Peter Schutz: el hombre que en los ochenta salvó al Porsche 911

 |  @davidvillarreal  | 

Lo creas o no, el futuro del Porsche 911 ha pendido de un hilo en diferentes momentos de sus cincuenta años de historia. Hoy en día Porsche no tendría ningún sentido sin su coupé de referencia, el deportivo que mejor plasma el espíritu clásico y el respeto a las tradiciones, salvando todos los inconvenientes posibles con la tecnología que estrena generación tras generación. Aunque a estas alturas ya parezca un cliché, esa es la razón por la cual siempre decimos que cada nuevo Porsche 911 es mejor que el anterior.

A día de hoy el Porsche 911 goza de buena salud comercial. Incluso si ese no fuera el caso, Porsche ya se ha preocupado de completar su gama con modelos de volumen, los Cayenne, los Panamera, los diésel, que aporten la rentabilidad económica que preserve el futuro del 911. Pero en los años ochenta la suerte ya estaba echada, el Porsche 928 había sido concebido para dar carpetazo al nueve once, con un concepto totalmente nuevo más cercano al gran turismo y dispuesto a solventar los achaques de la edad de los Porsche 911 de los años 70.

En solo tres semanas, Peter Schutz había llegado a Porsche y había movilizado a todos para considerar de nuevo la decisión de abandonar la evolución del 911 y mantener el desarrollo del deportivo que mejor preservaba el espíritu de Porsche.

Fue entonces cuando llegó Peter Schutz, alemán de nacimiento y estadounidense de adopción. A petición del propio Ferry Porsche, Schutz se presentó como candidato para presidir Porsche. Tras salir elegido y llegar a Stuttgart se encontraría, tal y como reconoció años después, con una compañía que había perdido la motivación. Los nuevos 928 y 924 no despegaban, el Porsche 911 mantenía el tipo pero sus ventas seguían cayendo. Pero eso no era lo peor, la decisión de acabar con el Porsche 911 ya se había tomado y el desarrollo de futuras evoluciones se había detenido.

En su tercera semana de trabajo Peter Schutz se reunió en el centro de desarrollo de Weisach con el gran Helmuth Bott, responsable de muchos desarrollos del 911 y artífice del espectacular Porsche 959. Peter se encontró con una pizarra en la que figuraban el plan de evoluciones de tres modelos: 928, 944 y 911. Mientras los dos primeros ya tenían un programa planificado, todas las evoluciones para el 911 se habían detenido. Fue entonces cuando Schutz tomó un rotulador y alargó la línea de vida del Porsche 911 escenificando la decisión, la suerte del Porsche 911 aún no estaba echada.

Entonces preguntó a Bott: “Professor Bott, ¿entiendes lo que quiero decir?”. Y Bott no tuvo más remedio que asentir y reconocer que este germano-estadounidense estaba dispuesto a cambiar el rumbo que inició su predecesor en el cargo Ernst Fuhrmann.

En apenas siete años de dirección de Peter Schutz, las ventas del Porsche 911 llegaron prácticamente a duplicarse y volver a repetir los mejores datos de comienzos de los años 70.

Peter Schutz tenía grandes planes para preservar el futuro del Porsche 911. En memoria del antiguo Porsche 356 no dudó en retomar la idea de un descapotable de raza que fuera más allá de la alternativa del Targa. Así regresarían, para quedarse, los Cabriolet de Porsche e incluso los primeros 911 Speedster con el techo rebajado y construidos en honor a su homónimo del antiguo 356.

Porsche había tomado un nuevo rumbo, pero un rumbo que no prescindiría de su icono más clásico, el 911. Basta decir que en la era Schutz, Porsche remontó sus ventas, acabó con la crisis que había puesto en una situación comprometida a la marca cuando llegó y expandió la marca en Estados Unidos, un mercado que a día de hoy sigue siendo uno de los más importantes para los de Stuttgart.

Peter Schutz también sería responsable de la llegada de los 911 de tracción total y, por supuesto, del espectacular Porsche 959.

Aún hay más. Desde que llegó a Porsche, el bueno de Schutz no dejó de proponer ideas que a priori podían parecer descabelladas. Quiero un descapotable, quiero un Grupo B, quiero tracción total… Schutz reconoce que ante propuestas tan arriesgadas los ingenieros alemanes siempre le respondían que lo que estaba pidiendo no era técnicamente posible, ante lo cual, ya se habían puesto manos a la obra para tratar de que sí fuera técnicamente posible. De ideas tan descabelladas como estas nacería el Porsche 959, pero eso es un tema que ya trataremos en otro artículo…

Antes de marcharme no quería desaprovechar la oportunidad de recomendaros la lectura de la entrevista a Peter Schutz de la revista 9 Magazine, una publicación estadounidense para entusiastas del Porsche 911. La historia también la trataron hace años en Road and Track. Desde el punto de vista más empresarial y económico, también es muy recomendable la entrevista que le realizó Forbes en 2012 (en este enlace se puede leer un breve extracto).

Como bonus, un par de vídeos de la nueva dedicación de Peter Schutz, los discursos de motivación.

En Diariomotor Altas Prestaciones: 50 años de 911. Medio siglo al son de un bóxer

Lee a continuación: Porsche 911 GT3 RS: nuevos detalles de la versión aún más radical

Solicita tu oferta desde 109.091 €
  • Roberto

    En ocasiones ser testarudo , da buenos frutos. No es el primero.

  • Patek

    Genio y figura del management.

  • xingular

    Tampoco tendría setnido VW sin el escarabajo, ni SEAT sin el 600, o mercedes sin el ala de Gaviota. Lo siento pero no.

    Porsche ha hecho siempre magníficos coches. Y así seguirá siendo y no habrá ninguna tragedia.
    Seguiremos queriendo comprar deportivos Porsche, o berlinas o monopatines. Por que seguirán siendo productos excelsos.

    Si el 911 desaparece, otro se pondrá en su lugar.

    De hecho con una versión tocha del Cayman al 911 se le echa/ría poco de menos.

  • Hexic

    El 911 le debe mucho a este hombre. Y Porsche le debe mucho al 911: imagen de marca (todos los modelos de la gama Porsche encuentran en su diseño claras derivaciones del diseño del 911), prestigio, reconocimiento internacional, innumerables éxitos en competición, alguna de las máquinas más rápidas, exclusivas y deseadas de todos los tiempos, como el 959, éxito comercial (si bien es cierto que Porsche no ha vivido ni puede vivir única y exclusivamente del 911), etc. Si algún día llega un sucesor para esta leyenda, espero que se convierta en otro mito como pasó con el Golf, sustituto del Escarabajo original.

  • Martita206RC

    que fuerte que esas gafas se llevaran por aquel entonces hahah! de todos modos le tengo que dar las gracias a este señor por crear el 911 cabrio , y por traerlo a EEUU!Aunque puede que se arrepintiera de ello , porque Lindsay Lohan estrello uno la semana pasada , hahaha

    • Julius LC

      En qué siglo naciste alma de cántaro???

      • Martita206RC

        que quieres decir?

        • Julius LC

          Que hay poca innovación en las modas y la mayoría de complementos copian a décadas anteriores. Esas gafas estuvieron de moda antes y despues… Sólo eso.

  • rosenperales

    Aún así, hace falta destacar el cambio de la filosofía que se llevo a cabo en todo el proceso de producción y logístico en los años 90. Más que las decisiones de Herr Schutz de coger el rotulador…
    Se introdujo el Lean Thinking, traído de Toyota-Japon, frente a la filosofía “Made in Germany” a base de tecnología punta. Para ello se contrató a Chihiro Nakao como “sensei” y éste llevo a cabo una auténtica revolución en la forma de trabajo. Inicialmente fue muy mal acogida por los trabajadores alemanes, pero fue gracias a ello la causa por la que Porsche no murió.
    Si a alguien le interesa el tema puede encontrar la historia en el libro “Lean Thinking. de Womack y T. Jones”

    • xingular

      Esto es lo mas LOL que he leído. Ahora Porsche es Japonesa.

      • rosenperales

        Aquí nadie ha dicho que Porsche sea Japonesa. He hablado de la forma de trabajo, de metodologías, de procesos… distintos a los usados hasta el momento, y que funcionan desde hace muchos años en Japón con TOYOTA como referente. Te invito a que leas un poco más del tema antes de poner “LOL”.

        • xingular

          Ya tuve que tragarme leer cosas así en la carrera. Todo para sacar la conclusión de que lo que dice un único libro no va a misa. Y que lo que hacen los autores es hacer autobombo.
          De igual forma que en Porsche no fue únicamente eso lo que la salvó ni la filosofía a aplicar.
          De hecho, si te fijas, en Porsche siguen ofreciendo listas sin fin de opciones. Cosas que el método de Toyota no permite.
          Ni fueron a Japón a por un salvador.

          Tal vez, tu deberías leer MAS libros y hacer un balance de lo que lees. No hacerte con tu biblia particular y ¡hale, a difundirla!

      • Anonymous

        LOL pero mira que eres paleto. ¿O quizá es que la realidad resulta demasiado dolorosa?

        • rosenperales

          Bueno, veo que sólo sabes contestar con LOL y cosas sin fundamento. Nada más que decir. Los mensajes espero que a los otros lectores les sirvan, la info que di no iba para ti.

          • Anonymous

            Mi mensaje tampoco iba para ti. A lo mejor no te diste cuenta de ello. Repasa el hilo anda.

        • xingular

          No sé quien eres ;) Para empezar.
          Segundo, la realidad es que jamás has tocado un tornillo y deberías irte de aquí.

          • Julius LC

            Sí, las gafas gafas que tampoco usan la mitad de los españoles porque leer debería ser gratis…