoco nuestro flamante Golf GTI Cabrio, que debería erigirse como gama alta. En el caso concreto de nuestra unidad optar a los asientos calefactados con este mismo tapizado de tela estampada a cuadros escoceses, requiere una inversión adicional de 490 euros. Mi consejo es: invierte en asientos calefactados y disfruta de tu cabrio tanto como puedas.

Mañana más. No te pierdas la segunda parte de nuestra prueba en la que por fin hablaremos de dinámica y motores. Recordemos que estamos ante todo un Volkswagen Golf GTI Cabrio con 211 CV de potencia.

En Diariomotor: Volkswagen Golf GTI Cabrio, el esperado descapotable picante

Lee a continuación: Así abandonó el Volkswagen Golf Cabrio su característica barra antivuelco central

El Volkswagen Golf es un compacto que se renovó por completo recientemente y está disponible con carrocería de tres, cinco puertas y familiar.

  • nombre

    lo que tienen que sacar es el 7 cabrio, que están vendiendo todavía el 5 y cuando salió ya erA pequeño comparado con la competencia.

    • xingular

      ¿Algunos podríais mirar siquiera la wikipedia antes de postear y creerse los amos del marketing?

      Pues eso, consúltala y analiza como son las generaciones del Golf descapotable.

  • Gp

    Es bonito, pero ya que no quieren arriesgar con los nuevos modelos en lo que a cambios estéticos se refiere, mínimo monten un juego de llantas nuevo, o actualicen esas, por favor

  • Apple

    ¿Alguno que tenga un GTI VI (la versión normal, no la descapotable) podría decirme cual es el promedio de consumo a unos 130-140 km/h por autopista? Estoy valorando la posibilidad de adquirir el nuevo GTI VII, y aunque parece que reducen el consumo, en condiciones normales estará muy parejo con el actual GTI.
    Gracias.

  • Muy buena prueba.

    Aunque no se el por qué de este solapamiento entre generaciones..

  • Pingback: Volkswagen Golf GTI Cabrio Austria Concept, el prototipo de los aprendices de VW()