Presentación del BMW Serie 3 GT. ¿Qué diferencia al Gran Turismo de la Berlina y el Touring?

Hoy es uno de esos días en los que me he despertado especialmente escéptico. Dentro de apenas una semana se producirá el lanzamiento del nuevo BMW Serie 3 Gran Turismo y por esa misma razón acudimos a su presentación. Queremos saber lo que nos tiene que decir BMW al respecto y también probarlo, aunque nos cuesta creer que nos vaya a dejar el buen sabor de boca del BMW Serie 3 Berlina del cual os hemos hablado en los últimos días.

¿Y por qué acudía escéptico a esta presentación? Para empezar el BMW Serie 3 Gran Turismo no es una berlina al uso, sino un modelo que ha tomado pinceladas concretas de diferentes segmentos para satisfacer al cliente que necesita mucho espacio a bordo. ¿Qué lo diferencia entonces de un BMW Serie 3 Touring? Precisamente, más allá de lo estético o lo práctico, BMW ha decidido ofrecer un tratamiento especial para este nuevo modelo con el objetivo de diferenciarlo de un Touring o incluso huir del concepto crossover tan de moda en los últimos años. Y aunque encontremos a bordo soluciones típicas de un monovolumen, tampoco podríamos encasillarlo en esa categoría.

Pero entonces, ¿qué es un BMW Serie 3 Gran Turismo?

Ni berlina, ni familiar, ni coupé, sino todo lo contrario

El precio de un BMW Serie 3 Gran Turismo se sitúa a medio camino entre el Serie 3 Touring y el Serie 5 Berlina. Aunque sea tan práctico como el Touring, se distingue por ciertos detalles de Coupé como el spoiler trasero activo o las ventanillas sin marco.

Para entender a este BMW Serie 3 Gran Turismo empezaremos diciendo que es 20 centímetros más largo que un BMW Serie 3 Touring, su batalla también es 11 centímetros mayor y su altura y anchura ha crecido 8 centímetros y 2 centímetros respectivamente. Tomando un motor de referencia, por ejemplo el 320d, el Serie 3 Gran Turismo es 5.000 euros más caro que el Serie 3 Berlina, aunque si tenemos que establecer comparación alguna habría que hacerlo con el Serie 3 Touring sobre el cual el GT es solo 1.700 euros más caro. También es más barato que un Serie 5 Berlina (existe una diferencia para este motor de 2.000 euros) y, obviamente, que un Serie 5 Touring.

BMW ha concebido este modelo para el cliente que de verdad necesita espacio, y bien lo resolvería con un Touring, pero a la vez busca un toque distinguido que se logra con diversos detalles que veremos más adelante. El Serie 3 Gran Turismo, por ejemplo, cuenta con puertas sin marco para las ventanillas o un alerón activo. Curioso, ¿no crees?

Condición indispensable para renunciar a la berlina: necesidad de espacio

El maletero del Gran Turismo es incluso más espacioso que el del propio Touring, como también lo es su acceso o la distribución de la carga.

A mi juicio deben existir varias premisas fundamentales en un cliente para recomendarle un BMW Serie 3 Gran Turismo antes que el Serie 3 Berlina, la primera, la necesidad de espacio. Tenemos un modelo con el aspecto de una berlina venida a más y un maletero con un volumen de 520 litros, con una capacidad 25 litros, mayor incluso que en el propio Touring. A su capacidad de carga extraordinaria también se une que su maletero sea muy accesible, con un gran portón trasero que podemos equipar con un dispositivo eléctrico y una apertura “sin manos” pasando la pierna por debajo del parachoques.

Cuenta con una bandeja desmontable que queda anclada tras los asientos y otra que sube y baja junto con el portón. En la base del maletero también existe un práctico doble fondo, que sube gracias a un brazo hidráulico en el que podemos alojar esta bandeja. Dado que su longitud ha crecido considerablemente respecto a la Berlina y al Touring, también contamos con un maletero especialmente ancho tras los pasos de rueda traseros y numerosos huecos porta-objetos.

A falta de un monovolumen propiamente dicho, el Serie 3 Gran Turismo bien podría posicionarse como tal por las soluciones de habitabilidad que ofrece. Su maletero se puede extender con un volumen máximo de 1.600 litros y un espacio de carga prácticamente plano muy generoso y accesible desde el portón trasero con los respaldos posteriores abatibles en dos piezas 40:20:40.

El toque del monovolumen: habitabilidad y espacio para el equipaje y los pasajeros

Podemos optar a una banqueta posterior con respaldos de inclinación regulable en 15 posiciones diferentes.

Las plazas traseras son realmente espaciosas, en anchura, en altura y en distancia con los respaldos delanteros para las piernas. También resulta muy interesante que la base de los asientos esté más alta que en la Berlina y el Touring, lo que facilita el acceso a bordo y en el caso del conductor mejora su visibilidad de la carretera. Esta es una de las características por las cuales algunos clientes prefieren conducir un SUV o un monovolumen.

Otro detalle la mar de interesante lo veremos en la posibilidad de montar asientos traseros opcionales con inclinación regulable. Los respaldos cuentan con quince posiciones diferentes que permiten a los pasajeros de las plazas traseras viajar más erguidos o tumbados sin apenas verse reducido el espacio de carga del maletero.

El toque del coupé: ventanillas sin marco para el BMW Serie 3 Gran Turismo

Las ventanillas del marco, aparentemente, no sacrifican el aislamiento acústico. La sonoridad y la calidad de rodadura es tan alta como en un BMW Serie 3 Berlina.

La distinción de este BMW Serie 3 Gran Turismo, todo sea dicho, se logra gracias a diferentes detalles. En el fondo BMW ha tenido en mente la idea del “coupé de cuatro puertas” para diseñar este automóvil, aunque su practicidad y espacio sea muy superior incluso a una berlina al uso o un familiar como el Touring. Por esa misma razón este modelo cuenta con un detalle tan curioso y peculiar como las puertas exentas de marco para las ventanillas. A mi juicio, esta solución que generalmente conlleva otras incomodidades, como el aumento del ruido que se filtra en el habitáculo, se ha resuelto muy correctamente y el aislamiento acústico de las ventanillas y en general del habitáculo me resultó bastante bueno.

Un poco de distinción. Las soluciones aerodinámicas del BMW Serie 3 Gran Turismo

El punto más tecnológico y deportivo lo ofrecen las soluciones aerodinámicas del spoiler trasero activo y las branquias en los pasos de rueda delanteros.

Por otro lado BMW ha preparado pingües soluciones aerodinámicas para compensar la pérdida de eficiencia que pueda suponer su peso, su sección frontal o en general su tamaño. Existen dos soluciones de serie que en principio no creo sean definitivas ni decisivas para el conductor, pero al menos sí aportan un toque distinguido para presumir de este BMW Serie 3 Gran Turismo.

En las aletas delanteras destacan unas branquias (Air Breather) que junto con unas aberturas en las defensas delanteras (Air Curtain), generan un flujo de aire en torno a las llantas que ha sido pensado para neutralizar las turbulencias aerodinámicas que habitualmente generan las ruedas.

Por otro lado en la zaga destaca un spoiler activo sobre el portón del maletero que se despliega a 110 km/h y se recoge una vez reducimos velocidad por debajo de los 30 km/h. También podemos accionarlo mediante un botón en el lado del conductor. Este spoiler en principio debería aumentar la estabilidad en alta velocidad, y mejorar el paso por curva. Pero en cualquier caso sigo pensando que estas soluciones únicamente marcan la diferencia en deportivos y superdeportivos, con lo cual nos quedaremos sobre todo con el detalle tecnológico y estético.

En fin, afrontaba esta presentación con mucho escepticismo, pero el BMW Serie 3 Gran Turismo me ha convencido. Sigo pensando que integrará un nicho demasiado concreto y lejos del volumen de la Berlina o el Touring, pero ya podemos hacernos a la idea del cliente que podría o debería decantarse por esta opción, aquel que busque espacio, habitabilidad y distinción.

¿Será tan ágil y cómodo como un BMW Serie 3 Berlina? Lo veremos en la siguiente parte.

En Diariomotor: Todos los detalles del BMW Serie 3 Gran Turismo | Prueba del BMW Serie 3 Berlina

Lee a continuación: Prueba del BMW Serie 3. Prestaciones y el menor consumo de su categoría. Así es el 320d

El BMW Serie 3 es un sedán moderno que compite con los A4 y Clase C de Audi y Mercedes. Como alternativa al sedán también existe una variante familiar y otra de 5 puertas, el Serie 3 GT.

Ver todos los comentarios 12
  • Borja López

    Los GT de BMW son cómodos, pero el diseño trasero no es nada bonito.

  • Alberto Piqueras Ramos

    Estimados, aún cuando es más digerible que el Serie 5 GT, este tipo de configuración para las carrocerías de estos coches, no termina de convencerme. Le restan refinamiento y los vuelcan para el lado de los utilitarios.

    Saludos.

  • AxZion

    la diferencia es que uno es precioso y otro horrible

  • nombre

    el gt es feo y tiene un nombre bonito y el serie 3 normal es al revés tiene un nombre del montón y es bonito.

  • Alejandro

    Pues a mí me ha convencido, no debería haberlo hecho porque estoy en contra del solapamiento de productos… Pero aúna deportividad y espacio, aunque lo veo como una mezcla rara… Como si hubiesen cogido piezas que sobraban de varios coches y las hubiesen unido…

    Pero aun así me gusta xD Y eso no es un maletero, es un dormitorio jajaja

  • Rest

    Me gusta el doble que el Serie 5 GT, cochazo que no me disgusta, en contra que a la gran mayoría. Este Serie 3 GT merece la pena por versatilidad, distinción y ruptura con lo convencional; en vivo y en directo tiene que ganar más que en fotos, estoy seguro.

  • Shane

    Pues lo veo feo igualmente aunque sea mas estilizado que el 5GT, a mi personalmente me recuerda a coches antiguos como el Chrysler 150 e incluso aquel V.Passat de hace 20 añitos mas o menos; seguro que se creen que han creado un sector nuevo….

  • Smat

    A mí personalmente me parece que este modelo tiene más sentido que el serie 5 GT, no sólo por que estéticamente está mejor resuelto, si no por que dado su potencial cliente, suele ser más joven y posiblemente con mayores necesidades de espacio para el ocio y la familia, necesidades que el serie 3 (siendo extraordinario en otros sentidos) tradicionalmente ha desatendido, como sí ser práctico estuviese reñido con ser premium, y eso es lo que ofrece este GT y para el cliente más tradicional sigue ahí la serie 3, por lo tanto no veo problema, a mí lo que me echaría para atrás es el aumento de tamaño, claro que el propio serie 3 también ha crecido con la nueva generación, parece que quien busque una berlina media de tracción trasera y dimensiones contenidas tendrá que mirar hacia abajo en la gama y esperar a un futuro serie 2 GT, que pinta muy bien, en definitiva, más opciones para el cliente que antes se dirigía al serie 3.

  • X 2.0

    Que horror, no entiendo como con la mierda de ventas que están haciendo del 5 GT, se les ocurre sacar esto.

  • joselitoyamamoto

    Si te gusta conducir no te compras algo tan feo! Entenderia este coche si fuera un Citroën, pero un BMW? Que mala imagen para la marca!

    • .Motorhome.

      Ojalá el DS5 fuera como este Serie 3 GT…Y eso que no soy, muy fan de los nuevo BMW, precisamente. No me gusta nada el nuevo Serie 3 en su versión “normal”, y los únicos que me hacen tilín es el Serie 5 y Serie 6 Coupe…

  • mmiranda

    No dudo ni un poquito de la practicidad y coherencia de este coche (aunque este último apartado me cueste de asumir, todo sea dicho), pero es que por más que lo mire, hay algo que no me encaja, no me gusta.

El BMW Serie 3 es un sedán moderno que compite con los A4 y Clase C de Audi y Mercedes. Como alternativa al sedán también existe una variante familiar y otra de 5 puertas, el Serie 3 GT.