comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
BMW

8 MIN

Experiencia lector-probador: BMW 520d, a fondo

bmw_520d_lp01

Durante una semana hemos realizado una experiencia de lector-probador con nuestro amigo Miguel Ángel Avendaño, un madrileño de 51 años que ya ha disfrutado de dos generaciones del BMWSerie 5 en su garaje y que, por su cabeza, ya ronda la idea de adquirir uno de la nueva generación en el próximo año. Un coche del que se siente profundamente enamorado…

Queríamos saber qué opinaba Miguel Ángel de la nueva generación de la Serie 5 después de poder disfrutarlo durante diez días, para ofrecer un reportaje que no fuese desde el punto de vista de un periodista del motor, sino desde un “cliente BMW”. A cambio, tendría que contarnos las virtudes que él evidenciase de este nuevo modelo y, por supuesto, contarnos qué aspectos mejoraría del nuevo F10… y es que, Miguel Ángel es, en todos los sentidos, un gran conocedor de la marca bávara.

25
FOTOS
VER TODASVER TODAS

BMW 520d Essential Edition

  • 4 cilindros, 2 litros, diésel
  • 184 CV
  • Par máximo: 380 Nm
  • 0-100 km/h: 8.2 seg.
  • Desde 41.900 €

De hecho, la primera generación del Serie 5 que tuvo entre 2001 y 2006, un E39 520i de 170 CV, fue sustituida por un BMW 330i berlina, que no estuvo a la altura de las expectativas de Miguel Ángel y que le hizo volver, nuevamente, a la Serie 5 en 2008 con un E60 520d, ahora con 177 CV. Un vehículo que, a día de hoy, sigue durmiendo en su garaje y del que presume orgulloso por su potencia, comodidad y un consumo real de 5.6 litros a los 100 kilómetros, “dándole caña” como él bien dice.

El trabajo de comercial de Miguel Ángel en una conocida empresa de estufas y chimeneas le obliga a vivir en la carretera, pasando unas 4 horas diarias tras el volante del BMW Serie 5. Es por ello que su actual BMW 520d ya marca en el odómetro unos 275.000 kilómetros en apenas cinco años. Para él es más que un coche: es su oficina, es donde pasa gran parte del tiempo y donde incluso cierra muchas de las ventas a través del Bluetooth de su automóvil. Le ha ido tan bien y está tan contento con él que desea que siga siendo su acompañante en el futuro.

Miguel Ángel: “El nuevo diseño es deportivo pero sin perder un ápice de elegancia. A su lado el Mercedes Clase E parece un ataúd”

Hemos quedado con Miguel Ángel y nos ha contado todas las premisas que se le han venido a la cabeza tras disfrutar del nuevo BMW 520d F10 Essential Edition durante este tiempo. En primer lugar nos explica que hay tres aspectos donde él ve una mejora sustancial respecto a los modelos anteriores: confort, consumos y diseño. Miguel Ángel entiende que el 520d con 184 CV es “el motor perfecto”, porque “tiene potencia suficiente en todo momento y cubre todas las expectativas que puedas imaginar”, hasta el punto de entender que a él “no le haría falta pensar en una motorización superior” por su potencia y la forma en que puede desenvolverse en cualquier situación.

La perfección de este motor no se entendería si no hablásemos de consumo… según él, la mejor baza del BMW 520d. A nosotros nos llama la atención que ahora ha sido ligeramente mayor que el de su “viejo” BMW E60 (+0.3 litros/100 km), pero Miguel Ángel le resta importancia porque piensa que los 7 CV más del nuevo F10 “aportan más potencia y suavidad… incluso parece mucho más potente con el modo Sport activado”.

El sistema DCC hace referencia al control dinámico de amortiguación que permiten adaptar el reglaje de la suspensión, la dureza de la dirección y el tacto del acelerador. Gracias a él se pueden elegir entre tres programas posibles. En modo confort, el BMW Serie 5 se convierte en “seda pura”, aunque Miguel asegura que “flota demasiado”, algo que se evidencia en carreteras con curvas o tramos urbanos con rotondas. El modo Sport hace que la conducción se torne “mucho más directa”, ofreciendo unas prestaciones en las que “no echarás de menos un propulsor gasolina” y que, según nos cuenta, le hacen pensar que está un escalón por encima del Audi A6 en cuanto a dinámica, sensaciones y placer de conducción.

Existe un tercer modo, denominado ECO PRO, en el que Miguel Ángel no ha notado ninguna diferencia práctica con el modo confort. En la teoría, este modo permitiría rebajar alguna décima el consumo, activando un programa que disminuye la potencia del climatizador y variando la respuesta del acelerador: para obtener idénticas reacciones habría que pisarlo más a fondo.

“El confort a bordo está mejor conseguido gracias a la gran insonorización del interior del habitáculo y a detalles sencillos como el tacto del pedal del freno”, llevando a cabo ahora unas deceleraciones menos bruscas que ayudan a lograr mayor comodidad.

El motor es un viejo conocido de Miguel Ángel, pues es prácticamente idéntico que el dos litros de su Serie 5 actual. La principal diferencia reside ahora en la entrega de potencia. El incremento de 7 CV (antes tenía 177 y ahora 184 CV), se ve acompañado de una puesta a punto en el par motor (ha pasado de 350 Nm entre 1750 y 3000 rpm a 380 Nm entre 1750 y 2750), lo que optimiza la aceleración de 0-100 km/h una décima más veloz: en 8.2 segundos.

Sin embargo, sobre el papel las diferencias no son evidentes. Es cierto que las aceleraciones son calcadas y la potencia mayor. Pero ahora, el peso ha pasado de 1585 kg a 1695 kilos, lo que supone un incremento de 110 kilogramos, que merman las recuperaciones: ahora es 4 décimas más lento en recuperar de 80-120 km/h, en 7.5 segundos.

Miguel Ángel: “El confort a bordo está mejor conseguido gracias a la gran insonorización del interior del habitáculo y a detalles sencillos como el tacto del pedal del freno”

El consumo teórico se ve mejorado. En ciclo mixto case seis décimas hasta 4.5 litros a los 100 km y el extraurbano lo hace en otras cuatros décimas hasta lograr unos irrisorios 3.9 litros/100 km. El gran descenso se ve reflejado en la conducción urbana, donde el gasto de combustible disminuye en torno a un litro para marcar una media de 5.6 litros gracias, especialmente, al sistema Start&Stop, un extra que no convence del todo a Miguel Ángel, donde nota “mucha vibración al arrancar y tiempo de demora”. Él tira por lo clásico…, incluso la inclusión de un freno de mano en forma de botón no termina de convencerle.

En el interior, a Miguel le encanta la calidad de materiales y acabados, más conseguidos que los del anterior E60. Está encantado con las nuevas butacas para el conductor y acompañante, ahora más confortables, “con un reposacabezas mejor puesto a punto” y con un habitáculo más envolvente, donde “todo está más a mano y más orientado hacia el conductor”.

Sin embargo aquí aparecen tres aspectos que no convencen a Miguel Ángel. Lo que más ha llamado su atención es el maletero que, a pesar de que ahora cubica los mismos 520 litros que “su” BMW Serie 5 E60, aqueja de que la nueva distribución del compartimento para equipajes “da la sensación de ser más pequeño con el mismo equipaje de siempre”.

En segundo lugar, echa de menos en el cockpit “algún espacio portaobjetos para dejar las gafas o el móvil”. Lamenta la ausencia de una bandeja portaobjetos entre ocupantes, junto al cambio de marchas, que a él le “resulta muy útil”. Lo cierto es que, el nuevo compartimento ahora ubicado en el lateral derecho, no le parece tan intuitivo. Por último lamenta que las puertas son muy duras de cerrar y que la visibilidad en determinadas cotas es ahora peor, especialmente para atrás y con la caída del morro. Algo que puede resolverse con el sistema de aparcamiento, previo pago de unos 600 euros.

Exteriormente todo son alabanzas respecto a las generaciones pasadas. Nos comenta que el nuevo diseño “es deportivo pero sin perder un ápice de elegancia”. Nos confirma que a él también la encanta ese aspecto musculoso, especialmente conseguido gracias a “un morro espectacular, sus proporciones, sus ópticas y su parrilla delantera”… Nos asegura que éste es uno de los aspectos fundamentales a la hora de valorar una compra, puesto que “a su lado “el Mercedes Clase E parece un ataúd”.

¿Y su precio? El BMW Serie 5 2013 es 1300 euros más caro que el model year 2007 que Miguel adquirió en 2008. Sin embargo, Miguel Ángel no duda en apuntar que las mejoras implementadas en esta nueva generación son tantas que esos 1.300 euros parecen pocos si consideramos el salto evolutivo…

Al terminar estos diez días de pruebas, Miguel Ángel ha vuelto a caer enamorado de este nuevo modelo. Lo define como un “coche perfecto”. De hecho, ha pensado adelantar su compra y ya está estudiando diferentes ofertas para hacerse con uno de los nuevos… Ahora su viejo Serie 5 le sabe a poco, pero seguro que en unos meses disfruta de su nueva “oficina”.

Lo mejor

  • Confort e insonorización
  • Motor potente pero con poco consumo
  • Diseño exterior

    A mejorar

  • Sensación de flotación en modo confort
  • Visibilidad interior
  • Cierre de las puertas bastante duro

En Diariomotor: BMW Serie 5 | BMW Serie 5 2013