comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
SEAT

8 MIN

SEAT León a prueba. Las claves del nuevo compacto de SEAT y análisis de un equipamiento modesto Reference

SEAT está de enhorabuena y no es para menos. El superventas de la marca se ha renovado y ya va camino de su tercera generación. Los compactos arrasan en Europa y por esa razón el SEAT León es también el producto que está llamado a representar a todos los modelos de la marca española. Por si no fuera poco, el nuevo SEAT León SC también solventa la eterna demanda de los clientes de la marca, la necesidad de un León de tres puertas que se diferencie por un aspecto más deportivo y si cabe juvenil.

Si nos fijamos únicamente en su apariencia, destaca el parecido entre el SEAT León y su hermano pequeño, el Ibiza. Por eso mismo no perdimos el tiempo cuando nos juntamos con Cristian Calvo e Ignasi Casanovas, responsables de productos medianos y pequeños de Seat, respectivamente, para pedirles que defendieran la mejor compra ¿Ibiza o León? Pero lo cierto es que el León lleva su propio rumbo y los parecidos estéticos con el Ibiza no pretenden redundar en otra cosa que no sea lograr una imagen de marca más fuerte y homogénea. La tecnología, el equipamiento, la calidad y el espacio, se encargarán de hacer el resto para convencernos de comprar un SEAT León frente a un Ibiza.

Desde un acabado muy básico como es el Reference y con algún extra asequible como las llantas de aleación de 16”, el resultado de este SEAT León no desmerece para nada el logrado por las versiones de gama alta, como el FR.

Antes incluso de ponerme al volante del SEAT León me cuesta convencerme de que estamos ante algo más que un Volkswagen Golf con una carrocería diferente. Lo mejor del León está en su apariencia moderna y juvenil, frente al toque sobrio y, si me lo permiten, conservador de su hermano alemán. Podríamos habernos dado un homenaje reservando un León FR potente y con todos los extras, pero nos guste o no esa no será la imagen de la mayoría de los Seat León que veamos por la calle, que además en un alto porcentaje serán de cinco puertas.

Nos llevamos un SEAT León Reference con un acabado muy modesto, con llantas de acero de serie. Aunque por 385 euros las llantas de aleación de 16”, que se aprecian en nuestra unidad de pruebas, son siempre una buena inversión para mejorar el apartado estético. Con un acabado FR, con unas llantas de 17” o incluso con unos faros LED y un techo panorámico opcional, este SEAT León mejora muchísimo, pero desde la gama de acceso ya vemos que este modelo no tiene nada que envidiar a cualquiera de sus rivales, ni tan siquiera con una carrocería en uno de los colores más sobrios de la paleta, plata estrella.

Un detalle que nos llama la atención desde el principio se aprecia en los tiradores de las puertas traseras. Como SEAT ya tenía pensado desde el principio lanzar un León de tres puertas consideraron que este cinco puertas ya no necesitaba camuflar estos tiradores en el pilar trasero.

El SEAT León es bastante corto para su segmento, se lleva menos de 20 centímetros con su hermano pequeño el Ibiza, aún así se diferencia por tecnología, espacio y una mayor calidad en todos los aspectos.

No me crucifiquen si a lo largo de la presente prueba hacemos referencia una y otra vez al último Volkswagen Golf. Uno de los aspectos más importantes de la nueva generación del SEAT León lo tenemos debajo de su carrocería, la plataforma MQB del Grupo Volkswagen. Gracias a esta el nuevo SEAT León es más corto que su predecesor y que muchos de sus rivales, con tan solo 4,24 metros de longitud. Con esta plataforma, motores más pequeños y la construcción de la carrocería con aceros de alta resistencia, el León presume en su combinación de motor y transmisión más ligera de 90 kilogramos menos que su predecesor.

Pero por suerte sigue siendo igualmente espacioso, para la carga y para los pasajeros de las plazas traseras (muy correcto en altura y en espacio libre para las piernas), con una plataforma que ha crecido 58 milímetros en batalla. Tenemos un maletero con un volumen justo, de 380 litros, aunque no resulta el más práctico de su categoría por tener una base que está muy por debajo de la boca de carga. Un doble fondo no hubiera venido nada mal, pero también hubiera limitado el espacio útil. Los pasos de rueda limitan las cotas del maletero, en anchura. Pero a su favor también tenemos que decir que este maletero es considerablemente profundo, incluso teniendo en cuenta que por 49 euros podemos incluir rueda de repuesto temporal (de tipo galleta) sin que el espacio se resienta.

Este Reference ya cuenta con una práctica banqueta posterior plegable en dos piezas 60/40, para ampliar el espacio de carga hasta los 1.210 litros. El acceso al maletero se practica tirando del propio emblema de Seat en el portón trasero (véase imagen con este detalle).

La calidad de los ajustes, incluso con materiales sencillos, es bastante alta. El acabado Reference carece de volante y pomo del cambio forrado en piel.

El Seat León presenta un salpicadero ligeramente orientado hacia el conductor. Ni en esta versión de acceso Reference ni en las superiores, apreciamos materiales de gran nobleza en los revestimientos del salpicadero y las puertas, pero lo cierto es que la sensación del tacto y los ajustes es realmente buena. En esta versión Reference echo de menos un revestimiento de piel para el volante y el pomo de la palanca de cambios, sinceramente desmerece la sensación de calidad del resto del habitáculo, pero este equipamiento ya viene de serie con el acabado inmediatamente superior del León Style. El climatizador bizona también es opcional (345 euros).

Los asientos de tela más básicos, a pesar de ser muy sencillos, tienen buen mullido y son cómodos, aunque quizás pequen de ser algo blandos. Si queremos algo mejor tendremos que optar a un acabado Style y opcionalmente a tapizados de Alcantara (aprox. 691€ según versión) o piel (1.470€ según versión). La banqueta posterior cuenta con tres reposacabezas y una plaza central bastante ancha relativamente cómoda para su categoría, salvo por la falta de mullido del respaldo. Esta plaza además tiene un túnel central que limita el espacio para las piernas y no cuenta con salidas de aire centrales para el equipo de climatización. La base de la banqueta posterior es prácticamente uniforme en toda su extensión.

En esta versión la regulación en altura del asiento del acompañante es opcional (74 euros) y también podemos optar a regulación lumbar para el conductor (59 euros).

Existen cuatro opciones diferentes para el equipo multimedia táctil, desde el más sencillo con pantalla táctil de 5” y de serie con acabado Reference hasta el más avanzado con pantalla de 5,8” y navegación.

En lo tecnológico también hay que decir que este SEAT León ha supuesto un salto cualitativo respecto a su predecesor. SEAT ha conseguido desmarcar su producto con la posibilidad de incorporar faros LED integrales (opcionales en acabado Style por unos 1.174 euros). También podemos optar a un asistente de iluminación de largo alcance (a velocidades superiores a 60 km/h), detector de somnolencia, detector de cambio involuntario de carril con asistencia activa.

Cambiando de tema, desde este acabado tan básico y modesto denominado Reference ya podemos contar de serie con el Media System Touch. Se trata de una interfaz táctil con pantalla de 5 pulgadas para el equipo multimedia, muy sencilla e intuitiva y con conexiones USB y Aux-In. Con este acabado el Bluetooth supone 133 euros extra, pero en el caso de los acabados Style y FR ya viene equipado de serie.

Opcionalmente también existe un equipo multimedia, el Media System Plus, con pantalla de 5,8 pulgadas, sintonizador DAB y gráficos con mayor definición. Para optar al navegador tendremos que equipar el sistema más alto de gama, el Navi System con pantalla de 5,8 pulgadas que también muestra las indicaciones de la ruta entre el velocímetro y el cuentarrevoluciones.

Diésel con más de 100 CV y un equipamiento correcto por menos de 18.000 euros

31
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Configurar un Seat León diésel con más de 100 CV y una dotación de equipamiento adecuada requiere invertir algo menos de 18.000 euros y optar a un Reference con algunos extras o un acabado Style.

Para terminar esta primera parte de la prueba hablaremos con los detalles concretos y el precio de esta unidad de pruebas. Hablamos de un Seat León Reference que con promociones actuales parte de los 13.570 euros. La unidad probada, con un motor diésel de 105 CV, asciende a 20.300 euros de tarifa pero con el descuento de 4.000 euros está disponible por 16.300 euros.

En cuanto a los extras ya habíamos mencionado que esta unidad cuenta con un acabado de pintura Plata Estrella (493 euros), radio Media System Colour 5” y Bluetooth (247 euros), climatizador bizona (345 euros), Pack Lifestyle con llantas de aleación de 16” DESIGN y faros antiniebla con función cornering (424 euros), sensor de parking trasero (247 euros) y rueda de repuesto temporal (49 euros). En total, con extras, el precio de esta unidad se situaría en aproximadamente 17.900 euros.

No te vayas muy lejos. Mañana en la segunda parte de la prueba os hablaremos con detalle de dinámica y motores, uno de los apartados más importantes del nuevo Seat León.

En Diariomotor: SEAT Ibiza y SEAT León: ¿cuál es la mejor decisión de compra? | Seat León SC, presentación y prueba en Barcelona

Vídeo destacado del SEAT León