Honda Civic 1.6 i-DTEC 120 CV Sport, prueba de consumo

 |  @vfdezd  | 

A principios de año, mi compañero Óscar asistió en Niza a la presentación del Honda Civic 1.6 i-DTEC de 120 CV, una nueva motorización de acceso en diésel para el renovado compacto nipón. Sin lugar a dudas, se trata de un propulsor muy importante para Honda ya que los motores diésel de esa potencia son los más comercializados en Europa, no sólo en el segmento de los compactos sino que cada vez van ganando más peso en segmentos como los utilitarios, las berlinas C o incluso los SUV medios.

Tras el contacto que tuvimos el mes de enero, hemos solicitado a Honda una unidad del nuevo Civic 1.6 i-DTEC de 120 CV durante una semana para poder exprimir a fondo el motor y comprobar cuál es su funcionamiento en todo tipo de situaciones. Anteriormente ya habíamos realizado una prueba del Honda Civic con motor 1.4 gasolina de 99 CV también en el acabado Sport, por lo que en esta ocasión nos centraremos exclusivamente en la mecánica. Veamos a continuación qué nos ofrece este nuevo integrante de la familia de motores Earth Dreams Technology de Honda.

Se trata de un bloque turbodiésel de 1.6 litros de cilindrada con una relación de compresión de 16:1, situado en posición transversal. Cuenta con inyección por raíl común, turbo de geometría variable y de serie viene montado con el dispositivo start-stop. La potencia máxima que entrega es de 120 CV medidos a 4.000 rpm, mientras que el par motor máximo es de 300 Nm disponibles desde 2.000 rpm. Únicamente se ofrece con una caja de cambios manual de seis velocidades.

El Honda Civic i-DTEC de 120 CV es hábil y enérgico en ciudad, pero con consumos muy sensibles

Si quieres descubrir todos los detalles del Honda Civic Sport y comprobar el funcionamiento del motor 1.4 gasolina de 99 CV, no te pierdas nuestra prueba del Honda Civic 2012

Sin más dilaciones, pasamos a arrancar el coche. El arranque es mediante llave, nada de botones ni otras moderneces, aunque sí que nos obliga a pisar el embrague antes de arrancar. Tras girar la llave, comprobamos que el sonido que se transmite al habitáculo en frío es relativamente elevado, aunque esto es común en compactos rivales. El engranaje de las marchas es fácil, sin pastosidades ni holguras excesivas. De hecho, son más bien tirando a cortos, algo que personalmente me gusta.

El Honda Civic diésel de 120 CV se mueve con mucha soltura por ciudad, ya que las relaciones de las tres primeras marchas son muy cortas, algo que es seña de identidad del Civic. No sólo el corto recorrido de estas relaciones ayuda a una buena respuesta, sino que también el motor pone mucho de su parte, ya que a partir de 1.900-2.000 rpm tiene muchísima fuerza. De hecho, me aventuraría a decir que nunca he visto una respuesta tan ágil en un coche moderno de 120 CV de su tamaño, a pesar de sus 1.385 kg de peso.

No obstante, la fuerza con la que responde el motor y el aprovechamiento de sus marchas cortas hace que el consumo se vea resentido más de lo que debería. Si nos despreocupamos de ir buscando el menor consumo mínimo, nos encontramos con cifras de consumo en ciudad de unos 5 litros, incluso con cifras que rondan los 5.5 l/100 km, lo cual es una gran diferencia respecto a los 4.1 l/100 km de ficha en consumo urbano. No obstante, controlando las aceleraciones (lo cual no significa ir lento) y conduciendo de forma suave y muy comedida, he llegado a registrar consumos con tráfico intenso en Madrid de unos 4.6 o 4.7 l/100 km.

En ciudad responde muy bien y sus tres primeras marchas dan mucha agilidad al coche, pero los consumos no son tan buenos como los de su ficha

El funcionamiento del start-stop resulta muy suave, ya que tanto el calado del motor como el posterior arranque se produce sin vibraciones ni golpes secos, que sí me he encontrado en otros modelos. El dispositivo start-stop puede desactivarse pero en todo momento llevábamos el modo ECO activado para intentar reducir al máximo el consumo. El hecho de que este modo esté activado no está reñido con las prestaciones, puesto que a nivel práctico apenas se notan las diferencias.

Las dimensiones del coche son correctas para circular por ciudad, y la cámara de aparcamiento facilita mucho las maniobras de estacionamiento, aunque no cuenta con sensores. El principal problema que he visto al coche en ciudad es la luneta trasera, dividida en dos partes por la luz de freno y que hace que se pierda mucha superficie útil de visión.

Unas cuatro primeras marchas cortas permiten disfrutar en carreteras reviradas

Si salimos de la ciudad y nos adentramos en autopistas o en las grandes vías de circunvalación que rodean Madrid, comprobamos que el nuevo motor diésel de 120 CV de Honda es más que suficiente para mover el coche con soltura, Ya dejamos claro que las tres primeras marchas para ciudad son perfectas, pero en carreteras abiertas también comprobamos que la cuarta velocidad es relativamente corta, lo cual permite que el coche responda con mucha agilidad si se engrana la marcha a partir de unos 60-65 km/h. A partir de las 1.900 rpm, el coche acelera con fuerza hasta unas 4.200 rpm, momento en el que desfallece el motor.


Durante la semana que he disfrutado del Civic, he realizado varios ciclos de conducción en carreteras nacionales y comarcales para comprobar los consumos. Si llevamos un ritmo tranquilo y circulamos a 90 km/h en sexta marcha por carreteras sin mucho desnivel ni cambios de velocidad abundantes, el consumo llega a estar por debajo de los 4 litros según el ordenador, si bien es difícil mantener este consumo a raya. Si nos adentramos en carreteras con cambios de ritmo, la cifra puede subir hasta 5 l/100 km.

A la hora de intentar disfrutar y exprimir el coche a tope, he de decir que la dirección del Civic no me ha convencido demasiado en cuanto a la información que transmite al conductor. A pesar de que las suspensiones son muy correctas, con una dureza algo superior de la media del segmento compacto, la dirección da unas sensaciones artificiales y no sabemos realmente cómo estamos pisando. En este tipo de conducción se obtienen medias de hasta 6 l/100 km cuando se va a saco. No resulta un motor muy sediento cuando se exige demasiado, pero por contra no es el más ahorrador en conducción tranquila.

Consumos inferiores a 4 l/100 km en autopista

Los mejores registros del Honda Civic i-DTEC de 120 CV se consiguen en autopista, donde podemos rodar con consumos medios inferiores a 4 litros

Por último hablamos de sus consumos en autopista. La citada dureza de la suspensión no resulta un impedimento para viajar con comodidad por autopista a unos 125 km/h de control de velocidad. La quinta y la sexta velocidad de la caja de cambios son de recorridos largos, algo que no nos sorprende para nada. A partir de unos 100 km/h, es recomendable llanear en sexta velocidad para registrar el consumo más bajo posible, a velocidades inferiores resulta insuficiente para intentar ganar velocidad en caso de ser necesario.

Circulando a 125 km/h de marcador en autopistas llanas, el consumo varía de forma importante con la orografía del terreno. Así, en trayectos completamente llanos he logrado consumos de 3.7 l/100 km, pero en zonas con desniveles el coche ha registrado consumos de hasta 4,2 l/100 km. En Madrid, un trayecto desde Moncloa hasta Guadarrama por la A6, en una ascensión casi constante durante unos 50 km, el consumo medio llegó a 4,6 l/100 km. No obstante, en recorridos largos por autopistas sin desnivel, las cifras arrojadas son inferiores a 4 l/100 km. Son buenos registros, pero lejos de los 3.5 l/100 km de consumo extraurbano que promete la ficha del coche.

A nivel general, el motor resulta ruidoso, muy probablemente debido a una falta de aislamiento porque el ruido es perceptible en un rango de velocidades muy alto incluso cuando está en caliente. De hecho, sólo queda camuflado por el sonido aerodinámico cuando superamos los 100 km/h, momento en el cual el sonido de las rodaduras y del aire superan al propio sonido del motor.

Tras haber disfrutado del coche durante una semana, nos llevamos la conclusión de que el nuevo motor 1.6 i-DTEC de 120 CV de Honda es un propulsor muy eficaz, enérgico capaz de mover con mucha soltura el Honda Civic, si bien los consumos reales – aunque bajos – están notablemente por encima de lo que la ficha homologada anuncia.

Fotografías de David Villarreal
En Diariomotor: Honda Civic 2012 | Honda Civic 2012, a prueba | Honda Civic 1.6 i-DTEC diésel de 120 CV: presentación y prueba en Niza

Lee a continuación: El Honda Civic Tourer tendrá también un lado deportivo

El Honda Civic en la última generación crece hasta superar los 4,5 metros y se aleja de los compactos tradicionales. Destaca por incluir mucho equipamiento desde el nivel básico y además disfruta de un interior muy amplio

  • IGC

    No me puedo creer la crítica que se hace de los consumos en este artículo. Conocéis algún compacto, aunque sea de potencia inferior, del mismo peso y capacidad interior del Civic que tenga menores consumos? Porque sencillamente no existe.
    Me parece ridículo que comentéis que los consumos son superiores a los declarados oficialmente por la marca, porque eso sucede con absolutamente todas las marcas.
    Buenos acabados, excelente garantía, fiabilidad Honda… el único problema que tiene esta versión del Civic es que es algo carilla (en torno a 18000 euros esta versión con plan PIVE)

    • Pableras

      Pues aunque los consumos sigan siendo buenos, veo más que bien que se de caña más que a los fabricantes al ciclo de homologación tan alejado de la realidad que tenemos (y que los fabricantes aprovechan al máximo).

      • Eso no es culpa de los fabricantes, sino de que la prueba europea de consumos es una mierda. Si cada fabricante diera los consumos en un entorno abierto durante varias tandas, tendríamos un consumo real mucho más fiel que montar el coche sobre unos rodillos y que una organización certifique lo que sale en una pantallita.

        • Pableras

          Claro, no critico a los fabricantes, que simplemente aprovechan al máximo los resquicios del test de homologación, si no al propio test de homologación.

          Es muy difícil llevar al mundo real unos consumos que se han obtenido en laboratorio en unas condiciones determinadas y muy favorables. Lo más triste es que para hacerte a la idea de lo que va a consumir un coche tienes que echar mano a páginas de consumos (hay una alemana muy conocida, pero no recuerdo su nombre). Y lo que no se es porqué las marcas no hacen lo mismo: ellos prueban los coches durante millones de kilómetros, saben perfectamente cuáles son los consumos del coche antes de venderlo.

      • IGC

        No son los fabricantes los que mienten, son los ciclos de homologación que están inexplicablemente mal hechos y se alejan de circunstancias reales de conducción. No veo sentido en criticar a una marca por algo que hacen el 100% de las marcas, esto me huele a artículo escrito por un anti-japo (tan habitual en esta España germanófila). Podrían decir que el coche es feo -a mí me gustaba más la generación anterior- o más pesado que algunos de la última hornada, pero decir que consume mucho es mentira dado que es el que tiene mejores consumos de su categoría con diferencia. Podéis buscarlo en spritmonitor, compararlo con cualquier otro compacto de cualquier otra marca y comprobar que digo la verdad. Para el mismo rango de tamaño-potencia-peso el Civic viene a consumir casi 1 litro menos de media que la competencia, vamos, que los barre a todos…

        • Pableras

          Me meteré donde nadie me llama, pero a esta página JAMÁS se la podrá tachar de favoritismos hacia ninguna marca. Y tampoco se la puede tachar de lo contrario, de estar en contra de ninguna marca.

          Y el que los consumos reales de este coche estén más cerca del homologado que otros coches de otras marcas, no significa que estos sean más sinceros si no que mienten menos.

          Yo, y creo que mucha gente más, estoy hasta los mismísimos de que las cifras de consumo que ofrecen los fabricantes, amparados por un ridículo sistema de homologación de consumos, siempre sean inferiores a las reales (joder! ya se podían equivocar al revés, ¿no?). Por eso me parece perfectísimo que se de caña al asunto del consumo real.

          Y vuelvo a decir, que este Honda tiene unos consumos muy majos, pero siguen siendo falsos.

    • Personalmente sigo sin entender por qué pensáis que se trata de una mala crítica para el Civic 1.6 i-DTEC o que lo que estamos diciendo es que gasta mucho, porque precisamente la prueba concluye diciendo lo contrario.

      Existen coches más potentes con motor diésel y que gasten menos. Sí. Existen coches en los que exista un menor margen entre el consumo homologado y el real. También. Pero eso no quiere decir que este Civic gaste mucho.

      El resto de aspectos que nombra mi compañero Víctor son siempre para alabar lo poco que gasta tanto en conducción tranquila como más deportiva y en recorridos urbanos e interurbanos.

  • Iba a decirte justo lo del comentario anterior, has sido muy injusto en tu valoración. Ningún coche del mercado cumple la ficha de homologación de consumos.

    Pero en serio te parecen malos consumos de entre 4 y 5 litros para un coche de 120cv? Que no te sube ni de 5 litros en ciudad! No se, creo que es hasta más austero que los TDI.

    Y el coche es feo como él solo, y un diesel en un coche japonés pierde el encanto, yo nunca me lo compraría, pero… estás enterrando lo mejor de este coche.

  • Pableras

    Me parece una motorización interesante y comedida. Me gusta menos este nuevo Civic que el anterior, aunque el mayor pero que le veo es que sea ruidoso.

  • David

    Consume bastante menos que mi a3 1.6. Los consumos reales SIEMPRE estan por encima de los homologados. Por el tono del articulo da la sensacion de ser un coche gastón ¿?

    • Yo creo que la crítica es bastante favorable y justa con el coche. No es el motor diésel más ahorrador con el que nos hemos cruzado en Diariomotor, pero sí bastante austero incluso cuando se pide ir a un ritmo más alto. Las cifras ahí están (homologadas y reales en nuestros recorridos). Sin haberlo demostrado empíricamente se me ocurren muy pocos coches con los que lograr un consumo tan bajo y la mayoría son menos potentes.

      Además se agradece que las primeras marchas sean tan cortas. A menudo nos encontramos con coches en los que se busca el ahorro “a cualquier precio” y aunque este diésel no esté pensado para una conducción deportiva, al menos Honda ha tenido la deferencia de mantener unas marchas cortas pero aprovechables.

      En definitiva, este es el motor que necesitaba el Honda Civic.

  • Alejandro

    El 1.9 dci 120cv de mi Megane me marca 6.2l/100km, en carretera no hay cojones de bajarlo de 5l…
    Una pasada el consumo del Civic.

    • Vitinen RS

      Mete sexta de vez en cuando…

  • J.C.

    Para empezar, dar las gracias por el artículo.
    Despues decir que el consumo homologado y el real siempre varía según muchos factores, tráfico, vía, desnivel, temperatura, estado de animo del conductor,…, yo me considero un conductor eficiente y sin hacer mucha ciudad, saco una media próxima de 5-5,5 litros a los 100Km, al depósito, en un Leon TDI de 110 del año 2000.
    Respecto al motor me gustaría comentar una serie de impresiones que saque al probarlo en el salón de Barcelona, el recorrido es muy corto, en ciudad y con radares.
    Primero, como he dicho tengo un TDI, y me sorprendio mucho el escaso ruido del motor a ralentí, parecía casi un gasolina, ese mismo día tambien probe el Leon TDI de 150cv y hacía más ruido. Es cierto que he leído en varios sitios que ese motor es un poco ruidoso, pero mi impresión fue la contraría, al menos a poca velocidad y bajo de vueltas.
    Segúndo que sin poder probarlo ni mucho menos a fondo, el motor da la impresión que desde muy bajas vueltas sube muy bien, me parece un motor con un rango de utilización muy bueno, se puede ir bajo de vueltas y responde (es mi impresión sin poder pisarle, pero se intuye).
    Tercero, he leido en varios sitios que el stop-star del Civic es bueno, no he probado muchos coches con ese sistema, pero el del Leon lo encontre más suave, lo mismo me paso con el cambio, me gusto más el del Leon, me parecio más rápido y suave. Puede ser problema del coche en concreto, pero fue mi impresión.
    Otra cosa que me gustaría comentar es la posición al volante. Yo habia puesto el volante en posición antes de hacer la prueba mientras esperaba, pero el acompañante lo movío para sacarlo del recinto, y despues no volvi a moverlo, conclusión, siendo los 2 practicamente de una estatura similar, yo acabe la prueba sin ver el velocimetro. Si es un coche que lo va a conducir siempre la misma persona no hay problema, pero si cambia asiduamente de persona, se tendrá que regular aparte del asiento la posición del volante, sino no veras bien la instrumentación, o ves los relojes o el velocimetro, supongo que debe de pasar algo similar con el Peugeot 208 y el nuevo 308.

  • Pingback: Honda CR-V 1.6 i-DTEC 120 CV. Prueba en Praga. Honda ha encontrado la piedra angular de su gama compacta en Europa()

  • Pingback: Honda CR-V 1.6 i-DTEC: el más económico desde 21.900 euros()

  • luis

    Como usuario es muy poco gaston 4.5 y 5 litros sin esmerarte para nada para ser un 120cv.como estetica es muxa mas bonito y dice mas en amarillo topacio k cualkier color del catalogo.para nada es ruidoso va muy fino y sorprenden los 120cv.es muy divertido en ciudad ya k permite cambios de apoyo muy rapidos,marchas de corto recorrido,turbo entra a bajas revoluciones y su direcion blanda pero en carretera resulta demasiada blanda y algo de falta de mordida de frenos