Honda Civic 2012, a prueba (I) Diseño, habitáculo, acabados y equipamiento

 |  @davidvillarreal  | 

El nuevo Honda Civic es muy europeo pero fiel a los rasgos de distinción nipones y a la referencia de su predecesor. Un importante salto cualitativo, para lo bueno y para lo malo, respecto a la generación anterior. Tras cuatro décadas en el mercado (desde su nacimiento en Japón), el Honda Civic sigue siendo el modelo más representativo e importante a nivel global para Honda. En este caso os presentamos nuestra prueba de la novena generación lanzada a los concesionarios este mismo año para ver en qué lugar queda en el competido segmento compacto europeo.

El Honda Civic es un producto completamente nuevo, fruto de cuatro años de desarrollo y de la búsqueda de un automóvil que respondiese a la demanda del mercado, siendo muy eficiente, y por otro lado pudiese copar buena parte de la demanda existente en el segmento C. Tal vez por esa razón se renunció de base a una carrocería de tres puertas, hasta ahora conocida como Type S, y se optó directamente por una única opción de cinco puertas. Otros compactos de referencia, como el Ford Focus, también han renunciado a las tres puertas.

Un Honda Civic más europeo y “para todos los públicos”

Se ha optado por un diseño sobrio y con la única opción del cinco puertas para satisfacer una demanda de clientes muy heterogénea.

No nos cabe la menor duda que Honda ha tratado de concebir un Civic para todos los públicos, con un diseño menos extrovertido y digerible por compradores muy diferentes. Probablemente por ello pueda haber perdido carisma, aunque no ha renunciado a otros detalles como su frontal en forma de cuña o su trasera de tipo kammback con un spoiler que divide la luneta posterior y que, dicho sea de paso, no es demasiado práctico a la hora de garantizar una buena visibilidad posterior.

Aún siendo la estética un aspecto tan discutible y subjetivo, está claro que este Honda Civic tiene la ventaja o el inconveniente de pasar mucho más desapercibido que el modelo que le precede. Y todo eso a pesar del carácter que le confiere la parrilla frontal negra, los faros afilados o la iluminación diurna LED integrada en las defensas, que por cierto es de serie.

El Honda Civic está disponible con dos tipos de llanta de 16” y 17”, estás últimas con toque más deportivo, según versiones.

Soluciones aerodinámicas estáticas y dinámicas

En parte su estética se debe al trabajo aerodinámico, combinado con soluciones activas como la parrilla con obturación automática.

De su estética podemos extraer otra conclusión, en el desarrollo del Honda Civic se ha trabajado específicamente la aerodinámica como un factor muy importante para la mejora de la eficiencia. Según sus creadores el coeficiente aerodinámico ha mejorado un 12.6% y eso puede significar un ahorro de combustible en una versión de gasolina del 10.8%.

Más allá de su diseño en forma de cuña y su trasera kammback – facilita la reducción del rozamiento con el aire – se ha instalado una parrilla activa con un obturador que permite carenar o abrir los conductos de ventilación al radiador según ciertos parámetros obtenidos del motor, tales como temperatura externa y del agua o velocidad. A baja velocidad se abren los conductos, a velocidad media y si no supone un riesgo para la refrigeración del motor se cierran los conductos para reducir la resistencia al aire. En alta velocidad también se abre para evitar que el frontal se eleve y mejorar la estabilidad de la dirección. Esta tecnología ya se emplea en otros compactos como el nuevo Ford Focus.

La ergonomía del puesto de conducción del Honda Civic

Una de las virtudes de este nuevo Honda Civic es el diseño tecnológico del salpicadero, su orientación al conductor y la ergonomía.

Honda, y más concretamente la saga Civic, se ha caracterizado por diseños de habitáculo modernos y ergonómicos. En este caso la ergonomía es uno de los factores más interesantes de este compacto y una de sus ventajas respecto a otros modelos compactos con diseños más clásicos y sobrios, de hecho nos dio pie a una comparativa sobre el diseño del salpicadero del Audi A3 y este Honda Civic. De forma muy coloquial lo llegué a calificar como “el volante de una nave espacial”.

La consola central se ha girado ligeramente hacia el conductor, incluso el pomo de la palanca del cambio manual está ligeramente girado para facilitarnos engranar las marchas. Además de todo eso es muy colorido y visual sin que, sinceramente, nos apabulle con una sobredosis de botones y selectores.

El cuadro de mandos Head-Up del Honda Civic

Cuenta con un segundo cuadro de mandos que permite al conductor ver ciertos parámetros (como el velocímetro) sin desviar la mirada de la carretera y por encima del volante.

Un detalle interesante es la presencia de un cuadro de mandos, por encima del convencional con los clásicos relojes, que nos permite divisar ciertos parámetros y visores como el velocímetro o el ordenador de a bordo por encima del volante. Es lo que los fabricantes vienen denominando como Head up, o una disposición inteligente que nos permita controlar la velocidad sin desviar la mirada de la carretera. En otros casos se emplea una proyección sobre el parabrisas, en este una gran pantalla con visera en la zona superior del salpicadero y dispuesta sobre el conductor (y no tan centrado y a la vista de todos los pasajeros como en los antiguos Citroën C4).

A mi parecer, e independientemente de gustos, sigo pensando que es una seña de identidad de los nipones y de Honda a la que no deberían renunciar. Es sin duda un aporte interesante para el conductor más geek – apasionado por la tecnología -.

Cámara de aparcamiento para resolver el problema de visibilidad posterior

La cámara de aparcamiento resuelve los problemas de visibilidad posterior, pero no es de serie en toda la gama Honda Civic.

En cuanto a la visibilidad, por el frente delantero es óptima incluso con la incorporación de la pantalla Head-Up. Por detrás sigue viéndose penalizado por el defecto de la tercera luz de freno integrada en un spoiler que divide la luneta trasera. La solución que ha encontrado el nuevo Honda Civic para preservar esta seña de identidad es integrar una cámara posterior de aparcamiento. El problema es que dicha cámara sólo se ofrece de serie en según que versiones (Executive y Sport), siendo este un extra bastante recomendable dado lo que hemos comentado anteriormente.

Se ha mejorado el espacio de carga y las plazas posteriores

Otro punto del que pecaba su predecesor y se ha tratado de mejorar en este nuevo Honda Civic es el confort y el espacio de carga. El maletero ha crecido hasta 477 litros, incluyendo un doble fondo, sin este el volumen es de aproximadamente 400 litros. Una buena cifra, aunque el portón del maletero sigue teniendo el inconveniente de ofrecer una boca de carga un poco estrecha y elevada. Los asientos posteriores pueden abatirse en dos piezas 60/40 formando un suelo plano y un espacio con un volumen de 1.210 litros y 1.600 mm de longitud y 1.350 mm de altura

Las plazas traseras son aceptables en cuanto anchura y espacio para las piernas, pero una vez más el diseño de la zaga limita en cierta medida la altura.

Honda Civic: Comfort, Sport y Executive

La gama Honda Civic se divide en tres niveles de acabado y equipamiento denominados Comfort, Sport y Executive, distribuidas a lo largo del trío de motores del que ya os hemos hablado anteriormente.

El Honda Civic Comfort únicamente está disponible con el 1.4 i-VTEC y el 2.2 i-DTEC. Incluye llantas de aleación de 16”, cierre centralizado, climatizador automático, equipo de sonido compatible con MP3 y toma auxiliar USB, climatizador automático, elevalunas eléctricos delanteros y posteriores, sistema de parada y arranque automático (con cambio manual), así como sistema de asistencia para el momento ideal para cambiar de marcha.

El Honda Civic Sport (+ 1.600/1.700€), el empleado en nuestra prueba, incluye luces antiniebla delanteras, volante multifunción con acabado en cuero, climatizador bizona (de serie sólo para el 1.8 i-VTEC y 2.2 i-DTEC), sensor de lluvia, autoencendido de luces, alarma y control de velocidad de crucero y limitador de velocidad.

El Honda Civic Executive (+4.400€) está disponible únicamente para el motor 1.8 i-VTEC y el 2.2 i-DTEC. A todo lo anterior se añaden cristales posteriores oscurecidos, techo solar panorámico, faros de xenón duales, sistema de gestión automática de las luces de carretera, antinieblas posteriores, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, entrada y arranque sin llave, asientos delanteros calefactables y tapizados en piel, ajuste eléctrico del apoyo lateral del asiento del conductor, cámara de aparcamiento y equipo de sonido Premium con subwoofer. Opcionalmente se pude integrar un navegador GPS con disco duro y un pack de seguridad con sistema de frenada automática en ciudad y control de crucero adaptativo.

Los precios del Honda Civic cuentan ahora con una promoción temporal de 3.000€ en toda la gama, excepto Executive con 2.700€ de descuento y la promoción limitada a 300 unidades del 40 Aniversario.

Para resumir y antes de que entremos a valorar con mayor profundidad los detalles mecánicos, concluiremos esta primera parte de nuestra prueba del Honda Civic con la afirmación de que este nuevo modelo pretende satisfacer mejor la demanda general del segmento compacto, sin centrarse específicamente en el cliente que busca única y exclusivamente tecnología japonesa, juventud o deportividad. Para ello han tratado de solucionar algunos defectos de su predecesor convirtiéndose, eso sí, en un modelo menos exótico y peculiar que este.

En Diariomotor: Precios del Honda Civic 2012 | Honda Civic 40 Aniversario | Audi A3 vs Honda Civic: ¿la belleza está en el interior?

Lee a continuación: Honda Civic 40 Aniversario, una versión especial asequible

Solicita tu oferta desde 20.400 €
  • BrunoD4

    Su diseño paso de ser un “pro”, a un “contra”… demaciado continuista, de hecho me gusta más el anterior, lo mismo que paso con el americano que se vende aca en Arg, la versión anterior a esta ultima era mucho más deportiva y llamativa…

  • Alberto Piqueras Ramos

    En realidad perdió parte de su diseño exclusivo en cuanto a la versión Hatchback, no tanto en las versiones de USA y Brasil, con los tres volúmenes, aún cuando a muchos les sigue gustando las versiones anteriores, quizás sea un tema de acostumbrarnos; en mi caso supimos tener un 3 volúmenes versión 2.0 Si que realmente era una maravilla.

    Saludos.

  • Larga vida al Civic, un modelo que no entiende de modas y corrientes de mercado, él a su rollo. Me encanta que los coches tengan tanta personalidad.

  • Yordinokio

    Su diseño es una “rareza”, a mi personalmente me parece excepcional y puede que un 9/10 lo considere como un coche FEO, MUY FEO, FEO QUE TE CA….., para alguien que le gusta la tecnología y el diseño como a mi diseño es muy atractivo y de seguro aunque será un incomprendido TIEMPO AL TIEMPO este coche va a gustar cada vez más… así es amigos es un Honda Civic o te gusta o lo odias.

  • Yordinokio

    Su diseño es una “rareza”, a mi personalmente me parece excepcional y puede que un 9/10 lo considere como un coche FEO, MUY FEO, FEO QUE TE CA….., para alguien que le gusta la tecnología y el diseño como a mi diseño es muy atractivo y de seguro aunque será un incomprendido TIEMPO AL TIEMPO este coche va a gustar cada vez más… así es amigos es un Honda Civic o te gusta o lo odias.

  • Pingback: Honda Civic 1.6 i-DTEC 120 CV Sport, prueba de consumo()