Presentación del Subaru Outback 2013. Mejorando lo presente

 |  @davidvillarreal  | 

Ya han pasado más de tres años desde que nos pusiéramos a probar por primera vez la última generación de Subaru Outback, un vehículo de carrocería familiar y enfoque todocamino que se desmarca de sus rivales por sus aptitudes camperas, su tracción total permanente de serie y un precio altamente competitivo si lo comparamos precisamente con sus rivales de tracción a las cuatro ruedas.

Nos recibe una mañana fresca y lluviosa en Madrid, ideal para desplazarnos con un automóvil dotado con el Symmetrical All Wheel Drive de Subaru, pero no tanto para abandonar el coche y preparar la galería de fotografías que os queremos enseñar para apreciar las novedades que presenta el Subaru Outback 2013. Por suerte Subaru nos ofrecía la oportunidad de probar ambos modelos, el presente desde 2009 y el actualizado este año, para establecer comparaciones. En las fotografías que ilustran este artículo los diferenciaréis porque el primero es un Outback 2.5i Bi-Fuel, cuenta con una carrocería oscura y un habitáculo en dos tonos, crema y negro, y el segundo un MY2013 con motor 2.0 Bóxer-Diésel con carrocería Ice Silver Metallic y tono negro para los revestimientos interiores.

Un familiar venido a más con unas muy correctas aptitudes camperas

El Subaru Outback brilla precisamente por sus aptitudes camperas, con una generosa altura libre al suelo de 20 centímetros y tracción total permanente.

Subaru habla del Outback como el verdadero precursor del concepto “crossover” y personalmente no puedo estar en mayor desacuerdo con esta afirmación. En los últimos años hemos visto la eclosión de multitud de modelos con aspecto muy campero y aptitudes cada vez más limitadas fuera de pista, en algunos casos incluso nulas, y todos ellos se encasillan como “crossover”. El Outback, dentro de su carrocería de apariencia familiar, sigue siendo muy apto en terrenos complicados. Aún recuerdo que en mi prueba de 2010 logré salvar obstáculos complejos que jamás he podido sobrepasar de nuevo con la mayoría de SUV que han pasado por mis manos en este tiempo, que no son pocos.

En este punto se me hace imprescindible hablar de sus 20 centímetros de altura libre al suelo, bastante prácticos fuera del asfalto y su tracción total permanente Symmetrical AWD. Respecto a este último y dado que el Outback en el fondo es un vehículo pensado para una conducción mixta entre carretera y campo, no creo sinceramente que sea una condición suficiente para decidir la compra del Outback respecto a la tracción total conectable de sus rivales. Pero en cualquier caso las ventajas de la tracción total permanente son obvias y como veremos en esta prueba no sacrifican tanto – como cabría esperar – sus consumos ni su eficiencia energética.

Outback 2013: cambios estéticos, haberlos haylos, pero no son tantos

A nivel estético existen algunos cambios, aunque discretos, en parrilla, faros, defensas y llantas.

La primera prueba de agudeza visual nos invita a encontrar las diferencias existentes entre uno y otro. El nuevo Subaru Outback 2013 cuenta con un nuevo diseño de parrilla de mayor tamaño, con barras más horizontales y una integración diferente para los faros y la iluminación antiniebla en el parachoques. Son diferencias bastante sutiles y conservadoras, esencialmente y a nivel estético no ha cambiado tanto y en la zaga los cambios son incluso menores e inexistentes.

El diseño de las llantas también ha cambiado muy ligeramente. Toda la gama contará con llantas de 17” con seis radios más gruesos y más finos 3 a 3. El detalle más agresivo lo seguimos teniendo en la “nariz” sobre el capó del Bóxer-Diésel con una toma de aire para el Intercooler. Otro detalle interesante es el de las barras de techo, de serie para toda la gama.

El Subaru Outback sigue conservando esa apariencia robusta que lo ha caracterizado a lo largo de su historia y que con la llegada del modelo 2009 tomó un nuevo rumbo “para todos los públicos” con un aspecto menos campero y preservando muchas características del Subaru Legacy Wagon.

A bordo el Outback sigue siendo muy espacioso y aunque apenas hay cambios importantes en la disposición del habitáculo, más tecnológico con un nuevo navegador y una pantalla multifunción en el cuadro de mandos.

El habitáculo del Subaru Outback 2013 recibe también una nueva tonalidad oscura, también en los revestimientos de la consola central de imitación a aluminio y en los tapizados disponibles, en cuero o tela de color negro o crema. El cuadro de mandos dispone ahora de una pantalla multifunción a todo color mucho más práctica y visual para mostrarnos la información del ordenador de a bordo. También se estrena un nuevo sistema de navegación más moderno que ni de lejos será la referencia del mercado con los avanzados equipos multimedia existentes en la actualidad, pero sí se aprecia un salto cualitativo respecto al modelo precedente. En el volante también se han integrado en el radio vertical inferior nuevos controles para el ordenador de a bordo, mucho más accesibles y cómodos.

En general la disposición mantiene su diseño horizontal y simétrico y, salvo por la piel de los asientos de las unidades que hemos probado, preserva su aspecto robusto y alejado de ciertos lujos. Un detalle que no se ha mejorado es el de su techo practicable. Se trata de un extra muy útil pero lamentamos no contar con una opción de mayor tamaño o incluso un techo acristalado completo o semi-completo que no sea practicable, algo que aportaría mucha luminosidad a un coche con el porte del Outback.

Hemos hablado que entre sus fuertes están su robustez y sus aptitudes camperas, pero no nos olvidemos de que quizás lo mejor del Subaru Outback esté en el espacio de su habitáculo. Las plazas traseras son realmente espaciosas y cómodas para tres pasajeros adultos, por altura y espacio para las piernas a excepción de la plaza central que está más limitada por el túnel de la transmisión. El maletero es realmente espacioso con un volumen útil de 526 litros.

Gama de acabados y equipamiento y precios del Subaru Outback 2013

Desde el modelo de acceso Sport el equipamiento del Subaru Outback es bastante completo. Toda la gama excepto el bóxer-diésel manual están disponibles desde el acabado Executive.

El Subaru Outback con motor bóxer-diésel y acabado básico Sport ya parte de los 30.700 euros, incluidos 3.000 euros de promoción, con un equipamiento muy completo de serie. Hablamos de seis airbag, reposacabezas activos, Isofix, climatizador bizona, control de crucero, retrovisores plegables eléctricos, ajuste eléctrico del asiento del conductor, ordenador multifunción, equipo multimedia con 6 altavoces y cámara de visión trasera.

El acabado Executive añade a todo lo anterior tapicería de cuero, asientos calefactables, memoria en los ajustes eléctricos del asiento del conductor y faros de Xenon. El tope de gama Executive Plus además también incorpora el nuevo navegador con pantalla de 8”, acceso y arranque por botón inalámbrico (Smart Key) y techo solar.

Los acabados de pintura metalizada son opcionales en toda la gama, por 385 euros. La adaptación a GLP del 2.5i Bi-Fuel está disponible para el motor de gasolina 2.5i por 2.620 euros adicionales. También existe un pack denominado Outdoor con cristales tintados, embellecedores frontales, laterales y traseros y navegador con pantalla de 8” para el caso de los Sport y Executive que no lo equipan de serie.

Motor

Potencia Acabado Transmisión Precio del Subaru Outback 2013 2.0 TD 150 CV Sport

6MT

30.700 euros 2.0 TD 150 CV Executive 6MT 32.400 euros 2.0 TD 150 CV Executive Plus 6MT 35.900 euros 2.0 TD 150 CV Executive Lineartronic 34.400 euros 2.0 TD 150 CV Executive Plus Lineartronic 36.000 euros 2.5i 173 CV Executive Lineartronic 34.500 euros 2.5i 173 CV Executive Plus Lineartronic 36.500 euros

Sobre dinámica y motores hablaremos en la siguiente entrega de esta prueba. Ya podemos ir adelantando que los dos motores disponibles seguirán siendo el 2.5i de gasolina y 173 CV de potencia y el 2.0D bóxer-diésel de 150 CV. El primero solo estará disponible con un cambio Lineartronic de tipo CVT, mientras que el segundo, además del cambio manual 6MT con el que contaba hasta la fecha, también estrenará el cambio Lineartronic.

Precisamente en esta presentación tuvimos ocasión de probar un Subaru Outback 2013 2.0D bóxer-diésel con cambio Lineartronic. Será interesante que hablemos de él porque según la demanda de los clientes y las expectativas de Subaru podría convertirse en la opción más demandada de la gama Outback. Además presenta ciertas peculiaridades que merece la pena analizar.

En Diariomotor: Subaru Outback y Legacy se actualizan a “golpe de bisturí” | Subaru Outback 2.5 Bi-Fuel: gasolina y Gas Licuado del Petróleo

Lee a continuación: Subaru Outback y Legacy se actualizan a “golpe de bisturí”

Solicita tu oferta desde 29.150 €
  • nombre

    como suv o crossover o lo que sea es de lo mejor del mercado

  • Rest

    Será buen producto por motores y tracción, pero caro y de estética añeja. El nuevo Impreza XV me convence mucho más.

  • AB

    Aparte de sus modelos deportivos, no sé que tal coches serán, pero desde hace unos años parece que el diseño lo han dejado en manos de los becarios…

  • Me.Rax.

    Dice mi abuelito de 87 años que le gustó mucho lo moderno de la línea y que no aguanta las ganas de tomar su bastón e irse corriendo a comprarla.

  • gonzalo

    ¿Caro? con esas prestaciones probablemente el más barato del mercado.
    El diseño empieza a estar algo anticuado, aunque gana muchísimo en vivo. Para mi, el mejor con diferencia de su segmento.

  • xingular

    Traídos del 2001.

  • Smat

    Como suele ocurrir con subaru un vehículo que los “entendidos” consideramos muy interesante pero que nadie compra, a mí desde luego me parece de lo más completo; es amplísimo, tiene una buena mecánica (con uno de los diesel más suaves y elásticos del mercado), su extraordinaria AWD, es fiable, cómodo y bien equipado, para lo que ofrece su precio ( en el rango de 30000-36000 euros) no es caro en absoluto, pero adolece de una imagen poco atractiva (en mi opinión no es esta la razón principal de sus pobres ventas, el anterior era mas atractivo y tampoco se vendía) y del desconocimiento del gran público, por otro lado por encima de 30000 euros la gente sólo parece interesada por coches alemanes o bien por SUV con más pinta de SUV que éste pero con perores capacidades reales que el subaru, un pena desde luego, pero lo peor es que las marcas no viven de simpatizantes sino de ventas y un producto bueno pero que no goza de unas ventas satisfactorias tiene poca razón de ser en el mercado actual.

  • Pingback: Subaru Outback 2013 a prueba. ¿Qué es el Subaru Outback?()