Jeep Academy. Compass, Grand Cherokee y Wrangler en la fiesta del todoterreno

 |  @davidvillarreal  | 

Cada vez es más difícil disfrutar de un buen todoterreno y la naturaleza. Los fabricantes no nos lo ponen nada fácil. Abundan los SUV y los todoterreno auténticos se han convertido en una especie en peligro de extinción. La legislación tampoco ayuda. En Madrid está prohibido el uso de vehículos todoterreno – y cualquiera con motor a excepción de los homologados como agrícolas – homologación agrícola en vías pecuarias, montes públicos y pistas forestales. Del campo a través ni hablamos.

Por eso mismo agradecimos la invitación al evento Jeep Academy que cada año invita a propietarios, entusiastas de la marca y afines a ella, a pasar una jornada de fin de semana en un circuito cerrado y habilitado al efecto de disfrutar de las aptitudes campestres de sus productos. Estaba toda la gama actual: Wrangler, Grand Cherokee y Compass. Aunque te podrás imaginar cual era el más solicitado de todos, sin lugar a dudas el Jeep Wrangler.

Mientras el Jeep Compass demostraba que no es un todocamino cualquiera y sortea obstáculos importantes con facilidad, la ruta más complicada estaba restringida a los Grand Cherokee y Wrangler. El Jeep Grand Cherokee ciertamente es toda una caja de sorpresas, tiene presencia fuerte y poderosa, pero elegante. Te subes a bordo y contemplas sus exquisitos tapizados de piel e inserciones de madera y de pronto te encuentras siguiéndole la pista a un Wrangler en trialeras y vadeos.

La experiencia con el Wrangler no tiene nada que ver. El amante de los deportivos siempre soñará con tener un Ferrari, pero el amante del todoterreno tendrá en sus más profundos deseos poseer un Wrangler, o un Jeep a secas, porque con ese nombre ya nos entendemos todos. Se trata de un anacronismo en si mismo, pese a su altura y su tamaño, es angosto y poco práctico. Te costará lograr la posición ideal en su puesto de conducción pero una vez la encuentres dominarás la carretera, perdón, el campo, desde las alturas.

Se trata de un todoterreno de nicho, nada que ver con la suerte de SUV y crossover que domina actualmente nuestras carreteras. Y por si no fuera poco el Wrangler cuenta con un sinfín de posibilidades y accesorios after-market para mejorar sus cualidades como todoterreno. Por este evento se dejaron ver algunos propietarios de modelos castizos que prácticamente ni se inmutaban con los cruces de puentes que ponían a tres y dos ruedas a los nuevos Grand Cherokee y Wrangler.

Más allá de ese espíritu campero, los responsables de Jeep también nos advertían que desde hace mucho tiempo existe una tendencia cada vez mayor de clientes que lo compran simplemente por lo que significa, algunos incluso para conducirlo día a día por su ciudad, con todos los inconvenientes que conlleva. ¿Curioso no?

Y es que es cierto que si te puedes permitir ese capricho, es difícil resistirse a disfrutar de un Wrangler, desmontar su techo y el resto de paneles, empaquetarlos en los carros especiales diseñados por Jeep y salir a pasear por el campo o por la ciudad, ¿qué más da?

En Diariomotor: Prueba del Jeep Compass | Prueba del Jeep Grand Cherokee

Vídeo destacado del Jeep Wrangler

Lee a continuación: Primeras pistas sobre el próximo Jeep Wrangler: llegará en 2015 y buscando ser más ligero

Ver todos los comentarios 0